(CNNMoney) - AT&T confirmó este martes en la noche que le pagó al abogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, en 2017 por “ideas para entender la nueva administración”.

Los pagos fueron revelados en un documento publicado por el abogado de Stormy Daniels, Michael Avenatti, este martes en la tarde.

Avenatti aseguró que Essential Consultants, una empresa de papel que creó Cohen antes de la elección presidencial para pagarle a Daniels, recibió un pago de varias corporaciones, incluyendo AT&T. En ese momento, AT&T buscaba la aprobación del gobierno para la adquisición de Time Warner, la empresa matriz de CNN.

Un documento publicado por Avenatti asegura que “Essential recibió 200.000 dólares en cuatro pagos separados de 50.000 dólares a finales de 2017 y principios de 2018 de AT&T”.

AT&T disputó los tiempos.

“Essential Consulting fue una de varias firmas con las que nos comprometimos en 2017 para que nos diera ideas sobre cómo entender la nueva administración”, dijo AT&T este martes. “Ellos no trabajaron legalmente o hicieron lobby por nosotros, y el contrato terminó en diciembre de 2017”.

La afirmación de AT&T, en esencia, es que Cohen le proporcionó información sobre lo que hacía funcionar a Trump.

  • Mira en este video: ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de la fusión entre AT&T y Time Warner?

Vender acceso o influencia con un presidente no es ilegal, pero tiene el tuffillo del llamado “pantano” contra el que Trump se reveló.

AT&T no aceptó hacer comentarios sobre la cifra total del pago, pero una fuente con conocimiento del asunto dijo que el total del mismo fue más de los 200.000 dólares que dijo Avenatti.

AT&T, una de las compañías más grandes del país, tiene varios problemas ante el gobierno, incluidos valiosos contratos gubernamentales y cambios a las llamadas regulaciones de "neutralidad de la red".

Pero el tiempo de los pagos al abogado de Trump es especialmente significativo por el momento en el que se hizo el acuerdo AT&T—Time Warner.

Cuando Trump era el nominado presidencial por el Partido Republicano, expresó su oposición al acuerdo de 85.000 millones de dólares el día en que fue anunciado.

Cuando Trump ganó la elección, hubo preguntas inmediatas sobre si el acuerdo podría ser bloqueado por el Departamento de Justicia.

Después de un largo año de revisiones, el Departamento de Justicia pidió bloquear el acuerdo el pasado mes de noviembre, diciendo que podría violar las leyes antimonopolio al afectar la competencia y llevar a un aumento de los precios en los pagos de los clientes.

AT&T y Timer Warner negaron que la compra causara aumentos en los precios de la televisión y dijeron que necesitan el acuerdo para competir mejor con los likes de Facebook, Google, Amazon y Netflix.

Los pagos a Cohen pararon en diciembre, según AT&T. En ese momento, las conferencias de estado previo al juicio estaban comenzando.

Al principio, la política parecía ser un tema importante del juicio. Citando la animosidad de Trump hacia CNN, AT&T y Time Warner aseguraron que su Departamento de Justicia estaba selectivamente reforzando las leyes antimonopolio, algo que el Departamento de Justicia ha negado. Pero AT&T y Time Warner no dieron evidencia de esto, y después de la audiencia, el juez del caso, Richard Leon, bloqueó el descubrimiento de ciertas comunicaciones de la Casa Blanca que abogados de AT&T y Time Warner habían buscado; las compañías descartaron ese argumento. Los sentimientos de Trump hacia CNN y el acuerdo nunca fueron mencionados durante el juicio.

AT&T no hizo comentarios más allá de su comunicado. Un portavoz del Departamento de Justicia también declinó hacer comentarios.

El juicio empezó en marzo y fue hasta finales de abril. Se espera que Leon comunique su decisión el 12 de junio, aunque ha dicho que podría ser antes.