CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Breaking News

Arrestan a Alejandro Toledo

La boda real

Boda real 2018

“Orgullosa de ser mujer y feminista”: sitio web de la familia real destaca activismo de Meghan Markle

Por Katie Hunt, Laura Smith-Spark

(CNN) — Para Enrique y Meghan, se trataba de la mañana después de la noche previa. Para el resto de los británicos, era un día para reflexionar sobre una electrizante boda que ya es considerada un momento de transformación de la monarquía británica.

Tras una ceremonia que sacudió la tradición real, la biografía de la nueva duquesa de Sussex apareció en el sitio web de la familia real británica, y esta subraya firmemente sus credenciales de activista. En lo alto de la página, en negrita, aparece una cita del discurso que Meghan Markle ofreció por el Día Internacional de la Mujer 2015: “Estoy orgullosa de ser mujer y feminista”.

LEE: Los detalles feministas de Meghan Markle y otros momentos históricos de la boda real

Es una cita que dice mucho acerca del más nuevo miembro de la familia real, cuya decisión de recorrer sola parte del camino al altar de la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor definió el tono de una boda real poco convencional.

La última aparición pública del duque y la duquesa de Sussex fue el sábado por la noche, cuando salieron del castillo de Windsor en un antiguo Jaguar convertible y se dirigieron hacia el sur, a Frogmore House, donde el padre de Enrique, el príncipe Carlos, organizaba una recepción para 200 amigos y familiares de la pareja.

Los fuegos artificiales iluminaban el cielo mientras los invitados, entre los que estaban la tenista Serena Williams, celebraban junto con miembros de la familia real.

Para la recepción, Meghan cambió el vestido de boda de Givenchy por un vestido de cuello alto en color blanco de Stella McCartney hecho a la medida. Ella también llevaba un anillo de esmeraldas que perteneció alguna vez a la madre de Enrique, la fallecida Diana, princesa de Gales. Enrique cambió el uniforme militar que usó en la ceremonia por un traje de etiqueta en color negro.

Enrique llevó a Meghan del castillo de Windsor a Frogmore House en un Jaguar E-Type Concept Zero clásico. El coche fue fabricado originalmente en 1968, pero recientemente fue modificado a eléctrico. El número de la placa era E19 05 18: la fecha de la boda.

Pocos detalles se dieron a conocer de la fiesta, pero algunas de las celebridades invitadas, incluyendo a Williams, presumieron sus vestidos en Instagram.

Se sabe también que Markle dio un discurso en la fiesta, otra ruptura de la tradición en lo que fue una boda como ninguna otra.

Tras el matrimonio de Enrique y Meghan, una nueva página que apareció en el sitio web de la realeza británica destaca la historia activista de la duquesa de Sussex.

Señala que su activismo comenzó cuando era niña: “A los 11 años, ella hizo una exitosa campaña para que una compañía cambiara un anuncio de televisión que había utilizado lenguaje sexista para vender detergente”, dice la biografía.

MIRA: Meghan Markle: activista, actriz y ahora esposa de un príncipe

Subraya su trabajo para el empoderamiento de las mujeres por medio de ONU Mujeres y la organización World Vision, destacando la cita de su discurso en un foro de la ONU en Nueva York, en 2015, por el Día Internacional de la Mujer.

La biografía también incluye una sección sobre los estudios y la carrera de la duquesa de Sussex, y menciona su papel de Rachel Zone en más de 100 episodios de la serie de televisión “Suits”, así como sus conocimientos de idiomas en español y francés.

“A la par de su exitosa carrera como actriz, su alteza real también escribió y editó un sitio web de estilo de vida llamado The Tig, que ella utilizó como una plataforma para discutir temas sociales como la equidad de género, además de artículos sobre viajes, comida y moda”, indica la biografía.

Una ceremonia poco convencional

Estaba claro desde el inicio de la ceremonia del sábado que Meghan desafiaría lo convencional, al caminar sin acompañamiento por el pasillo de la capilla de San Jorge, seguida por sus 10 damas y pajes.

Solo hasta sus últimos pasos fue que el príncipe Carlos acompañó a Markle al pie de altar. Pero incluso en ese momento él se hizo a un lado. No hubo necesidad de “entregarla”.

Su elegante vestido fue diseñado por Clare Waight Keller, la primera diseñadora mujer de la casa de modas francesa Givenchy.

LEE: Todos los detalles del vestido y el velo de novia de Meghan Markle

La ceremonia luego contó con el apasionado discurso del obispo de Chicago Michael Curry, además de un coro gospel y una muy diversa lista de invitados, desde miembros de la realeza a celebridades de Hollywood.

“Al tener tantos elementos multiculturales en la ceremonia, finalmente tuvimos un acontecimiento real que no solo representó a una Gran Bretaña moderna sino que mandó un mensaje verdaderamente positivo al mundo”, dijo a CNN Sandro Monetti, un periodista británico afincado en Los Ángeles.

“Los pequeños detalles pueden tener un gran impacto. Finalmente la realeza está en el siglo 21 y una vez más luce joven, vibrante y atractiva”.

El domingo, la familia real agradeció a todos quienes apoyaron la boda, desde las 100.000 personas que viajaron hasta Windsor hasta aquellos que siguieron la jornada en todo el mundo.

De vuelta al trabajo

Enrique y Meghan optaron por no ir de luna de miel inmediatamente. En su primer compromiso real como matrimonio, acudirán a la fiesta por el cumpleaños 70 del príncipe Carlos, el martes en el palacio de Buckingham.

Esto sí tiene precedente. En 2011, el principe Guillermo y Catalina, duquesa de Cambridge, esperaron un par de semanas antes de partir a su luna de miel en las Seychelles.