Cocaína decomisada en Bruselas en 2007. (Crédito: Mark Renders/Getty Images)
Cocaína decomisada en Bruselas en 2007. (Crédito: Mark Renders/Getty Images)

(CNN Español) - La cocaína es la droga estimulante ilegal más consumida en la Unión Europea. De sus países, Reino Unido y España son los dos con mayor porcentaje de personas que han probado esta sustancia: un 9,7% de la población en Gran Bretaña y 9,1% en España. Así se desprende del Informe Europeo sobre Drogas 2018 presentado este jueves en Lisboa (Portugal) por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toximanías.

Más de una cuarta parte de los europeos de entre 15 y 64 años han probado algún tipo de droga en algún momento de su vida, según las estimaciones del informe, que cifran en 92 millones de personas los que han probado esta clase de sustancias ilegales.

MIRA: ¿Cómo el negocio de la 'cocaína del mar' está matando a la vaquita marina?

Según los datos del reporte, el consumo y disponibilidad de cocaína está aumentando en Europa en los últimos años. La mayor prevalencia del consumo de cocaína se da en los países del sur y el este de Europa. Su consumo varía, explica el texto, entre aquellas personas con alto poder adquisitivo, que la toman en forma de polvo inhalado, y los llamados "consumidores marginados", que "se administran cocaína por vía parenteral o fuman crack, a menudo junto con opioides".

Pese a que hace unos años se estuvo observando un descenso en el consumo de cocaína después de un importante pico hace una década, en los recientes esta reducción no se ha vuelto a observar. Se estima que 17 millones de adultos de entre 15 y 64 años han tomado cocaína en algún momento de su vida, lo que representa el 5,1 % de la población de ese grupo de edad. De hecho, los datos del reporte muestran que unos 2,3 millones de adultos jóvenes de 15 a 34 años la han tomado en el último año. Sin embargo, el estudio lamenta que no hay datos disponibles de gran parte de los países europeos ni de todos los años para hacer una mejor comparación estadística.

MIRA: El exjugador de la NBA que lucha contra las drogas

El estudio explica que las consecuencias para la salud del consumo de esta sustancia ilegal "son difíciles de cuantificar" pues, dicen, "es complicado detectar su influencia en los problemas agudos y en los daños para la salud a largo plazo y a menudo pasa inadvertida". Pese a esto, alerta de que "cabe esperar" un aumento en los problemas sanitarios "si aumenta la prevalencia del consumo y, en particular, los patrones de consumo de alto riesgo".

"Una de las señales de que esto puede estar sucediendo es el aumento del número de primeros ingresos para recibir tratamiento especializado relacionado con la cocaína, aunque no se han recuperado las elevadas cifras observadas por primera vez hace diez años", indica el informe.

El cannabis

En términos generales el consumo de cannabis es aproximadamente cinco veces superior al de otras sustancias, según el informe. "Las pautas de consumo de cannabis pueden oscilar de un consumo ocasional a un consumo regular y dependiente", añade el reporte.

De acuerdo con los datos del informe, que utiliza cifras oficiales de cada país, en Europa 87,6 millones de adultos (de entre 15 y 64 años) han tomado cannabis. Esto representa más de un cuarto de la población de este grupo de edad, un 26,3%. De ellos, los cálculos oficiales dicen que 17,2 millones de adultos jóvenes de entre 15 y 34 años tomaron esta droga en el último año. A su vez, de estos, 9,8 tienen entre 15 y 24 años.

En general los resultados muestran que el consumo de cannabis se mantiene estable o aumenta en Europa. Sin embargo, el informe vuelve a lamentar que son "pocos países" los que cuentan con datos suficientes "que permitan hacer un análisis estadístico de las tendencias del consumo de esta droga en el último año entre adultos".