(CNNMoney) - ¿Cómo fue cancelado el programa de televisión más popular de Estados Unidos en apenas unas horas?

El martes nos enteramos. Todo lo que se necesitan son unos pocos tuits peyorativos de una estrella, en este caso de Roseanne Barr, y unas cuantas llamadas de los ejecutivos de la cadena.

Los ejecutivos de ABC y su compañía raíz, Disney, decidieron temprano en el día apagar el interruptor de 'Roseanne'.

La visión dentro de Disney, según fuentes, era que el martes fue la tercera o cuarta vez que los tuits de Barr representaban un problema para ABC. Pero esta controversia era, de lejos, la peor.

LEE: La caída de Roseanne

Los tuits racistas y extraños del martes eran "inexcusables", dijo una de las fuentes. "Suficiente era suficiente".

Barr fue informada por teléfono. Pero otros productores y miembros del reparto de 'Roseanne' solo se enteraron de la decisión cuando ABC emitió un brusco comunicado antes de las 11. a.m. (hora del Pacífico).

Dentro de ABC, ahora hay una sensación de orgullo por la rapidez con que se contuvo esta controversia, pero hay preguntas persistentes sobre por qué la cadena volvió a tener negocios con Barr, para empezar.

ABC canceló 'Roseanne' el martes.

ABC canceló 'Roseanne' el martes.

Así fue como todo ocurrió, hora a hora:

Los jefes de ABC se despertaron con las publicaciones de madrugada en las que Barr atacaba a Valerie Jarret, Chelsea Clinton y George Soros.

Clinton, en la Costa Este, respondió a Barr con brillantez y temprano, a las 7:00 a.m. en hora del Este. Ella refutó las acusaciones de conspiración de que ella estaba relacionada con Soros.

Al mismo tiempo, uno de los otros tuits de Barr, uno racista en el que comparaba a Jarrett con un simio, estaba incendiando Twitter.

Barr vive en Hawai, pero se desconoce desde dónde estaba tuiteando. Para las 9:30 a.m. del este, 3:30 a.m. en Hawai, ella estaba tuiteando de nuevo, retuiteando varias conspiraciones y respondiendo al comentario de Clinton.

La sede central de ABC está en Burbank, California. Para las 10:00 a.m. del este, las 7:00 a.m. del pacífico, los ejecutivos de ABC estaban hablando por email y teléfono.

Se trata de ejecutivos clave, incluyendo al presidente de Entretenimiento de ABC, Channing Dungey; su jefe Ben Sherwood, el presidente de Disney/el grupo de TV ABC; y su jefe Bob Iger, el presidente ejecutivo de Disney.

Sobre las 10:30 a.m. del este, las 7:30 a.m. del pacífico, Barr tuiteó una disculpa a Jarrett. Dijo que ella iba a "dejar Twitter".

Pero ABC había escuchado esto antes: ha habido estallidos en el pasado en los que Barr se comprometió a mantenerse alejada de la red social, solo para regresar días o semanas después.

LEE: Esto es lo que debes (y no debes) hacer en un ataque racista público

Los ejecutivos de ABC pensaron, y esperaron, que Barr bajaría su tono al tuitear y se centraría en su serie.

Pero esto no pasaría. Barr mantuvo su querida presencia en Twitter y a la comunidad que ella había cultivado ahí.

Así que cuando los tuits del martes generaron indignación, la cuestión dentro de ABC fue: "¿Hay camino hacia adelante?". En otras palabras: ¿podría alguna disculpa de Barr o sanción por parte de ABC ser suficiente?

Se llevó a cabo una reunión con Barr, su publicista, y el productor ejecutivo Tom Werner, cuya compañía, Carsey-Werner, es dueña de la serie.

Barr se mostró arrepentida en la llamada, según una fuente.

Se le dijo que la cancelación de la serie era una posibilidad.

