(CNN) - Esta es una historia sobre un presunto positivo en dopaje y momias incas que enfureció a una nación sudamericana a punto de hacer su primera aparición en la Copa del Mundo de Fútbol desde 1982.

Miles de personas han tomado las calles de Perú en protestas y tres capitanes de equipos nacionales rivales han firmado una carta pidiendo un indulto en el caso del peruano Paolo Guerrero.

El máximo goleador de todos los tiempos de Perú está actualmente expulsado de la Copa Mundial Rusia 2018 después de dar positivo por benzoilecgonina, un metabolito de la cocaína, tras un partido de clasificación para la Copa Mundial ante Argentina en octubre de 2017.

MIRA: La FIFA ratifica sentencia a Paolo Guerrero, el capitán se perderá el Mundial

Inicialmente prohibida por la FIFA por un año —la sustancia está en la lista de prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje—, Guerrero reclamó su inocencia, alegando que el metabolito solo se encontraba en su sistema como consecuencia de una simple taza de té de coca, un ingrediente común para beber en América del Sur.

El capitán de Perú, Paolo Guerrero, a la izquierda, es recibido por los fanáticos cuando llega a Lima, Perú. (Crédito: AP Photo/Martin Mejia)

El capitán de Perú, Paolo Guerrero, a la izquierda, es recibido por los fanáticos cuando llega a Lima, Perú.
(Crédito: AP Photo/Martin Mejia)

En la corte, los abogados de Guerrero invocaron la historia de tres momias incas, los Hijos de Llullaillaco, descubiertas por montañeros en 1999.

Los cuerpos perfectamente conservados de las momias no habían sido perturbados desde el siglo XVI y contenían rastros de la misma sustancia, a pesar de que la cocaína solo fue aislada como alcaloide psicoactivo cientos de años después.

Si el metabolito podía permanecer en una persona durante siglos antes de que existiera la cocaína, seguramente, argumentaron los abogados, un hallazgo adverso en el caso de Guerrero no fue tan inusual.

El jugador publicó en su página de Facebook en noviembre: "Confío en que pronto se sabrá la verdad y volveré a los campos para defender con alma y corazón los colores de mi país".

Guerrero ganó en dos ocasiones la Copa Oro de la Copa América y actualmente juega en Flamengo en Brasil. (Photo by Buda Mendes/Getty Images)

Guerrero ganó en dos ocasiones la Copa Oro de la Copa América y actualmente juega en Flamengo en Brasil. (Photo by Buda Mendes/Getty Images)

El 20 de diciembre de 2017, la FIFA redujo la prohibición de Guerrero a lo que consideró una "sanción proporcional" de seis meses, lo que significaba que el capitán talismán de Perú tendría la oportunidad de jugar en la Copa del Mundo.

Trabajo hecho, o eso parecía, cuando el mánager peruano Ricardo Gareca nombró al jugador de 34 años en su escuadrón provisional el 14 de mayo.

La Agencia de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) tenía otras ideas.

Más tarde ese mismo día, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) anunció que había decidido aumentar la suspensión de seis a 14 meses, ya que la AMA trató de imponer una decisión más estricta.

El TAS aceptó que Guerrero "no intentó mejorar su rendimiento ingiriendo la sustancia prohibida" y agregó que no hubo "falta o negligencia significativa", pero el panel del tribunal insistió en que el jugador podría haber tomado medidas para evitar la violación.

Guerrero también llevó su caso al TAS, buscando probar su inocencia de una vez por todas. El veredicto lo dejó atrás en el punto cero.

Los rivales unen fuerzas

Se trata de una decisión que ha provocado clamor en su país e incluso más allá.

El recién nombrado presidente Martín Vizcarra prometió apoyar el caso de Guerrero, presionando a la embajada peruana en Suiza.

Miles de personas tomaron las calles de Lima en protesta, culminando en una muestra de unidad en el Estadio Nacional. (Crédito: Carlos Garcia Granthon/Fotoholica Press/LightRocket via Getty Images)

Miles de personas tomaron las calles de Lima en protesta, culminando en una muestra de unidad en el Estadio Nacional.
(Crédito: Carlos Garcia Granthon/Fotoholica Press/LightRocket via Getty Images)

Miles de personas ocuparon las calles de Lima con los colores nacionales de Perú y pancartas en protestas por la inocencia de Guerrero.

FIFPro, el sindicato mundial de deportistas, pidió una reunión "urgente" con la FIFA, calificando el castigo como "injusto y desproporcionado".

El entrenador argentino del Perú Ricardo Gareca protesta por la sanción de 14 meses en una conferencia de prensa.

El entrenador argentino del Perú Ricardo Gareca protesta por la sanción de 14 meses en una conferencia de prensa.

Hugo Lloris, Mile Jedinak y Simon Kjaer, capitanes de Francia, Australia y Dinamarca, respectivamente, firmaron una carta fechada el 21 de mayo pidiendo a la FIFA que mostrara "compasión" e "interrumpiera temporalmente" la prohibición.

"Perú regresa a la etapa final del fútbol después de 36 años de ausencia y creemos que a Paolo Guerrero se le debe permitir dirigir su nación y celebrar lo que será una carrera destacada", dice la carta, dirigida a la Secretaría General de la FIFA.

