CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

Protestas en Armenia: ¿qué sucede a partir de ahora?

Por Ana María Luengo-Romero

(CNN Español) – El descontento regresó a las calles de Armenia después de que el parlamento fracasara en su intento por nombrar a un nuevo primer ministro, prolongando la inestabilidad política en el país.

Este martes, legisladores del partido de gobierno –el Partido Republicano– bloquearon la candidatura del líder de la oposición Nikol Pashinyan, el único aspirante convertirse en primer ministro. Esto dio lugar a que Pashinyan convocara una jornada nacional de protesta este miércoles.

En abril, el entonces primer ministro Serzh Sargsyan presentó su renuncia tras días de manifestaciones en esta antigua república soviética, que limita con Azerbaiyán, Turquía, Irán y Georgia.

¿Qué medidas han tomado los manifestantes?

Los manifestantes llevaron su protesta a las calles de la capital, Ereván: exigen al parlamento que respalde la elección de Pashinyan.

Este miércoles, la capital armenia quedó paralizada. Hay bloqueos en las carreteras que llevan al principal aeropuerto de Ereván, lo que ha obligado a algunos pasajeros a abandonar sus autos y llegar hasta la terminal a pie. También se han bloqueado los accesos a los edificios gubernamentales, entre ellos el del Ministerio de Defensa.

publicidad
Armenia protestas

Seguidores del líder opositor Nikol Pashinyan protestan en las calles de Armenia. (Crédito: AP Photo/Thanassis Stavrakis)

Marina Gasparyan, una de las manifestantes, le informó a CNN que »la única exigencia de quienes protestan es que el Partido Republicano vote el próximo 8 de mayo a favor de Nikol Pashinyan durante la próxima votación».

Pashinyan se unió a las manifestaciones que tuvieron lugar en Ereván este miércoles. El líder opositor le dijo a la agencia estatal de noticias Armenpress que si llegan a ser provocados con actos violentos no responderán con violencia.

¿Qué pasa ahora en el Parlamento?

El parlamento armenio celebrará una segunda ronda de votaciones el próximo 8 de mayo. La sesión deberá comenzar al mediodía, hora local. Si, por segunda vez, el parlamento no elige al primer ministro interino, se tendrá que convocar a nuevas elecciones.

Tras casi nueve horas de debate este martes, 56 legisladores votaron contra Pashinyan y 45 a favor, según informó la agencia estatal Armenpress. Para ser elegido primer ministro, necesita al menos 53 votos.

La cámara está controlada por el Partido Republicano, que en las elecciones parlamentarias de 2017 obtuvo 58 de los 105 escaños.

Pashinyan fue nominado por la facción opositora Elk, que cuenta con nueve escaños. También tiene el respaldo de otros dos bloques opositores: Tsarukyan, con 31 escaños y ARF, con 7, de acuerdo a la agencia oficial de noticias armenia. Pero no son suficientes: para ganar la votación, Pashinyan necesitará que miembros del Partido Republicano lo apoyen.

A través de un comunicado publicado en Armanpress, el primer ministro en funciones Karen Karapetyan, del gobernante Partido Republicano, instó a los legisladores »a mostrar el deseo, la determinación y la flexibilidad y sentarse a la mesa negociadora» para resolver la situación política actual.

»Constitucionalmente, el primer ministro sólo puede ser nombrado en el Parlamento. No existe otra solución, ni en la teoría, ni en la práctica» recordó.

El origen de las protestas

Serzh Sargsyan, quien ocupó la presidencia del país durante dos mandatos de cinco años, fue nombrado primer ministro el pasado 17 de abril, apenas ocho días después de que terminara su gobierno. Lo anterior a pesar de que en el pasado había anunciado que no buscaría convertirse en primer ministro del país.

Su nombramiento no fue bien recibido. Miles de personas salieron a las calles de Ereván para protestar contra lo que muchos consideraron un intento por aferrarse al poder de forma inconstitucional.

En 2015, Sargsyan impulsó una serie de cambios constitucionales con los que la figura del primer ministro adquirió más poder que la del presidente. Situación que despertó las alarmas sobre la posible instalación de un gobierno autoritario en el país.

El pasado 9 de abril, Sargsyan presentó su renuncia como primer ministro, tras once días de protestas. La noticia de su renuncia fue celebrada en las calles de la capital armenia. Y, durante una reunión de emergencia del gobierno, el viceprimer ministro Karapetyan fue nombrado para asumir el cargo temporalmente.

El hombre elegido por Sargsyan para reemplazarlo, Armen Sargsyan (no hay relación familiar entre ellos), juramentó como presidente el pasado 9 de abril.

De acuerdo con Laurence Broers, un investigador asociado de los grupos de reflexión de Chattam House en sus programas de Rusia y Euroasia, el descontento con Sargsyan no es nuevo: se gestó durante años.

