(CNN) - La situación por la erupción del volcán Kilauea en Hawai y sus consecuencias continúan.

El volcán ha estado derramando lava, la misma que ha devorado carreteras y hogares, mientras emite peligrosos gases.

Ahora los científicos advierten sobre un cúmulo de otros posibles riesgos: lluvia ácida, un montón de cenizas cayendo y erupciones que podrían expulsar enormes rocas hacia el cielo.

LEE: Esto es lo extraño de la erupción en Hawai, según una geóloga

Estas plagas suenan casi bíblicas en cuanto a su frecuencia y furia. Son muchas para hacer un seguimiento. Estas son las principales amenazas:

No se puede determinar cuándo la actividad del volcán Kilauea, en Hawai, se detendrá.

Cenizas volcánicas

Lo que estamos viendo: el Kilauea ha estado en constante erupción prácticamente durante años, pero los sismos y los brotes de lava comenzaron en las últimas semanas. Ahora hay una mayor actividad en el cráter Halemaumau ubicado la cumbre.

De hecho, este miércoles hubo una explosión que produjo una enorme columna de cenizas sobre el cráter.

También podrían presentarse explosiones y columnas de cenizas aún más grandes en las próximas semanas, dijo el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

¿Qué las causa? Ese cráter tiene un respiradero –algo así como un cráter dentro del cráter–, con un lago inestable de lava en el interior. Hasta el momento, ese lago de roca fundida se está derramando.

LEE: ¿Por qué vivir cerca del volcán de Hawai? Un vulcanólogo responde

A medida que el lago de lava se reduce, las rocas al interior de las paredes del cráter caerán. Eso desencadenó la explosión de este miércoles, según explicó el USGS.

Se espera que este fenómeno continúe y que puedan haber grandes explosiones. Si la columna de lava cae al nivel del agua subterránea, el agua podría precipitarse hacia el vacío y crear grandes explosiones impulsadas por el vapor.

Las cenizas volcánicas que provienen de las explosiones son pequeñas partículas de roca y vidrio volcánico, que pueden dispersarse lejos debido a los vientos.

Cómo afecta a las personas: si hay suficientes cenizas, podrían hacer que el día parezca noche.

"Debido a la oscuridad inesperada durante horas del día... y al fuerte olor a azufre que a veces aparece durante la caída de ceniza, mucha gente describe la experiencia como espeluznante y aterradora, desorientadora y confusa, o terrible", detalló el USGS.

LEE: La gente ha intentado impedir el avance de la lava. Esta es la razón por la que han fracasado

No es común que se presenten graves problemas de salud, pero algunas personas pueden tener dificultades para respirar durante una intensa caída de ceniza, especialmente aquellos con ciertas condiciones como el asma. En general, todo el mundo debería evitar las cenizas en cuanto más sea posible. Aquellas personas que no pueden evitar quedar expuestas deberían usar máscaras faciales cuando estén en el exterior, recomendó el USGS.

Rocas voladoras

Lo que estamos viendo: ¿recuerdas esas explosiones en la cumbre impulsadas por el vapor, las que causa el agua subterránea que ingresa al vacío que deja la lava en retirada? Ahí está el problema.

Esos estallidos podrían destruir todo tipo de escombros: son "proyectiles balísticos" que van desde rocas pequeñas hasta bloques de varias toneladas, según el USGS.

Las piedras pequeñas podrían ser arrojadas a varios kilómetros de distancia, mientras que las enormes piedras alcanzarían a viajar más de 800 metros.

Cómo afecta a las personas: Afortunadamente, el área inmediata comprende principalmente un parque nacional y no está muy poblada. Una de las comunidades más cercanas –creativamente llamada Volcano– y sus aproximadamente 2.000 personas están a 4,8 kilómetros de la cumbre.

Pero el Parque Nacional de los Volcanes de Hawai permanecerá cerrado hasta nuevo aviso, porque a las autoridades les preocupa que pueda ocurrir una de esas explosiones impulsadas por el vapor.

'Vog' y lluvia ácida

Lo que estamos viendo: los volcanes en erupción expulsan peligrosos gases de dióxido de azufre. Si las condiciones son las adecuadas, ese gas y otros contaminantes pueden asentarse con la humedad y el polvo para crear una bruma llamada smog volcánico, o " vog", con pequeñas gotas de ácido sulfúrico.

Si bajo estas condiciones llueve, entonces se produce la lluvia ácida.

¿Qué la causa? Ya hemos tenido vog, pero principalmente al sur de la isla, sobre el océano, porque los vientos alisios lo han mantenido alejado en gran medida.

Pero se espera que los vientos se calmen el jueves y el viernes de esta semana, lo que posiblemente permitiría que el vog llegara a otras partes de la isla.

Debería llover sobre la Isla Grande de jueves a sábado. Las gotas de ácido sulfúrico del vog también caerían, por lo tanto, habrá lluvia ácida.

Cómo afecta a las personas: el vog parece ser el problema de salud más inmediato. En concentraciones altas, puede causar dolores de cabeza e irritación en los pulmones y los ojos, explicó la Universidad de Hawai en Hilo.

Los altos niveles de partículas ácidas en el vog "pueden inducir ataques de asma, especialmente en adolescentes, y también pueden impedir la capacidad del tracto respiratorio superior para eliminar otras partículas potencialmente dañinas", señaló el USGS.

Para las personas con asma y otros problemas respiratorios, "los efectos son mucho más graves, causando que las vías respiratorias en los pulmones se tensionen y dificultando la respiración", dijo la universidad.

Sin embargo, agregó: "No ha habido una evidencia clara de que el vog cause daño persistente a individuos normalmente sanos".

Explicar cómo la lluvia ácida afecta la salud humana es más complicado.

Caminar bajo la lluvia ácida o nadar en un lago afectado por la misma "no es más peligroso para los humanos que caminar bajo la lluvia normal o nadar en lagos no ácidos", sostuvo la Agencia de Protección Ambiental.

Pero la lluvia ácida puede contaminar los suministros de agua domésticos al disolver los metales de los materiales de construcción y de fontanería, explicó el USGS. Eso incluye los sistemas de cuencas de agua de lluvia que los residentes de Hawai tienen en sus techos para el agua potable.

Y más lava

Lo que estamos viendo: hay más lava que está siendo expulsada desde nuevos respiraderos, o grietas, alrededor de la comunidad de Leilani Estates, al este de la cumbre. Y no hay signos de que vaya a disminuir

El respiradero número 15 se formó este miércoles en la comunidad cercana de Lanipuna.

Cómo afecta a las personas: esta lava generalmente no se aleja demasiado de las grietas, pero se ha devorado calles, autos y casas.

La lava ha destruido al menos 36 estructuras y cubierto más 465.000 metros cuadrados.

Las más de 1.700 personas que viven en esa área recibieron la orden de evacuar hace una semana, cuando apareció la lava.

Ahora, los residentes pueden visitar sus hogares por 11 horas durante el día, pero las autoridades dicen que deben estar preparados para huir en cualquier momento.