(CNN) - El esqueleto casi completo de un dinosaurio de 150 millones de años de antigüedad fue vendido por más de 2,36 millones de dólares en París, Francia. La subasta se llevó a cabo en el primer piso de la Torre Eiffel, este lunes.

Descubierto en Wyoming, Estados Unidos, y desenterrado entre 2013 y 2015, el fósil mide 2,6 metros de alto y tiene casi 9 metros de largo. Los científicos aún no confirman la especie de este dinosaurio, aunque se le ha identificado como un terópodo carnívoro.

LEE: Desentierran huellas de dinosaurios en Escocia

Según la casa de subastas Aguttes, dos paleontólogos examinaron de cerca el fósil antes de la venta. Dicen que se parece mucho a un Allosaurus, un dinosaurio que vagó por la Tierra entre 155 y 150 millones de años atrás, durante el último período del Jurásico.

Pero una serie de diferencias anatómicas, entre ellos la estructura de la pelvis, el cráneo y los dientes del fósil, obligan a pensar que aún puede ser clasificado como un género completamente nuevo de dinosaurio.

Especialistas montan el esqueleto de dinosaurio de 9 metros de largo y 2,5 metros de altura en la Torre Eiffel de París.

Las identidades del comprador y del vendedor privado también permanecen sin confirmar.

El fósil está en buen estado, según se informa, con alrededor del 70% del esqueleto intacto. Aguttes dijo que parte de los ingresos de la venta se entregarán a dos organizaciones benéficas de vida silvestre.

Preguntas pendientes

Con preguntas sin respuesta sobre la identidad del dinosaurio, varios científicos estuvieron en contra de la subasta. El mes pasado, la Society of Vertebrate Paleontology, que representa a más de 2.000 profesionales y estudiantes, solicitó la cancelación de la venta.

En una carta abierta a Aguttes, la organización solicitó que el esqueleto se "mantenga en fideicomiso público", lo que permitiría a los expertos "reexaminar, volver a medir y reinterpretar" el fósil. La carta también cuestionó las afirmaciones de que el nuevo propietario podría nombrar a la especie no identificada.

El esqueleto fue exhibido por la casa de subastas Aguttes, en el primer piso de la torre Eiffel, en París, Francia.

El folleto de la subasta había sugerido que el dinosaurio "podría se llamado como ellos o como uno de sus hijos, según sea acordado con el científico que describa formalmente la especie".

La venta es la última de una serie de ventas paleontológicas de alto perfil organizadas por Aguttes. En 2016, esta casa de subastas vendió un esqueleto confirmado de Allosaurus por 1,32 millones de dólares. El año pasado, un esqueleto completo de mamut fue subastado por más de 641.000 dólares.