(CNN) - Los opioides sintéticos, como el fentanilo han sobrepasado los opioides prescritos como la causa número uno de muerte en la epidemia de opioides, según un nuevo reporte.

El informe, publicado este martes en el diario JAMA, calculó el número y porcentaje de muertes por sobredosis relacionadas con opioides sintéticos en Estados Unidos entre 2010 y 2016 usando certificados de defunción del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales. Los investigadores encontraron que cerca del 46% de las 42.249 muertes por sobredosis, en 2016, involucraron opioides sintéticos como fentanilo, mientras que el 40% involucraba drogas prescritas.

Las cifras muestran un aumento de tres veces más de las muertes con opioides sintéticos respecto a 2010, año en el que las drogas sintéticas estuvieron involucradas en aproximadamente el 14% de las muertes por sobredosis.

“Es preocupante. Creo que sigue muy de cerca la mayor disponibilidad de opioides sintéticos ilícitos que están llegando a Estados Unidos”, dijo Christopher Jones, director del Laboratorio Nacional de Políticas de Salud Mental y Sustancias en la Agencia de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias, que lideró el reporte.

El documento no incluye aquellos certificados que no incluyen un tipo de droga específico, lo que significa que el número absoluto de muertes relacionadas con sobredosis de opioides probablemente está subestimado, según Jones.

“Entre el 15 y 25% de las muertes por sobredosis no especifican qué droga se usó”, agregó Jones. “Entonces los números reales son probablemente más altos”.

El fentanilo es un opioide sintético que es entre 50 y 100 veces más poderoso que otros opioides como la morfina, la heroína y la oxycodona, según Lindsay LaSalle, abogada sénior del equipo de la organización sin fines de lucro, Drug Policy Alliane, que no estuvo involucrada en el más reciente reporte.

Aunque el fentanilo puede ser prescrito por un médico para sentir alivio, se cree que la gran mayoría de casos de sobredosis son resultado de la producción y distribución ilícita.

“Casi todo el aumento de muertes por sobredosis están atribuidas a fentanilo fabricado ilícitamente, no al fentanilo farmacéutico del que se ha abusado o ha sido desviado. Y sabemos eso porque el número de prescripciones de fentanilo farmacéutico ha permanecido relativamente estable en la última década, mientras que la incautación de fentanilo manufacturado se ha disparado”, dijo LaSalle.

LaSalle dice que el fentanilo fabricado ilícitamente está entrando al mercado y siendo mezclado con heroína, de manera que los consumidores tienen productos adulterados y no están al tanto de ello. “Entonces su riesgo de sobredosis se eleva sustancialmente”, dice ella.

Esta es la primera vez que los opioides sintéticos han sobrepasado a los opioides prescritos —como oxycodina e hidrocodona— y la heroína como primera causa de muertes relacionadas con sobredosis por opioides, según el reporte.

En 2016, el 46% de las muertes por sobredosis de opioides involucró opioides sintéticos y el 40% involucró drogas prescritas y el 37% de muertes involucraron heroína, según el reporte.

Hay un gran número de razones detrás del reciente aumento del uso del fentanilo en Estados Unidos. Tal vez el más grande es su bajo costo. Los opioides sintéticos, que pueden ser producidos en masa en un laboratorio, son mucho más baratos de hacer que otros tipos de opioides, que son derivados de la planta de amapola, según LaSalle.

El nuevo reporte también encontró que cerca del 80% de las muertes que involucran opioides sintéticos también involucraron otras drogas como otros opioides (50%), cocaína (22%), benzodiazepinas (17%), alcohol (11%) y antidepresivos (5%).

Esto sugiere que la gran mayoría de muertes relacionadas con opioides son probablemente el resultado de, ya sea la mezcla intencional de drogas o por contaminación de otras drogas con fentanilo, según Jones.