Debió luchar para legitimar su presidencia tras la muerte de 10 personas durante las protestas que provocó su primera victoria electoral en 2008, explicó Broers. Además, el conflicto con Azerbaiyán en abril de 2016 también tuvo un impacto negativo.

Mientras tanto, la población armenia veía cómo su país pasaba de ser un ejemplo de democratización tras el colapso de la Unión Soviética a estar estancado en manos de una oligarquía arraigada. Muchos ciudadanos, aseguró Broers, optaron por abandonar el país.

»Serzh Sargsyan se transformó en un político que no ejercía liderazgo, que no encaminaba a Armenia hacia el lugar dónde tenía que ir», sostuvo Broers. Sin embargo, a consideración de este analista, merece el reconocimiento de haber dimitido antes de utilizar la violencia para aferrarse al poder.

¿Quién es Pashinyan?

Pashinyan, quien ha encabezado las recientes protestas, es el líder del partido Civil Contract y en el pasado fue periodista. También se presenta como una figura rebelde: hay imágenes en las que aparece movilizando a las multitudes durante las protestas el mes pasado, mientras vestía ropas de camuflaje y tenía una mano vendada.

El líder opositor ha llamado a la desobediencia civil, pero insistiendo en que debe tener un carácter pacífico. En abril pasado, Pashinyan estuvo arrestado por poco tiempo durante las protestas. Fue liberado justo antes de que el entonces primer ministro Sargsyan anunciara su dimisión el 23 de abril.

En los últimos años, Armenia ha sido escenario de pequeñas manifestaciones que con el paso del tiempo fueron creciendo. Está el respaldo de un sector de la población joven que no tiene recuerdos de la era soviética, según Broers.

Ciudadanos de Armenia salieron a las calles a protestar para que el parlamento vote a favor del líder Nikol Pashinyan.

Este analista, no le atribuye todo el crédito de las recientes protestas a Pashinyan. Sin embargo, aseguró que esta figura de oposición »ha sido clave al sacar partido del deseo y la necesidad de cambio’.’

El punto decisivo ahora, indicó Broers, es si Pashinyan tiene la capacidad de construir una coalición», porque la gente debe abandonar la calle y realizar el trabajo institucional.»

De continuar la violencia, el país podría desestabilizarse y poner en peligro los intereses adquiridos por la élite del Partido Republicano, añadió Broers. Otra razón para llegar al consenso político. Los legisladores también tener en cuenta el riesgo de que Azerbaiyán saque partido de la inestabilidad en su país vecino, señaló Broers.

¿Qué papel juega Rusia?

Rusia y Armenia mantienen estrechas relaciones. Armenia es miembro de la Unión Económica Euroasiática, un organismo internacional respaldado por Rusia. Moscú es también un importante proveedor de material militar para Ereván.

Aunque Rusia no comparte frontera con Armenia, sí ejerce una importante influencia regional. En 2016, cuando se produjeron enfrentamientos entre Azerbaiyán y la región de Nagorno-Karabakh –respaldada por Armenia– el gobierno ruso consiguió un cese al fuego.

Los funcionarios rusos han medido sus respuestas a las recientes protestas en Armenia. Tras la renuncia de Sargsyan, la portavoz de la cancillería rusa Maria Zakharova envió un mensaje de apoyo a través de Facebook. »Un pueblo que tiene la fortaleza, incluso en los momentos más difíciles de su historia, de mantener la unidad y el respeto hacia el otro –pese a sus diferencias categóricas– es un gran pueblo», sostuvo. »Armenia, Rusia siempre está contigo», insistió.

Pero, el Kremlin también sospecha de lo que los funcionarios rusos han denominado »revoluciones coloridas»: levantamientos democráticos que llevaron a la salida de gobiernos aliados en Ucrania, Georgia y otros lugares, así como en protestas de la oposición en Rusia.

¿Qué opinan otros países?

La Unión Europea ha hecho un llamado a todas las partes en conflicto a »evitar la confrontación y a mostrar moderación y responsabilidad, como ha ocurrido en días recientes’.’
En un comunicado posterior a la primera votación en el parlamento armenio, la portavoz de asuntos exteriores de la Unión Europea, Maja Kocijancic, dijo que la organización continuaba incitando a todas las partes »a participar en un diálogo comprehensivo.»

El Departamento de Estado de EE.UU. pidió el pasado sábado a todas las partes »participar en negociaciones de buena fe» para formar un nuevo gobierno apegado a la constitución nacional. »Seguimos elogiando la naturaleza pacífica de las protestas, y confiamos en que la fuerzas de seguridad y aquellos que ejercen el derecho a protestar de forma pacífica permanecen comprometidos al uso de la no violencia en días venideros», señaló.

Con información de Laura Smith-Spark, Sheena McKenzie y Gianluca Mezzofiore.