CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Salen a la venta pasajes para el vuelo más largo del mundo: de Singapur a Nueva York

Por Howard Slutsken

(CNN) — De Singapur a Nueva York y sin escalas. Casi 20 horas en el aire. A partir del 11 de octubre, los pasajeros del avión más nuevo de Singapore Airlines, el Airbus A350-900ULR, viajarán en un solo vuelo  y que conectará nuevamente las dos importantes metrópolis.

La aerolínea solía volar el A340-500 de cuatro motores que consume mucha gasolina en la ruta de unos 15.289 kilómetros, con solo 100 asientos de clase ejecutiva a bordo. El servicio resultó ser ineficiente y Singapore Airlines lo canceló en 2013. Ahora vuelve.

Los nuevos vuelos inicialmente se darán tres veces por semana. En tanto, las operaciones diarias comenzarán el 18 de octubre después de que un segundo Airbus A350-900 entre en servicio.

LEE: ¿Qué pasa con los aviones cuando se retiran?

El 23 de abril, el avión tuvo su primer vuelo de prueba, un viaje de ida y vuelta de casi cinco horas que se inició desde la planta de montaje del avión en Toulouse, Francia.

publicidad

Con este vuelo, Singapore Airlines recuperará una corona en el mundo de los viajes aéreos: la de cubrir la ruta sin escalas más larga del mundo.

El avión contará con la premiada cabina Airspace.

Casi un día en el aire

Pero, ¿cómo podrán los pasajeros volar cómodamente y soportar un vuelo que dura casi un día completo?

Este vuelo tiene tres horas más que el vuelo 787 de Qantas Airlines, desde Perth a Londres. 

«El A350 ha sido diseñado para vuelos de largo alcance», explica a CNN Travel Florent Petteni, director de Marketing de interiores de aviones de Airbus para el A350.

Todos los A350 comparten la filosofía de diseño de Airbus que hace que la cabina del avión se sienta más como una habitación que como un largo tubo. la nave tiene techos altos, sofisticada iluminación LED, paredes laterales casi verticales y un bajo nivel de ruido.

«Puede que no sepas exactamente por qué es tan cómodo y tan agradable volar en este avión, pero todo se hizo con esa intención», asegura Petteni.

MIRA: Airbus registra pérdidas por retrasos en entrega de motores

Un espacio con vista

El fuselaje del A350 está hecho de materiales compuestos, incluida la fibra de carbono, en lugar de utilizar técnicas convencionales de construcción de aluminio. Esto permitió a Airbus incluir más ventanas panorámicas y más amplias. Esto elimina el temido asiento de ventana «sin ventanas» que se encuentra en otras naves.

No obstante, dada la misión de ultra largo alcance de los aviones ULR, era igualmente importante garantizar que la cabina se oscureciera por completo para proporcionar a los pasajeros un ambiente de descanso reparador.

Las aerolíneas podrán elegir entre una pantalla desplegable estándar o un sistema de botones pulsadores electromecánicos con dos persianas que oscurecen la cabina.

El sistema de circulación de aire en el A350 también ha sido diseñado para ser silencioso y sin corrientes de viento. «Aunque reciclamos el aire a toda capacidad de la cabina cada dos o tres minutos, lo hacemos reduciendo su velocidad dentro de la misma», dice Petteni.

Independientemente de la cantidad de personas a bordo, Airbus está seguro de que los sistemas de inodoros y agua de la ULR están a la altura del desafío de un vuelo de 20 horas. «No hay cambios en las capacidades, solo optimización», explica Marisa Lucas-Ugena, directora de Marketing del A350.

«Eso es algo que hacemos en Airbus, cuando tenemos una familia de aviones, cada vez que tenemos un nuevo tipo o una nueva modificación, aprovechamos la oportunidad para mejorar las cosas», agrega.

Quizás otro concepto de Airbus se haga realidad en los aviones ULR. En la reciente Aircraft Interior Expo en Hamburgo, la compañía, junto con el fabricante de interiores de aviones Zodiac Aerospace, dio a conocer una propuesta de «Módulos de cubierta inferior» que ofrecería dormitorios para los pasajeros. Ubicados en el espacio normalmente lleno de contenedores de carga, los pasajeros accederían a las literas a través de una escalera desde la cubierta principal. Dulces sueños.