(CNN) - Un segundo estudiante negro de la Universidad de Yale denunció que la misma estudiante blanca, a quien los oficiales amonestaron esta semana por reportar a una alumna negra dormida en una sala común, también llamó a la policía hace meses para informar de su presencia en el edificio.

Reneson Jean-Louis compartió esta semana en Facebook su recuerdo del encuentro de febrero, que se dio luego de haber llegado al lugar para reunirse con Lolade Siyonbola, la misma estudiante por la que llamaron a la policía este martes por dormir en una sala común.

Él y Siyonbola dijeron que la misma estudiante blanca, Sarah Braasch, estuvo involucrada en ambos incidentes.

LEE: En Yale, Starbucks y en todos lados, ser negro en Estados Unidos es realmente muy difícil

Jean-Louis dijo que él y Siyonbola presentaron una queja en marzo sobre el primer hecho al decano asociado de Desarrollo y Diversidad. Jean-Louis brindó a la CNN una copia de la denuncia por correo electrónico que recibió de Lynn Cooley, decana de la Escuela de Graduados de Artes y Ciencias, confirmando que la misma estudiante blanca había llamado a la policía en ambas situaciones.

"Esto ha sido difícil de compartir porque creo que como Yalie [estudiante de Yale], tengo la bendición de que una institución así apoye mis ambiciones académicas y profesionales", escribió Jean-Louis este martes en Facebook. "Sin embargo, no puedo pasar por alto las descaradas experiencias racistas que he tenido en Yale", agregó.

A la izquierda, Sarah Braasch. A la derecha, Lolade Siyonbola.

CNN no ha verificado de forma independiente la cuenta de Jean-Louis. Braasch no respondió a las repetidas solicitudes de CNN esta semana para hacer comentarios.

Los funcionarios de Yale y el Departamento de Policía de la universidad no han respondido a las preguntas de CNN sobre el incidente de febrero.

"Luché para llegar aquí", dijo Jean-Louis a CNN en una entrevista este viernes. "No estoy aquí para calificar mi existencia. No vienes a esta universidad para eso", agregó.

Llamada de febrero a la policía

El incidente del 24 de febrero sucedió, según la publicación de Jean-Louis en Facebook, mientras intentaba llegar a la sala común del piso 12 del Salón de Estudios de Posgrado. Siyonbola lo había invitado allí para una reunión.

Jean-Louis, un estudiante de maestría en la Escuela de Teología de Yale, dice que ingresó al edificio y compartió el ascenso con una mujer blanca, a quien luego identifica como Braasch.

Ambos salieron en el piso 12, donde Braasch siguió su propio camino, y Jean-Louis, al verse perdido, le envió un mensaje de texto a Siyonbola, según su versión. Braasch reapareció y Jean-Louis le pidió indicaciones para llegar a la sala común. Luego "bloqueó la entrada de la habitación común", según la publicación de Jean-Louis.

LEE: Por qué tuiteé el video del arresto en Starbucks

Braasch luego comenzó a "interrogar" a Jean-Louis, quien dijo que era "un estudiante de Yale perdido, pero esperando a un amigo", dice en su mensaje.

"La persona me llamó intruso pese a que le dije que era un estudiante perdido de Yale", dice la publicación de Jean-Louis. "Continuó atacándome verbalmente desde el piso 12 afirmando que 'no pertenecía aquí' y la estaba haciendo sentir 'incómoda'", agrega.

'Tú no eres de aquí'

Siyonbola y Jean-Louis en la publicación de Facebook condenan las acciones de Braasch y las vinculan con un amplio contexto histórico de ser negro en Estados Unidos, señalando que el país no está muy lejos de  la época en que los linchamientos eran "entretenimiento de fin de semana para los estadounidenses blancos".

"Llamar a la policía a un estudiante negro porque está perdido en cualquier parte del campus más amplio de Yale es un acto de violencia", dice el mensaje. "Enviar cuatro policías a la Sala Común en mi residencia porque un estudiante negro se ha perdido... es un acto de violencia debido a la historia de ejecuciones sancionadas por el Estado de hombres, mujeres y niños negros impecables".

"Sabemos que es un problema conducir si eres negro, caminar de noche si eres negro", dijo Jean-Louis. "Maldición, ¿tengo que preocuparme por dormir mientras estoy negro?", preguntó.

Después de que Jean-Louis envió su queja a los administradores de Yale sobre su enfrentamiento con Braasch en febrero, sintió que la situación se manejó bien. Tres decanos, todos los cuales se identifican como negros, dijo, se acercaron a él para controlarlo y discutir lo que sucedió durante los días siguientes.

LEE: ¿Por qué hay más incidentes racistas que se hacen virales en Estados Unidos?

Pero él cree que Yale todavía tiene que dirigirse por completo a los estudiantes que racialmente describen a los demás.

"No hay responsabilidad", dijo.

"Este es un problema para el que, institucionalmente, Yale no está preparado", dijo. "¿Cómo van a prevenir que esto vuelva a pasar?", siguió.

Jean-Louis dijo que quiere ver a Braasch expulsada de Yale.