(CNN) - Las autoridades hawaianas exhortan a los turistas a permanecer alejados mientras los residentes de Leilani Estates regresan para revisar su vecindario, que se ve amenazado por la lava y los gases tóxicos que salen de las fisuras en la subdivisión.

El volcán Kilauea de la Big Island hizo erupción el jueves, arrojando roca derretida y altos niveles de dióxido de azufre.

Surgieron griegas en la zona de la falla este del volcán, un área de fisuras a kilómetros de distancia de la cima del volcán. Todos los residentes de Leilani Estates, una comunidad de aproximadamente 1.700 personas cerca del extremo oriental de Big Island, y los cercanos Jardines Lanipuna recibieron la orden de evacuar.

LEE: ¿Por qué vivir cerca del volcán de Hawai? Un vulcanólogo responde

Tras la erupción tuvo lugar un sismo de magnitud 6,9 el viernes.

Para el momento, 10 fisuras habían aparecido y 26 casas habían sido destruidas. El Observatorio del Volcán de Hawai dijo que la expulsión activa de lava y gases venenosos continuaba.

El volcán Kilauea ha estado erupcionando casi de forma continuada desde 1983, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

La actividad en la zona de la falla ha descendido y después ha vuelto a la grieta, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy. Cada uno de los episodios que han tenido lugar en este periodo de 35 años ha durado entre meses y años, pero no hay manera definitiva de predecir cómo la actividad volcánica continuará, según Guy.

Los residentes vuelven

Algunos residentes de Leilani Estates pudieron regresar a sus propiedades desde el domingo para recoger mascotas, medicinas y documentos importantes.

El domingo por la noche, Defensa Civil dijo que los residentes de Leilani podrían comprobar el estado de sus propiedades hasta nuevo aviso entre las 7:00 a.m. y las 6:00 p.m. hora local, con las autoridades en el lugar determinando cuáles áreas eran seguras para poder entrar.

"Tenga en cuenta que debido a condiciones inestables que involucran gases tóxicos, terremotos y actividades de lava, las líneas de seguridad pueden cambiar en cualquier momento. Debe estar preparado para abandonar áreas si es necesario", se informó en un comunicado.

"Por favor, los residentes de Leilani necesitan su ayuda. Este no es el momento para hacer turismo. Puede ayudar tremendamente quedándose fuera del área", dijo Defensa Civil, advirtiendo que la Policía había establecido una política de cero tolerancia al saqueo o el vandalismo.

Los gases volcánicos en Lanipuna Gardens significaron que los residentes no tuvieron acceso a ese vecindario, dijo.

"Gases volcánicos extremadamente peligrosos"

Las erupciones han liberado altos niveles de dióxido de azufre en el aire, según la agencia de defensa civil. La Agencia Federal para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades dice que el gas puede poner en peligro la vida.

Respirar grandes cantidades de dióxido de azufre puede provocar quemaduras en la nariz y la garganta y dificultades para respirar. Las personas mayores, los jóvenes y las personas con problemas respiratorios son especialmente vulnerables al gas, dijo la Agencia de Manejo de Emergencias del estado.

El Departamento de Salud de Hawai advirtió a los consumidores de que ninguna máscara vendida al público en general en las tiendas protegerá contra "los gases volcánicos extremadamente peligrosos" que se lanzan.

"La mejor manera de protegerte a ti y tu familia de los gases volcánicos extremadamente peligrosos es irte del área cercana al volcán que ha sido definida por la Policía y el Departamento de Bomberos", dijo.

Talmadge Magno, administrador de Defensa Civil del condado de Hawai, contó a la afiliada de CNN, KHON, el sábado que algunos primeros agentes de emergencias se habían visto afectados por los gases en la primera noche cuando los niveles eran particularmente altos, experimentando "dolores de cabeza y demás", pero se habían recuperado.

Incertidumbre

Corey Hale es uno de los residentes que se aloja en el Centro Comunitario Pahoa. Originalmente se estaba quedando con un amigo, pero luego optó por acampar en un estacionamiento.

"Quería estar con mucha gente", dijo Hale. "Simplemente me sentí mejor". Los voluntarios han mantenido a los evacuados seguros, bien alimentados y tienen suficiente café caliente listo por las mañanas.

Aún así, Hale desearía haber podido obtener más cosas de su casa en Lanipuna Gardens antes de irse, como una brújula que pertenecía a su bisabuelo, y otras reliquias familiares.

LEE: Sismo de 6,9 sacude a Hawai mientras habitantes huyen de las erupciones del volcán Kilauea

"En este punto, tengo lo que tengo en la espalda", dijo. "No me había dado cuenta hasta esta mañana, tengo un par de zapatos".

Mientras tanto, Shirley Doctor, residente de Leilani, pudo regresar brevemente a su casa de 38 años el domingo.

Doctor le dijo a la afiliada de CNN, KITV, que sus hijos habían invitado a amigos para ayudarla a empacar.

"Llegué a casa a buscar mis perros, eso fue lo más importante. Mis perros y mi cerdo ... Todo lo demás es solo material", dijo.

Otro residente, Steve Gebbie, le dijo a Stephanie Elam, de CNN, el sábado que inicialmente se quedó en casa cuando se ordenaron las evacuaciones. Pero cuando vio la lava en las calles cercanas a su casa en Leilani Estates, supo que tenía que irse.

Lava del volcán Kilauea en Hawai

Lava del volcán Kilauea en Hawai

No sabía qué sería de su casa, una que construyó con sus propias manos. "Ahora estoy tratando de descubrir qué traerá el futuro... Mi trabajo. ¿Tendré que mudarme a otro lugar en la isla?".

Lo importante primero

Jordan Sonner se ha estado quedando con un amigo desde que huyó de su casa justo a las afueras de Leilani Estates. Cuando Sonner compró su propiedad en 2016, sabía que el vecindario estaba a la sombra del volcán Kilauea.

MIRA: La fuerza del volcán Kilauea

También sabía que un día el volcán podría erupcionar, dijo Sonner, y la lava podría alcanzar el área. Pero ella estaba más entusiasmada con su hogar y ser propietaria por primera vez.

Sonner estaba en el trabajo esta semana cuando escuchó que la lava había estallado en su vecindario. "Fue un momento de pánico", dijo, "porque lo único que sabía era 'lava en Leilani'".

Después de la alerta falsa de misiles balísticos sobre Hawai, en enero, Sonner se dio cuenta de que no tenía un plan de emergencia. "Me lo tomé en serio, y preparé a mis perros y a mí mismo por si acaso algo sucediera".

Esta vez ella estaba lista. Tenía bolsas con su ropa, documentos importantes y lo que sus perros necesitarían. El único objeto que tomó fue una cadena que perteneció a su difunto padre.

"Siempre he dicho que es lo único por lo que volvería corriendo a un edificio en llamas, excluyendo a personas y animales", dijo. "No había nada tan importante".

- Steve Almasy y Dakin Andone contribuyeron a este reporte.