CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Guatemala

Esta guatemalteca llegó a EE.UU. en busca de una mejor vida; momentos después de entrar al país, la mataron

Por Nicole Chávez

(CNN) — Claudia Patricia Gómez González viajó más de 2.400 kilómetros a Estados Unidos con la esperanza de encontrar un trabajo y un futuro mejor. Poco después de poner los pies en Texas, un agente de la Patrulla Fronteriza le disparó y la mató.

La muerte de Gómez González atrajo la atención internacional después de que una espectadora publicara un video de las secuelas en Facebook Live, mostrándola tendida en el suelo, sangrando.

Las autoridades cambiaron su versión del incidente, aumentando la controversia en un momento en que la Casa Blanca tomó medidas enérgicas contra la inmigración ilegal.

El encuentro mortal terminó el viaje que Gómez González comenzó hace casi tres semanas en una comunidad indígena en San Juan Ostuncalco, Guatemala.

La familia exige respuestas

Gómez González obtuvo un título en contabilidad hace dos años, pero no pudo encontrar un trabajo.

“Buscaba, buscaba y nada”, dijo su padre, Gilberto Gómez. “Creo que esa es la razón por la que decidió seguir el ‘sueño americano'”.

La falta de oportunidades de trabajo la frustró y decidió abandonar su hogar y dirigirse a EE.UU. para encontrar trabajo. Ella estaba siguiendo los pasos de su novio, quien hizo el mismo viaje un año antes.

La joven de 20 años había estado viajando durante más de dos semanas con otros inmigrantes cuando un agente de la Patrulla Fronteriza los recibió en una zona residencial de la ciudad de Río Bravo, Texas.

El agente, un veterano, disparó una bala de su arma de fuego, hiriendo fatalmente a Gómez González, dijo el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. El agente, que no ha sido identificado, permanece en licencia administrativa.

Entre sollozos, su madre, Lidia González Vásquez, dijo que solo quiere recuperar el cuerpo de su hija.

“Mi niña no fue a robar, mi niña se fue para seguir adelante e ir a la escuela”, dijo.

Su familia realizó una conferencia de prensa en Guatemala el viernes y pidió justicia.

“No es la primera vez que alguien muere en ese país (Estados Unidos)”, dijo su tía, Dominga Vicente, a los periodistas. “Hay muchas personas que han sido tratadas como animales y eso no es lo que deberíamos hacer como personas”.

Hubo concentraciones en todo el país durante el fin de semana, incluida una en Los Ángeles, donde decenas de personas pidieron justicia y una investigación transparente.

El cuerpo de Gómez González será repatriado a Guatemala el próximo fin de semana, según Tekandi Paniagua, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala.

“Guatemala condena los actos violentos y cualquier otro uso de fuerza excesiva por parte de la Patrulla Fronteriza. Instamos a las autoridades a respetar los derechos de nuestros ciudadanos, especialmente su derecho a vivir, independientemente de su estatus migratorio”, dijo el Ministerio.

Los funcionarios cambian la historia

Dos días después del tiroteo, Aduanas y Protección Fronteriza cambió su versión del incidente, lo que generó muchas preguntas sobre lo que realmente sucedió.

Inicialmente informó que el agente respondió a una llamada de actividad ilegal el miércoles y fue atacado por migrantes armados con “objetos contundentes”. En su última versión de los hechos, la agencia federal no hace mención de ningún objeto y solo indica que el grupo “se apresuró” hacia el agente después de ignorar las órdenes de lanzarse al suelo.

Además, la Patrulla Fronteriza al principio informó que una bala del arma del agente “hirió fatalmente a uno de los atacantes”, pero la última declaración se refiere a la víctima de disparo como “miembro del grupo”.

Muchos detalles sobre el tiroteo no se han hecho públicos.

La agencia federal canceló una conferencia de prensa sobre el tiroteo y en su lugar publicó su declaración actualizada. Un portavoz de la agencia se negó a comentar más, diciendo que el tiroteo estaba siendo investigado por el FBI y los Texas Rangers. Un portavoz del FBI se negó a comentar, citando una investigación en curso.

Aquí murió Claudia Gómez en Río Bravo, Texas

‘No hay razón para dispararle a una chica así’

Marta Martínez, quien registró las secuelas del tiroteo en su teléfono celular y publicó videos en Facebook Live, se estaba preparando para asistir a la ceremonia de premiación de su hijo en la escuela cuando escuchó un disparo.

Ella salió corriendo de su casa y vio a un oficial voltear el cuerpo de una mujer joven.

La mujer, dijo Martínez, estaba boca abajo en el suelo, pero su cara estaba cubierta de tierra en un lado y sangre en el otro.

“No creo que haya razón para dispararle a una chica así, ni siquiera en la cabeza”, dijo Martínez.

En el video, se ve a un hombre uniformado dando golpes de resucitación en el suelo, pero Martínez dijo que la mujer parecía estar muerta.

En un terreno baldío cerca de su casa, Martínez dijo que un agente capturó a dos hombres que huyeron de la escena después del tiroteo. Ella dijo que escuchó al oficial decirles a los hombres: “Esto es lo que sucede. ¿Lo ve?”.

Los agentes arrestaron a tres inmigrantes indocumentados, de acuerdo con Aduanas y Protección Fronteriza.

En su video, se puede escuchar a Martínez gritar en español al oficial que condujo a los hombres a su vehículo: “¿Por qué los maltratas? ¿Por qué le disparaste a la niña? La mataste. Mató a la niña. Está allí. Está muerta. Te vi con el arma, hermano”.

Rio Bravo está aproximadamente a 1,6 kilómetros de la frontera con México, y a 273 kilómetros al sur de San Antonio.