CNN) - Durante muchos años, los temas de salud mental han sido percibidos como un problema, un estigma. ¿Sigue siendo así? Según una encuesta de 2016, parece que el estigma empieza a desaparecer, al menos en Estados Unidos. Los datos del estudio sobre ansiedad y suicidio mostraron que el 90% de los estadounidenses valoran la salud física y mental por igual.

"Ser están haciendo progresos en cómo los adultos de Estados Unidos ven la salud mental, y el importante rol que juega en nuestras vidas diarias. Las personas ven la conexión entre la salud mental y el bienestar general, nuestra habilidad para funcionar en el trabajo y casa y cómo vemos el mundo que nos rodea·, dijo la doctora Christine Moutier, jefa médica de la Asociación Estadounidense para la Prevención del Suicidio.

MIRA: El aumento del suicidio: ¿están nuestras sociedades en crisis?

Sin embargo, pese a que la inmensa mayoría reconocía la relación entre la salud mental y el bienestar general, la mayoría de los encuestados dijeron que el acceso a la salud mental era innaccesible por su alto costo.

La percepción de la salud mental

La mayoría de las personas encuestadas identificaron las circunstancias vitales, depresión y estrés postraumático y bipolaridad como factores de riesgo para el suicidio, pero más de la mitad (el 53%) no sabía que personas con problemas de ansiedad también estaban en riesgo de suicidio, según la encuesta.

"Los resultados dan señales clave sobre cómo los estadounidenses ven las condiciones de salud mental, las circunstancias vitales, las barreras para encontrar ayuda y su entendimiento de los factores de riesgo para el suicidio", dijo el doctor Doryn Chervin, secretario ejecutivo de la Alianza Nacional para la Prevención del Suicidio.

Aunque los psiquiatras dicen que las mujeres son más propensas que los hombres a tener pensamientos suicidas, la encuesta mostró que son ellas las que más frecuentemente reciben tratamientos para ayudarles en su salud mental y son más propensas a experimentar ansiedad y desórdenes depresivos.

Los hombres, según esta encuesta, tienden menos a mostrar ansiedad y desórdenes depresivos pero son más propensos que las mujeres a mostrar condiciones relacionadas con drogas.

Las tasas de suicidio aumentaron un 25% en Estados Unidos durante casi dos décadas hasta 2016, según una investigación publicada este jueves por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas inglés). Un total de 25 estados experimentaron un incremento en los suicidios de más del 30%, según el informe del Gobierno.

Más de la mitad de quienes murieron por suicidio no tenían diagnósticos de algún problema de salud mental, señaló la doctora Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC.

MIRA: Suicidios en EE.UU. aumentaron un 10% tras la muerte de Robin Williams, según un estudio

Pese a los datos, casi todos los encuestados (el 94%) cree que el suicidio se puede prevenir.

"Diagnosticar y tratar eficazmente tanto los trastornos de ansiedad y la depresión, especialmente cuando ocurren conjuntamente, son vías fundamentales para intervenir y reducir la crisis de suicidio", dijo el doctor Mark Pollack, presidente de la Asociación de Ansiedad y Depresión de América.

Eliminar el estigma

Eliminar el estigma hacia la salud mental fue lo que hizo, casi sin saberlo, una mujer que se tomó unos días de descanso "para centrarse en su salud mental". El hecho, que podría parecer casi intrascendente, se volvió viral en 2017 por la respuesta del presidente ejecutivo de su empresa. Ella envió un email avisando de que estaría fuera un par de días y fue sincera por el motivo. Él respondió diciéndole que era "un ejemplo para todos nosotros, y ayuda para eliminar el estigma" de las enfermedades mentales.

"Tuve que tomar un día de salud mental recientemente y mentí sobre mis razones para no ir, porque no se ve como una excusa viable para el trabajo perdido", respondió otro compañero.

"Creo que hay mucha gente que realmente no entiende lo que es la salud mental. Lo siento por ellos", dijo a CNN Ben Congleton, presidente ejecutivo de la empresa. "La salud mental es tan importante como la salud física en estas situaciones", añadió.

Situaciones como esta hacen visibles los problemas mentales como algo común y que necesita ser cuidado.