Para las 9:00 a.m. en la hora del Pacífico, los ejecutivos tenían claro que la serie no continuaría.

"No había manera de volver con esto", dijo una fuente.

Mientras los ejecutivos estaban en conferencias, los críticos en las redes sociales comenzaron a señalar el silencio de la cadena sobre la controversia. Empezaba a tener cobertura en televisión y en los principales sitios web de noticias. Los espectadores de ABC, los anunciantes y las cadenas rivales observaban para ver qué decía y qué hacía ABC.

Era fácil imagina un boicot de anunciantes contra 'Roseanne' y otros programas de ABC. Sin embargo, las fuentes de la cadena dijeron que los anunciantes no fueron un factor en su decisión.

Después de las 9:00 a.m. en la hora del Pacífico, la conversación entre los jefes versaba sobre cuándo y cómo cancelar el show.

A la vez, algunos colegas de Barr comenzaron a pronunciarse. Poco después de las 9:00 a.m. en la hora del Pacífico, Wanda Sykes, productora ejecutiva en la serie, dijo en Twitter que ella no sería parte de la segunda temporada.

Después una de las estrellas de la serie, Sara Gilbert, tuiteó que los comentarios de Barr eran "aborrecibles". Ella dijo que la serie está "separada y aparte de las opiniones y palabras de un miembro del reparto".

Es cierto. Pero el nombre de Barr está en el título de la serie.

Roseanne Barr en una imagen de archivo.

Roseanne Barr en una imagen de archivo.

Según The New York Times, el martes resultó ser el primer día para los productores y guionistas de la segunda temporada.

Una fuente de ABC confirmó esto y dijo que los empleados estaban justo llegando cuando se supo la cancelación, a las 10:48 a.m. hora del Pacífico.

Los ejecutivos decidieron que Dungey debía emitir la declaración, y después Iger le seguiría con un tuit.

Dungey mantuvo una frase: "La declaración de Roseanne en Twitter es aborrecible, repugnante e inconsistente con nuestros valores, y hemos decidido cancelar su programa".

Más tarde ese mismo día, un ejecutivo de ABC expresó su pesar por el hecho de que más de 200 personas involucradas en la creación de "Roseanne" estarían sin trabajo como resultado de la cancelación.

Pero la fuente culpó deliberadamente a Barr, diciendo que "ese es el daño colateral con el que Roseanne tiene que vivir".

MIRA: ¿Qué tan racistas somos en América Latina?

El martes por la tarde, Barr tuiteó una disculpa al reparto y trabajadores del show:

"¡No se sientan mal por mí, chicos! Solo quiero pedirles disculpas a los cientos de personas, y maravillosos guionistas (todos liberales) y actores talentosos que perdieron su trabajo en mi serie debido a mi tuit estúpido", dijo.

Barr también dijo que ella aparecería en el podcast de comedia de Joe Rogan el viernes.

Antes y después de esa publicación, Barr retuiteó a fans que la mostraban como una víctima de los medios liberales de doble moral.

Uno de los retuits afirmó que "ABC está permitiendo que los enemigos de Trump controlen su espacio". Algunos de los otros tuits compartidos por Barr promovían nuevas teorías de conspiración. Su promesa de abandonar Twitter resultó ser muy efímera.

Ahora aún quedan algunas preguntas por responder:

- ¿Qué emitirá ABC los martes a las 8:00 p.m. en lugar de 'Roseanne'?

- ¿Hay alguna posibilidad de que la serie 'Roseanne' siga sin Barr? ¿Algún intento de mantener el reparto junto de alguna manera?

- ¿Habrá alguna reacción medible de parte de sus fanáticos?

- ¿El presidente Trump hará algún comentario al respecto?

- ¿Qué hará ahora Barr?

Werner, su productor durante mucho tiempo, contó a Deadline.com que apoyaba la decisión de ABC. Dijo que esperaba que "Roseanne busque la ayuda que tan claramente necesita".