(CNN) - El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció que llevará a cabo una petición formal de perdón porque su país no acogió en 1939 a cientos de judíos que huían del nazismo.

En una nota de prensa de este 8 de mayo, Trudeau explicó que el pronunciamiento se trata sobre la suerte que vivieron los pasajeros del buque MS St. Louis, que partió de la Alemania nazi el 13 de mayo de 1939 con unos 1.000 pasajeros, entre ellos 907 judíos que huían "desesperados" para buscar seguridad y refugio de su persecución.

MIRA: Este monumento es el más grande en el mundo que conmemora a los muertos del Holocausto

Los refugiados judíos a bordo del barco llegaron a Cuba donde, según el relato difundido por el gobierno de Canadá, no se les permitió desembarcar. "Posteriormente se les denegó la entrada a Estados Unidos y, finalmente, a Canadá, debido a nuestra política de inmigración discriminatoria de 'ninguno es demasiado' de la época", explica.

Imagen de archivo del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en la vigilia tras un ataque en Toronto. Abril de 2018. (Crédito: Cole Burston/Getty Images)

Imagen de archivo del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en la vigilia tras un ataque en Toronto. Abril de 2018. (Crédito: Cole Burston/Getty Images)

Fue por estas negativas que los refugiados se vieron obligados a volver a Europa, donde muchos de ellos acabaron en campos de concentración, explica Trudeau. Se sabe que 254 pasajeros de este barco murieron en el Holocausto, añade.

"Cuando Canadá negó el asilo a los 907 judíos alemanes a bordo del MS St. Louis, les fallamos no solo a esos pasajeros, sino también a sus descendientes y a su comunidad", dijo Trudeau durante la gala del 30 aniversario de la Marcha de los Vivos, un programa educativo anual para que estudiantes viajen a los campos de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau como tributo a los sobrevivientes y víctimas del Holocausto y a la fortaleza y resiliencia del pueblo judío.

MIRA: "El Holocausto es responsabilidad alemana"

Para el primer ministro, la disculpa "no traerá de vuelta a aquellos que murieron ni reparará las vidas sacudidas por la tragedia". Sin embargo, sí admitió que es una "responsabilidad colectiva reconocer esta difícil verdad, aprender de la historia y seguir luchando todos los días contra el antisemitismo para dar significado al juramento solemne: 'Nunca más'."

La disculpa, que tendrá lugar en la Cámara de los Comunes, aún no tiene fecha fijada.

La Alemania nazi, bajo el gobierno de Adolf Hitler, consideró a los judíos como una población racialmente inferior y una amenaza, y mató a cerca de 6 millones de judíos en Alemania, Polonia y la Unión Soviética y en otras áreas de Europa durante la Segunda Guerra Mundial.