(CNN Español) - Enrique Peña Nieto, presidente de México, respondió este martes directa y categóricamente a a Donald Trump, mandatario de Estados Unidos, sobre su deseo de construir un muro en la frontera entre ambos países y que sea el Estado mexicano el que lo pague. Peña Nieto lo hizo vía Twitter, en español e inglés, y con un "NO" en mayúsculas.

"Presidente @realDonaldTrump: NO. México NUNCA pagará por un muro. Ni ahora, ni nunca. Atentamente, México (todos nosotros)", es lo que dice el tuit del mandatario.

El tuit, en inglés:

Ambos tuits se publicaron la noche de este martes y, juntos, han sido compartidos más de 76.000 veces y han recibido más de 217.000 likes. Las publicaciones aparecieron luego de que Donald Trump insistió, una vez más, en que el muro en la frontera entre México y Estados Unidos se haría realidad."Finalmente, finalmente, México va a pagar el muro. Se los digo desde ya", dijo este martes el presidente de EE.UU. durante un discurso de apoyo a la candidatura al Senado de la republicana Marsha Blackburn.

LEE: El muro de Trump en México podría ser un regalo para los carteles de la droga

"Ellos [México] van a pagar por el muro y lo van a disfrutar. ¿Ok? Ellos lo van a disfrutar", continuó Trump.

La construcción de un muro fronterizo es una de las propuestas en las que Donald Trump más ha insistido desde que es candidato a la presidencia y ahora en la Casa Blanca. Y no es la primera vez que enfrenta a los dos mandatarios.

Peña Nieto ya había asegurado en enero de 2017, cuando Trump aún no tomaba posesión, que México no pagaría ningún muro. "Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que, por supuesto, México no pagará", sentenció el mandatario en la XXVIII Reunión con Embajadores y Cónsules de México.

En ese entonces Peña Nieto insistió en el rechazo al proyecto fronterizo de Trump. "Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos, de continuar la construcción de un muro que, desde hace años, lejos de unirnos, nos divide", dijo el mandatario mexicano. "México no cree en los muros, México no pagará ningún muro", agregó en esa ocasión.

Tras la primera reunión entre Peña Nieto y Trump, en julio de 2017, el presidente de EE.UU. insistió ante los periodistas en que México debe pagar por el muro. Cuando a Trump le preguntaron si todavía quería que México pagara por el muro dijo: "Absolutamente".

LEE: ¿Qué tipo de muro fronterizo quiere Trump? Depende de quién pregunte

Sin embargo, Luis Videgaray, canciller de México, aseguró que no se trató el espinoso tema durante el encuentro

Como presidente, en enero de 2018, Trump dio más detalles de cómo México pagaría por el muro. "El muro será pagado, directa, indirectamente, o a través de un reembolso a largo plazo, por México, que tiene un ridículo superávit comercial de 71.000 millones de dólares con Estados Unidos. El muro de 20.000 millones de dólares 'es insignificante' comparado con lo que México gana de Estados Unidos. El TLCAN es un mal chiste", agregó.

Se presume que incluso el tema fue una de las razones que obligaron a la cancelación del viaje de Peña Nieto a Washington, que estaba tentativamente agendada para los primeros días de marzo. La suspensión de la visita se dio luego de que los mandatarios de México y Estados Unidos hablaran por teléfono, conversación que fue calificada por un funcionario senior de EE.UU. como "malhumorada".

El mismo funcionario de la Casa Blanca dijo en dicha ocasión que cualquier reunión sería incómoda y nada productiva, dada la promesa inexacta de Trump de jurar que México pagará por el muro.

El muro de Trump ya genera gastos

Aunque Trump quiere que México pague por el muro, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. ha cubierto los gastos de la construcción de cada uno de los ocho prototipos, que cuestan entre 300.000 y 500.000 dólares. Asimismo, desde que comenzó la construcción de los prototipos, en septiembre de 2017, los contribuyentes de San Diego (California) han pagado aproximadamente 2,3 millones de dólares para protegerlos.

Donald Trump volvió a la carga con la idea de que México pague por el muro. Sin embargo, el 28 de marzo se supo que, entre las opciones que buscaba para el financiamiento, sugirió emplear fondos militares. No obstante, según analistas, eso sería muy difícil, pues todo cambio presupuestario necesitaría la aprobación del Congreso.