CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Gina Haspel ofreció retirar su nominación como nueva directora de la CIA

Por Barbara Starr, Pamela Brown, Veronica Stracqualursi

(CNN) — Gina Haspel ofreció este viernes retirar su nominación como la elegida del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para ser la nueva directora de la CIA después de que algunos funcionarios de la Casa Blanca expresaran su preocupación sobre su habilidad para ser confirmada, según le dijeron a CNN varias fuentes familiares con la nominación.

Durante la reunión, Haspel ofreció retirar su nominación si eso podía ayudar con la situación, dijeron dos de las fuentes.

Después, ese mismo día, el director de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca, Marc Short, y la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, fueron a la sede de la CIA, en Virginia, para hablar con Haspel, dijeron dos de las fuentes. Eventualmente la tensión pareció bajar, y hasta el momento, su nominación continúa, dijeron las fuentes.

El 13 de marzo de 2018, el presidente Donald Trump anunció que Gina Haspel, en la foto, fue elegida para ser la nueva directora de la CIA. Su nominación debe ser confirmada por el Senado.

Haspel enfrenta una audiencia de confirmación en el Senado este miércoles. Su nominación podría estar en peligro solo si pierde el apoyo de los republicanos, que tienen una leve mayoría en el Senado, de 51-49.

Las fuentes dijeron que Haspel participó en una sesión de práctica este viernes —llamada “la junta asesina”— para prepararse para la audiencia, una señal de que la nominación estaba avanzando.

Aunque la Casa Blanca ha estado preocupada por su involucramiento en el pasado con el controversial programa de interrogatorios de la CIA, altos funcionarios del Gobierno dicen que creen que Haspel será confirmada.

The Washington Post reportó primero el ofrecimiento de Haspel de retirarse de la nominación. Haspel, una veterana que ha trabajado en la CIA por 33 años, fue citada a la Casa Blanca para responder preguntas sobre su rol en el programa de interrogatorios.

Haspel teme volverse “la próxima Ronny Jackson”, el médico de la Casa Blanca que retiró su nominación como secretario de Asuntos de Veteranos en medio de cuestionamientos sobre su supuesta mala praxis en su trabajo, según le dijo un funcionario al Post. Jackson ya no trabaja como médico personal de Trump, pero permanece en la Unidad Médica de la Casa Blanca.

El diario dijo que Trump supo de la situación este viernes y llamó a los funcionarios mientras estaba en la convención de la Asociación Nacional del Rifle. Después de que inicialmente señalara que apoyaría cualquier decisión que fuera tomada, Trump decidió presionar para que Haspel siguiera siendo la nominada, según ese diario.

Para el sábado, Haspel había acordado seguir con su nominación, le dijeron funcionarios al Post. Tanto Short como Sanders declinaron hacer comentarios al Post sobre la oferta de Haspel para retirarse.

“No hay una persona más calificada para ser la primera mujer en liderar la CIA que Gina Haspel, una veterana de más de 30 años en la CIA”, escribió el sábado Sanders en Twitter. “Cualquier demócrata que diga apoyar el empoderamiento de las mujeres y nuestra seguridad nacional, pero se oponga a su nominación, es un hipócrita total”.

Raj Shah, el secretario de Prensa adjunto de la Casa Blanca, dijo en un comunicado este domingo que “la directora encargada (Gina) Haspel es una nominada altamente calificada que ha dedicado más de tres décadas al servicio de su país. Su nominación no será descarrilada por críticas partidistas que están de parte de ACLU sobre la CIA sobre cómo mantener a salvo al pueblo estadounidense”.

Dos potenciales puntos difíciles en la nominación de Haspel son su pasado en la supervisión del “sitio negro” de la CIA en Tailandia, en 2002, y su participación en la destrucción de videocasetes de la CIA que mostraban el ahogamiento de sospechosos de terrorismo, en 2005, aunque la CIA publicó una revisión interna el mes pasado absolviendo a Haspel de la responsabilidad.

El funcionario que condujo la revisión, el exdirector interino de la CIA, Michael Morrel, le dijo a CNN que Haspel simplemente había redactado un cable bajo instrucciones de su antiguo jefe, el exdirector de Servicios Clandestinos José Rodríguez, “que él envió, bajo su nombre y autoridad, ordenando que las cintas fueran destruidas”.

Un portavoz de la CIA le dijo a CNN este domingo que “ha habido un fenómeno fascinante en las últimas semanas. Aquellos que conocen verdaderamente a Gina Haspel —quienes trabajaron con ella, quienes la han ayudado a confrontar el terrorismo, a Rusia y otras amenazas incontables a nuestra nación— la apoyan casi uniformemente”.

“Cuando los estadounidenses finalmente tengan la oportunidad de ver la verdadera Gina Haspel, este miércoles, entenderán por qué es tan admirada y por qué ella es y será la líder más grandiosa para esta agencia”, dijo el portavoz.

— Pamela Brown, Jenna McLaughlin y Ryan Browne de CNN contribuyeron con este reporte.