CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Corea del Norte

Corea del Norte

Trump, con la cumbre aún en la mira, alerta a Kim Jong Un y dice que Corea del Norte podría ser “diezmado”

Por Jeremy Diamond, Kevin Liptak

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que funcionarios de Estados Unidos y de Corea del Norte aún siguen preparando la cumbre diplomática del próximo mes, incluso mientras Pyongyang amenazó con en los últimos días con salirse de lo que sería una primera reunión histórica entre el líder de Corea del Norte y el presidente de Estados Unidos.

Trump también aseguró que el líder norcoreano Kim Jong Un permanecería en el poder si abandona su programa de armas nucleares, pero alertó a Kim que Corea del Norte podría ser “diezmada” si él se rehúsa a alcanzar un tratado con Estados Unidos.

Trump y Kim Jong Un

Los comentarios de Trump fueron los más extensos que hizo desde que Pyongyang le dio un golpe a las esperanzas de una cumbre exitosa entre Estados Unidos y Corea del Norte en una serie de declaraciones a principios de esta semana.

“Ellos están negociando como si nada pasara”, dijo Trump de Corea del Norte.

Aunque ha leído noticias sobre los comentarios del líder norcoreano y hablado con los surcoreanos, Trump dijo que Corea del Norte aún no ha señalado planes para cancelar la cumbre.

“Si la cumbre ocurre, ocurre. Si no, seguiremos con el próximo paso”, dijo Trump. “Podemos tener la reunión. Podemos no tener la reunión. Si no la tenemos, será muy interesante… veremos qué pasa”.

“El modelo libio”

El presidente busca distanciarse de un comentario de su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, que ha irritado a los norcoreanos, sin hablar de aplicar el “modelo libio” para la desnuclearización de Corea del Norte y asegurándole a Kim que permanecerá en el poder si deja sus armas nucleares.

Pero Trump también parece estar confundido sobre a lo que se refería Bolton con el “modelo libio”, cuando su asesor de Seguridad Nacional dijo que “el modelo de Libia de 2003, 2004”, podría aplicarse a las negociaciones de Estados Unidos con Corea del Norte.

Bolton se estaba refiriendo a desmantelar el programa de armas de destrucción masiva de Libia, pero Trump parecía estar refiriéndose al “modelo libio” como la subsecuente intervención militar en Libia, años después de sacar a Moammar Gadhafi del poder.

“El modelo libio no es un modelo que tengamos para nada cuando pensamos en Corea del Norte”, dijo Trump. “Esto con Kim Jong Un sería algo donde él estaría allí. Él estaría dirigiendo su país. Su país sería muy rico”.

“El modelo libio fue un modelo mucho más diferente. Nosotros diezmamos ese país. Nunca le dijimos a Gadhafi, ‘Oh, vamos a darte protección’”, continuó él. “Entramos y lo diezmamos, e hicimos lo mismo con Iraq”.

Después de esos comentarios, Trump también alertó a Kim sobre lo que podría pasar si no se llega a un acuerdo de desnuclearización: la aniquilación de Corea del Norte y la salida de Kim del poder.

“Ese modelo podría ocurrir si no hacemos un acuerdo”, dijo Trump.

Aún está dispuesto

El presidente aseguró que el tono más duro de Corea del Norte esta semana llegó después de que Kim se reuniera por segunda vez con el presidente de China Xi Jinping, y sugirió que el líder chino podría estar “influenciando” a Kim para endurecer su postura.

Mientras Trump dudaba sobre si la cumbre avanzaría el próximo mes, dejó claro que aún está dispuesto a reunirse con su contraparte norcoreana. La pregunta, dijo él, es si Kim está dispuesto.

“Tienes que querer hacer esto. Con acuerdos… tienenes que tener dos partes que quieran hacerlo”, dijo Trump. Kim “absolutamente quiere hacer esto. Aunque tal vez no quiera hacerlo”.

Trump aún planea reunirse con el presidente de Corea del Sur Moon Jae-in la próxima semana, como parte de las preparaciones para la cumbre de Kim.

Por su parte, Corea del Norte dijo que no se comunicaría con el Sur hasta que ambos lados puedan resolver las diferencias sobre los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur.

Bolton se entrevistó el miércoles por la mañana con su homólogo surcoreano, quien ofreció poca claridad sobre las intenciones de Corea del Norte. Junto con otros funcionarios de su administración, Bolton dijo que creía que la cumbre continuaría como estaba planeada.

“Queremos hacer todo lo posible para que la reunión sea un éxito”, dijo Bolton a Fox News Radio. “Pero no debería haber ningún error que si no vemos ese compromiso con la desnuclearización, entonces no vamos a cometer los errores de las administraciones pasadas y caer en interminables discusiones con Corea del Norte”.