"Pasamos al Consejo de la FIFA y solicitamos amablemente una solicitud de clemencia pidiendo al Consejo de la FIFA que interrumpa temporalmente la prohibición impuesta a Paolo Guerrero durante la Copa Mundial de 2018 en Rusia, y que la suspensión se reanude al final de la participación de Perú en la competición".

Una audiencia con Infantino

Guerrero ciertamente no va a claudicar sin luchar.

El martes, el delantero y presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo, volaron a Zurich para una reunión personal con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

En un video publicado en su página de Facebook, el jugador agradeció a las legiones de peruanos que apoyaron su causa y dijo que quería volver de Suiza con "buenas noticias".

Pero, pese a que Infantino expresó su "profundo entendimiento de la decepción de Guerrero", un vocero de la FIFA contó a CNN que la reunión "no impactará" en la decisión final, porque la sanción ha sido impuesta por el TAS "después de un recurso presentado contra una decisión de un cuerpo judicial independiente de la FIFA".

De hecho, han "quedado en blanco por el momento", según el director de comunicaciones de FIFPro, Andrew Orsatti.

LEE: Paolo Guerrero sigue fuera del Mundial de Rusia 2018; la reunión con Gianni Infantino no cambió su situación

"Siempre fue una posibilidad remota", dijo Orsatti a CNN Sport el miércoles, "porque la FIFA quizás no estaba preparada para tomar una decisión que sea definitiva y vinculante para el Tribunal de Arbitraje Deportivo".

"Todavía puede haber un rayo de esperanza, nunca se sabe. Todavía hay tiempo para ver si hay algún error técnico en el procedimiento legal que pueda dar lugar a la idea de retrasar la suspensión hasta después de la Copa del Mundo.

"La FIFA todavía tiene un gran interés en ver si hay una solución aquí, porque la protesta pública ha sido enorme".

"Atrapado en las trampas del sistema

Pase lo que pase con Guerrero, las amplias implicaciones del caso podrían ser significantes, según FIFPro.

"El actual sistema antidopaje requiere reformas en diferentes frentes", dijo Jonas Baer-Hoffman, director de política y asuntos estratégicos, a CNN el martes.

Los peruanos Raúl Ruidiaz, Jefferson Farfán y Miguel Trauco sostienen la camiseta de Guerrero durante su ausencia.

Los peruanos Raúl Ruidiaz, Jefferson Farfán y Miguel Trauco sostienen la camiseta de Guerrero durante su ausencia.

"Los últimos años han demostrado que el sistema es ineficaz y al mismo tiempo muy invasivo para los derechos de los atletas, que a menudo quedan atrapados en las trampas injustas del sistema. Los atletas deben ser los primeros interesados en construir un sistema para un deporte limpio".

LEE: "He dicho todo lo que tenía que decir", dice Paolo Guerrero en su defensa por caso de dopaje

"No vemos el propósito y el beneficio para nuestro deporte de tal sanción. Los tribunales reconocieron que Paolo Guerrero no tenía intención de hacer trampa. Las sanciones obligatorias, con consecuencias tan graves, no ayudan a la lucha contra el dopaje y roban a un jugador de la cima de su carrera".

Orsatti llama a Guerrero un "chivo expiatorio", enfatizando la necesidad de "un nuevo acuerdo de negociación colectiva entre la AMA, el Comité Olímpico Internacional y la FIFA, para que las reglas sean justas y proporcionales a las características de este deporte.

"Desafortunadamente, cuando se trata de cambiar, reformar y ajustar algo que simplemente no está bien, siempre lleva a alguien a sufrir, algo así como un chivo expiatorio", dijo Orsatti.

"En este caso, vemos que Guerrero es el que está atrapado en la línea de fuego. Aunque no tienes la intención de hacer trampas, lo que todos están de acuerdo con el caso, todavía estás prohibido según las normas de dopaje para uno o dos años".

FIFPro propone un sistema antidopaje alternativo que proteja tanto la integridad del deporte como que los jugadores avancen.

"Otros deportes, especialmente en Estados Unidos, han demostrado que en cooperación con los atletas, organizados en sus sindicatos, se pueden construir sistemas antidopaje efectivos, justos y fuertes", dijo Baer-Hoffman.

"Nos gustaría ver el comienzo de un proceso con los demás interesados para construir un sistema que proteja de manera efectiva la integridad de los deportes y no deje a los atletas expuestos a las situaciones que enfrenta Paolo Guerrero en este momento".

Un portavoz de la AMA le dijo a CNN que la agencia estaba en medio de un "proceso de revisión en tres fases" de sus reglas, argumentando que el TAS había emitido una decisión "en línea" con sus directrices actuales.

"En diciembre de 2017, la AMA lanzó el primero de un proceso de revisión en tres fases del Código que finalizará en noviembre de 2019 y que también incluirá la revisión de las Normas Internacionales. Esta es la tercera revisión del Código, que asegura que el documento continúa protegiendo efectivamente a los atletas limpios y cumple con las necesidades de la comunidad antidopaje", dijo la AMA en un comunicado.

Cualquier cambio en las reglas actuales llegará demasiado tarde para Guerrero, y la fecha límite final para las convocatorias nacionales será el 4 de junio.

"La AMA piensa que hay un único enfoque que se adapta a todos", dijo Orsatti. "Bueno, un enfoque que se ajusta al tamaño de todos no le queda bien a nadie, y aquí es donde ocurrió el problema".