El gobierno de Estados Unidos ha colocado a miles de menores inmigrantes no acompañados en hogares de patrocinadores, pero el año pasado no pudo dar cuenta de casi 1.500 de ellos. 

(CNN) - El gobierno de Estados Unidos ha colocado a miles de menores inmigrantes no acompañados en hogares de patrocinadores, pero el año pasado no pudo dar cuenta de casi 1.500 de ellos. 

Steven Wagner, un alto funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), reveló la cifra ante una subcomisión del Senado el mes pasado mientras hablaba sobre el estado de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés) que supervisa la situación de los menores inmigrantes no acompañados.

CNN reportó este mes que, en su testimonio, Wagner dijo que durante los últimos tres meses de 2017, la ORR perdió el rastro de cerca de 1.500 menores inmigrantes que había colocado en hogares de patrocinadores.

La declaración de Wagner ha atraído mayor atención a partir de reportes de que menores inmigrantes son separados de sus padres en la frontera estadounidense.

Wagner dijo que el Departamento de Seguridad Nacional refirió más de 40.000 menores inmigrantes a la ORR durante el año fiscal 2017.

Tras quedarse en un refugio de la ORR, la mayor parte de los menores son enviados a vivir con patrocinadores que tienen lazos cercanos con ellos - usualmente uno de los padres o un familiar cercano, dijo Wagner, aunque algunos terminan viviendo con "familiares no tan cercanos o no familiares".

Entre octubre y diciembre de 2017, dijo Wagner al subcomité, la ORR contactó a 7.635 menores no acompañados para conocer su situación. Pero la ORR "fue incapaz de determinar con certeza el paradero de 1.475 menores", dijo Wagner. Otros 28 habían huido.

Eso es más del 19% de los menores que fueron reubicados por la ORR. Pero Wagner dijo que el Departamento de Salud no es responsable de los menores.

"Entiendo que desde hace tiempo la interpretación de la ley por parte del HHS es que la ORR no es legalmente responsable de los menores luego de que han sido liberados del cuidado de la ORR", dijo Wagner.

La oficina está "haciendo una revisión a esa situación", añadió. Pero si la ORR fuera legalmente responsable del bienestar de los menores no acompañados, necesitaría un importante aumento de sus recursos.

Una solicitud de comentario al Departamento de Salud no fue respondida el sábado.