(CNN Español) - Trabajadores de la represa hídrica Hidroituango, que está en construcción en el departamento de Antioquia, en el nororiente de Colombia, fueron evacuados este lunes de manera preventiva por movimientos de la montaña donde se desarrolla el proyecto.

Durante el fin de semana se presentó un desprendimiento de tierra en la ladera de la montaña donde se desarrolla el proyecto y hubo caída de material en la parte superior de la plazoleta de compuertas del proyecto, según informó Empresas Públicas de Medellín, (EPM), encargado del proyecto. Ante esta situación, expertos empezaron la observación del macizo y este lunes se detectaron nuevos movimientos de la montaña, que está bajo monitoreo constante, agregó en un comunicado la compañía.

Así se ve la construcción de la represa de Ituango en el departamento de Antioquia, Colombia.

“Se evacuó preventivamente para que si ese derrumbe o ese deslizamiento todavía se presentaba en esa cota, pudiera seguir dándose y no generara ningún riesgo para las personas”, dijo este lunes John John Maya Salazar, vicepresidente ejecutivo de Gestión de Negocios de EPM.

Los trabajadores de las obras principales fueron evacuados preventivamente, según el comunicado. Aunque no se estableció cuántos trabajadores fueron retirados, según EPM 1.500 personas trabajan en los frentes de la obra que tienen prioridad.

‘La emergencia continúa’

EPM continúa reforzando la presa y busca llegar a la cota 415 metros de altura para construir un seguro adicional "para la protección de las comunidades vecinas del proyecto”, según EPM.

La semana pasada los trabajadores llegaron a construcción de la cota 410, un nivel que era necesario alcanzar para garantizar que si el agua embalsada llegaba a la base del vertedero, pueda ser evacuada naturalmente por el vertedero de la presa. Este nivel, dice EPM, “reduce el riesgo de una posible avalancha en las localidades ribereñas del río Cauca, aguas abajo”.

EPM alertó este lunes que el estado de alerta permanece y los habitantes de las zonas aledañas al río "no deben bajar la guardia” por esta emergencia.

Las alertas en las poblaciones aledañas al proyecto continúan y “no hay que desestimarlas”, según dijo este martes en Caracol Radio, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

“Yo sí digo que todavía estamos en una emergencia”, dijo Gutiérrez, quien también es el presidente de la junta directiva de EPM, a cargo del proyecto. “Yo creo que esto es un tema que en ningún momento se puede subestimar hasta que no exista control total del proyecto, control total de las aguas”.

Según él, aún hay algunas poblaciones aledañas que están en alerta roja, como Puerto Valdivia, una población río abajo de la que fueron evacuadas miles de personas a mediados de este mes y que aún está en riesgo, pues mientras no se clausure uno de los túneles, se podría presentar una descarga no controlada de 5.000 metros cúbicos de agua, aseguró Gutiérrez.

Hasta el momento permanecen más de 3.000 personas en albergues temporales, unas 6.300 personas en albergues espontáneos y alrededor de 500 personas autoalbergadas, según EPM.

“Hay que seguir alertas, hay que seguir pendientes, no bajar la guardia y yo sí digo que la emergencia no ha sido superada”, puntualizó el alcalde de Medellín.