(CNN) - La esperada cumbre entre el presidente de EE.UU. Donald Trump y el líder de Corea del Norte Kim Jong Un, programada para el 12 de junio en Singapur, no se llevará a cabo, según informó la Casa Blanca este jueves en una carta de Trump a Kim.

Trump envió una carta al líder de Corea del Norte diciendo que es "inapropiado" celebrar una cumbre histórica planificada.

MIRA: Corea del Norte aparentemente destruyó túneles nucleares

"Tenía mucha ilusión de ir con usted a la cumbre. Tristemente, en base a la tremenda rabia y abierta hostilidad que mostraron en su declaración más reciente, siento que es inapropiado, en este momento, tener esta reunión tan planificada", dijo Trump.

"Por lo tanto, permitan que esta carta sirva para representar que la cumbre de Singapur, por el bien de ambas partes, pero en detrimento del mundo, no tendrá lugar".

Trump se retiró de la cumbre luego de que un viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte criticara este miércoles al vicepresidente de EE.UU. Mike Pence llamándolo una "marioneta política", según la última declaración duramente redactada de Pyongyang.

Trump y sus asesores se enfurecieron con la declaración y querían responder enérgicamente, dijeron a CNN varias personas familiarizadas con la situación. Que hayan dirigido el ataque a Pence es lo que molestó a los funcionarios estadounidenses, dijeron tres personas familiarizadas con el asunto.

La Casa Blanca estaba desarrollando una respuesta a la retórica este jueves por la mañana.

El miércoles, la CNN informó que la administración de Trump estaba buscando conversaciones adicionales de alto nivel para obtener garantías de Kim de una desnuclearización completa antes de que la cumbre se lleve a cabo.

Horas después, un funcionario norcoreano arremetió contra Pence y dijo que Pyongyang está listo para un enfrentamiento nuclear si fracasa el diálogo con Estados Unidos.

Choe Son Hui, viceministra de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, dijo que si Estados Unidos continúa en su camino actual, ella sugeriría a los líderes de Corea del Norte que reconsideren la cumbre planificada entre Trump y Kim.

"Que EE.UU. se reúna con nosotros en una sala de reuniones o nos encuentren en un enfrentamiento nuclear depende completamente de la decisión y el comportamiento de Estados Unidos", dijo Choe en comentarios publicados por la agencia estatal de noticias KCNA.

Choe estaba respondiendo a los comentarios de Pence realizados el lunes durante una entrevista de Fox News que consideró "desenfrenada e imprudente".

La respuesta de Corea del Norte

El primer viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Kim Kye Gwan, dice que aún está dispuesto a "sentarse cara a cara" con EE.UU. en un comunicado divulgado el viernes sobre la agencia estatal KCNA.

Kim Kye Gwan respondió a la cancelación de la reunión del 12 de junio en Singapur del presidente Trump diciendo: "Me gustaría concluir que la declaración del presidente Trump sobre la cumbre es una decisión que no está en línea con los deseos de quienes esperan la paz y la estabilidad de la península de Corea, así como del mundo. Reiteramos a Estados Unidos que estamos dispuestos a sentarnos cara a cara en cualquier momento y de cualquier manera".