CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Copiloto de Sichuan Airlines casi sale volando tras romperse el parabrisas de la cabina

Por Bard Wilkinson, Serenitie Wang

(CNN) — Un copiloto de Sichuan Airlines casi sale volando después de que la mitad de su cuerpo quedara por fuera de la cabina de un avión cuando su parabrisas se rompió durante un vuelo, informaron los medios estatales chinos.

MIRA: Falla mecánica provoca aterrizaje escalofriante

El capitán Liu Chuanjian y su tripulación fueron elogiados por realizar un aterrizaje de emergencia después del incidente, que ocurrió el lunes por la mañana a 30.000 pies en un vuelo de Airbus A319 desde la ciudad sureña de Chongqing a Lhasa, la capital del Tíbet.

“La situación era muy crítica. El parabrisas se desprendió a una altura de 10.000 metros. El avión estaba en un estado de baja presión y la temperatura era de -30 a -40 grados centígrados”, Jiang Wenxue, de la Administración de Aviación Civil (CAA), citado por la agencia de noticias estatal Xinhua.

El copiloto casi se sale de la cabina pero mantuvo la calma, según la estación de televisión estatal china CCTV.

“No hubo señales antes de que estallara el parabrisas. Solo un gran ruido”, dijo el capitán Liu, según la agencia de noticias estatal China News Service.

“Cuando miré hacia el otro lado, el copiloto estaba parcialmente por fuera del avión. Afortunadamente, tenía el cinturón abrochado, muchos dispositivos no funcionaban bien y el avión se sacudía con fuerza. Era muy difícil de controlar”, dijo.

El copiloto sufrió arañazos y se torció la muñeca, dijo la CAA, y agregó que una azafata también resultó herida. Ninguno de los 119 pasajeros del avión resultó herido y el avión aterrizó de manera segura en el aeropuerto Chengdu Shuangliu en el sur de China.

Sin embargo, los pasajeros y la tripulación describieron escenas aterradoras a bordo del avión durante el incidente.

“Todas las personas gritaban a bordo. Hicimos todo lo posible para tranquilizar a los pasajeros y hacer que todos nos creyeran que podíamos aterrizar con seguridad”, dijo Zhou Yanwen, la azafata herida, citada por el Servicio de Noticias de China.

“Sucedió cuando los asistentes de vuelo servían nuestras comidas. La gente se sorprendió”, dijo la agencia citando a un pasajero no identificado.

Zhou dijo que algunas azafatas fueron lanzadas al aire y que la comida estaba regada por la cabina.

El parabrisas se rompió sobre la ciudad de Chengdu, suroeste, unos 80 minutos después de que el vuelo 3U8633 despegara a las 6:27 a.m. hora local (10:27 GMT), dijo la CAA en un comunicado emitido por CCTV.

Una investigación sobre el incidente está en marcha.

Los chinos elogiaron al piloto como un “héroe épico” en las redes sociales, según el Servicio de Noticias de China.

“La tripulación fue sensata y se ocupó de la crisis de forma decisiva y adecuada, evitando un desastre mayor, que muestra las excelentes habilidades técnicas y el profesionalismo”, agregó la CAA.

El incidente ocurrió casi un mes después de la muerte de una mujer que fue parcialmente succionada por una ventana que se rompió durante un vuelo de Southwest Airlinesen Estados Unidos.

La pasajera del Southwest Jennifer Riordan murió como resultado de las heridas que sufrió en ese vuelo del 17 de abril. Algo en el motor se rompió en el aire, y los escombros rompieron una ventana, dijeron los pasajeros, sacando parte del cuerpo de Riordan mientras los pasajeros intentaban llevarla de regreso. Ese incidente está bajo investigación.