(CNN) - Rudy Giuliani y Michael Avenatti pueden estar a miles de kilómetros de distancia, pero están pensando el uno en el otro. Bueno, más o menos.

Avenatti criticó a Giuliani el miércoles por la noche por los comentarios que hizo sobre su cliente, Stormy Daniels, que cuestionaron su credibilidad porque hizo películas para adultos.

MIRA: Stormy Daniels hace bromas a costa de Trump en "Saturday Night Live"

"El negocio en el que usted estaba no le da derecho a dar ningún valor a su credibilidad", dijo Giuliani sobre Daniels, cuyo nombre legal es Stephanie Clifford.

"Explícame cómo podría ella haber sido dañada. Quiero decir, no tiene reputación. Si vas a vender tu cuerpo por dinero, tú directamente no tienes reputación. Puede ser que yo parezca pasado de moda, pero no lo estoy".

Giuliani hizo las declaraciones el miércoles temprano desde Israel, donde asistió a una conferencia en Tel Aviv.

Stormy Daniels

En sus comentarios, dijo que respeta a las estrellas del porno, pero no de "la forma en que respeto a una mujer de carrera o a una mujer de sustancia o una mujer que... no va a vender su cuerpo para la explotación sexual".

Horas después, Avenatti devolvió el fuego y describió los comentarios como repugnantes e indignantes durante una aparición en show AC360 de CNN.

"El señor Giuliani es un absoluto cerdo por hacer esos comentarios. Él básicamente afirma que las mujeres que se dedican a la industria cinematográfica adulta y a otras formas de pornografía no tienen reputación ni merecen respeto", dijo.

MIRA: Trump admite que sabía del pago a Stormy Daniels

"Espero que no vayamos a llegar a un lugar en el que Rudy Giuliani sea la policía que decide qué mujeres merecen respeto o no. Sus comentarios son cochinos, sus comentarios son indignantes, especialmente en estos tiempos y él debería ser despedido por el presidente".

Daniels denunció al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por un acuerdo de confidencialidad que ella firmó y por el que debía mantenerse callada sobre una aventura que ella dice que tuvieron. La Casa Blanca ha dicho que Trump niega la supuesta aventura.

En abril, Avenatti presentó una demanda en nombre de Daniels, alegando que Trump intentó manchar su reputación y credibilidad al desestimar su versión de un hombre que la amenazó en 2011 cuando estaba lista para hacer pública la supuesta relación amorosa.