(CNN Español) - El Parlamento de Cataluña eligió este lunes al nuevo presidente de la Generalitat: Quim Torra, candidato seleccionado por el expresidente Carles Puigdemont, fue nombrado tras una votación con 66 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones, según informó el Parlamento de Cataluña.

La votación se produjo a solo nueve días de que expirara el plazo legal para elegir presidente después de las elecciones del 21 de diciembre de 2017, informó el Parlamento. De no haber habido acuerdo de investidura, Cataluña habría ido de nuevo a elecciones tras meses paralizada.

MIRA: Quim Torra, apoyado por Puigdemont, sería presidente de Cataluña

El presidente del Parlamento, Roger Torrent, proclamó a Torra presidente de la Generalitat al concluir la votación, que se produjo este lunes luego de que el candidato del partido independentista JxCat (Junts per Catalunya) no lograra mayoría absoluta en otra votación el sábado anterior.

Tras esto, ya solo necesitaba mayoría simple, algo que se logró este lunes gracias a la abstención del partido también independentista y de extrema izquierda CUP.

Quim Torra recibe el aplauso de la bancada tras conseguir ser nombrado presidente de la Generalitat de Cataluña. A su lado, uno de los asientos vacíos de los diputados ausentes, señalado con un lazo amarillo como símbolo del independentismo. (Crédito: David Ramos/Getty Images)

Quim Torra recibe el aplauso de la bancada tras conseguir ser nombrado presidente de la Generalitat de Cataluña. A su lado, uno de los asientos vacíos de los diputados ausentes, señalado con un lazo amarillo como símbolo del independentismo. (Crédito: David Ramos/Getty Images)

Los diputados catalanes ausentes, Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, de JxCat; y Oriol Junqueras, Raül Romeva y Antoni Comín, del partido ERC, obtuvieron permiso para delegar sus votos. Es decir, para que otro diputado votara en su lugar. En concreto, Elsa Artadi votó por los integrantes de JxCat y Sergi Sabrià hizo lo propio con los de ERC. De los ausentes, casi todos están en prisión por rebelión por la causa independentista, cargo que ellos niegan. Puigdemont y Comín, por su parte, se encuentran huidos de la justicia española en Alemania y Bélgica, respectivamente.

MIRA: Presidente del Parlamento de Cataluña: "Nunca en democracia puede ser un delito poner urnas"

El presidente del Parlamento comunicará por escrito la investidura al rey de España para que nombre Torra. Felipe VI tendrá que firmar este nombramiento para que sea publicado de forma oficial en el boletín de la Generalitat de Cataluña. Torra tomará posesión del cargo en un plazo de cinco días a partir del nombramiento.

La reacción del gobierno de España

Tras cinco meses paralizada, la política volverá a Cataluña. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ya anunció anteriormente que estaría muy encima de la misma pues, dijo, no le gustaba este candidato y avisó de que estaría pendiente de las acciones que desplegase en la legislatura para tomar, si era necesario, acciones.

Una vez conocido el resultado de la votación este lunes, Rajoy dijo: "Lo que he escuchado a lo largo de las últimas horas a mí no me ha gustado, pero voy a juzgar los hechos". Según informó La Moncloa, Rajoy afirma apostar por "el entendimiento y la concordia" pero, igualmente, garantizará que "la ley, la Constitución española y el resto del ordenamiento jurídico se van a cumplir".

Además, apeló a la mesura, a la tranquilidad y pidió que se deje a un lado la ansiedad porque "no conduce a nada, no resuelve nada" y no contribuye a "abordar una situación tan compleja como esta", informó La Moncloa.

Crisis política entre España y Cataluña

La relación entre España y Cataluña es muy tensa desde hace meses por los movimientos independentistas en esta región del noreste de la península Ibérica. El gobierno de Cataluña convocó un referéndum independentista no autorizado por el gobierno estatal el pasado 1 de octubre, que se saldó con varias detenciones en una jornada de violencia tras la que el Parlamento de Cataluña declaró la independencia unilateral.

El gobierno de Madrid tomó el control de la Comunidad Autónoma y convocó elecciones, que se celebraron el 21 de diciembre y representaron una prueba de fuego para las posiciones pro y anti independentistas. La esperanza del ejecutivo de Mariano Rajoy era tener un nuevo gobierno con el que tratar. El resultado fue una victoria para los independentistas.

Sin embargo, el Parlamento no pudo votar al presidente de la Generalitat ya que su candidato, Carles Puigdemont, que era también presidente saliente, se encontraba prófugo de la justicia. Sobre él pesa una orden de extradición por un delito de rebelión, motivo por el que el político catalán fue detenido en Alemania a finales de marzo de este año.

Sin embargo, un juez de dicho país lo dejó en libertad en abril al desestimar el delito de rebelión. Puigdemont siempre ha defendido su inocencia de dichos cargos y la liberación de los políticos presos. Cuando se supo su liberación, su abogado tuiteó diciendo que siempre habían confiado en la justicia alemana.