CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Corte Suprema elimina unánimemente una orden que autorizaba a abortar a una adolescente indocumentada

Por CNN

(CNN) —Una unánime Corte Suprema declinó establecer un precedente este lunes sobre si una adolescente indocumentada en custodia de Estados Unidos podía tener practicarse un aborto que solicitó el año pasado.

La corte otorgó un requerimiento hecho por el gobierno del presidente Donald Trump para eliminar la opinión de un tribunal menor que le permitía practicarse un aborto a una adolescente indocumentada en Texas, el año pasado.

Aunque la adolescente que fue identificada en documentos de la Corte como Jane Doe para proteger su identidad se practicó el procedimiento, el gobierno quería anular ese fallo para no crear un precedente para otros casos similares.

En un documento de cinco páginas per curiam (es decir, que no identifica a un juez individualmente, sino es firmado por “la Corte”), los jueces explicaron que el tema es ahora debatible.

publicidad

La orden de la Corte tendrá poco impacto pues aunque el gobierno presentó una solicitud de emergencia en noviembre, una corte menor ya había emitido una orden judicial temporal contra el gobierno en el caso. Ese litigio continuará ahora.

La disputa surgió hace unas semanas cuando la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) desafió la nueva política del gobierno Trump que prohibió a los albergues financiados federalmente tomar cualquier medida para facilitar el acceso al aborto para menores no acompañados.

Como parte de ese desafío ACLU presentó una petición de emergencia en una corte federal para allanar el camino para que otra joven que no fue identificada pudiera practicarse ese procedimiento.

Un tribunal del distrito federal falló a favor de la adolescente.

Jane Doe, la joven detenida en Texas el año pasado que tenía casi 16 semanas de embarazo cuando se dio la decisión de corte federal de apelaciones en Estados Unidos, llegó al país sin sus padres, proveniente de un país no especificado. Fue mientras se encontraba en un refugio del Departamento de Salud que supo que estaba embarazada, según la demanda presentada por ACLU en su nombre.

Después de que la joven recibiera autorización judicial para poder consentir un aborto, el gobierno federal intervino y se negó a trasladarla para realizar el procedimiento, lo que provocó la demanda.

La jueza de la Corte de Apelaciones Patricia Ann Millett emitió una fuerte opinión y desafió las acciones del gobierno. “La sola esperanza del gobierno de que una menor sola y maltratada pueda hacer que el problema desaparezca al (i) renunciar a todos sus derechos legales y abandonar Estados Unidos o al (ii) encontrar un patrocinador que el propio gobierno nunca habría podido encontrar, no es una razón remotamente constitucional y suficiente para privar a (Jane Doe) de cualquier control sobre la decisión más íntima y determinante de la vida «, escribió.