La importancia de buscar ayuda

Junto con el descenso en el estigma de las enfermedades mentales, otra buena noticia: la encuesta de la que hablamos reveló que los jóvenes, aquellos de entre 18 y 24 años, cada vez se sienten más cómodos buscando ayuda médica y son más propensos a percibir como una señal de fortaleza el ir a ver a profesionales médicos de la salud mental, en comparación con las generaciones mayores.

MIRA: Instagram es la red social más perjudicial para la salud mental de los jóvenes

Si bien los psiquiatras afiliados y no afiliados a la encuesta reconocen el cambio constante en las personas que desean comprender mejor la salud mental, muchos dicen que se necesita hacer más investigación porque todavía existe un estigma.

"Es necesario que haya un aumento en el número de profesionales capacitados en salud mental, instalaciones adecuadas y apoyo de primera respuesta en todo el país para tratar a todos los pacientes que necesitan atención especial", dijo la doctora Ranna Parekh, direcrtora de la División de Diversidad y Equidad en Salud de la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos.

¿Cómo identificar cuando una persona necesita ayuda?

Algo común que ocurre cuando alguien se suicida es que las personas que estaban a su alrededor no entienden cómo pudo pasar. A veces la persona dio señales claras de depresión u otros factores de riesgo, pero en otras ocasiones no ocurre así. Las personas cercanas, entonces, suelen entrar en pensamientos "en bucle, obsesionados" buscando señales perdidas. Así le ocurrió a Uschi Stokes, una mujer de 52 años cuyo marido se suicidó el año pasado.

"A veces [los suicidios] no se pueden prevenir. Yo no tenía ni idea de lo que iba a ocurrir... ¿cómo puedes prevenirlo si no hay ninguna señal?", se pregunta esta mujer, que lleva un año buscando respuestas sobre el motivo del suicidio de su pareja.

Organizaciones como la Fundación Estadounidense para la Prevención del Suicidio muestran señales de advertencia para buscar en personas que pueden estar considerando suicidarse. ¿Hablan sobre sentirse sin esperanza o querer morir? ¿Están bebiendo y durmiendo más, se están aislando o regalando sus posesiones? ¿Han cambiado sus estados de ánimo, mostrando depresión, pérdida de interés o vergüenza?

Sin embargo, ¿qué ocurre si no hay ninguna de estas señales?

Stokes entra regularmente a un foro en línea para quienes han perdido a personas por suicidio. Ella es una de los casi 14.000 miembros de la Alianza de Esperanza para Sobrevivientes de Pérdida de Suicidio que se registran en todo el mundo.

MIRA: ¿Cómo afrontar la soledad? Consejos simples propuestos por expertos

El grupo fue fundado por Ronnie Walker, un consejero de salud mental clínico autorizado que perdió a un hijastro del suicidio hace 23 años y estaba horrorizado por la falta de recursos para los seres queridos que quedaron atrás para lidiar con este complicado tipo de dolor.

Walker, al igual que Stokes, desea que las personas dejen de tirar frases como "el suicidio es 100% prevenible" como si eso fuera un hecho. Ella escribió una publicación en su blog sobre este tema, citando a un joven sobreviviente que escuchó esta frase en la escuela y la publicó en la página de Alliance of Hope.

"Cuando mi padre se suicidó, me dijeron que 'nada podría haberlo impedido de ninguna manera'", escribió el sobreviviente. "Mi corazón se siente pesado y culpable, a pesar de que han pasado cinco años".

"Creo que es importante ver la declaración 'el suicidio es 100% prevenible' como una declaración teórica, utilizada para inspirar acción y conciencia", continuó. "Se presenta como la 'verdad', pero en realidad es una declaración de una 'posibilidad' por la cual luchar".

Los sobrevivientes de los intentos de suicidio a menudo dicen que ocultaron sus planes e hicieron esfuerzos para no dar avisos, escribió. E incluso cuando hay indicios, a veces el amor y la intervención no pueden salvar la vida de una persona, dijo Walker antes de citar a otro miembro de su comunidad de Alianza de Esperanza.

"Esto no significa que debamos dejar de intentar ayudar a la gente", escribió. "Simplemente significa que realmente debemos dejar de permitirnos sentirnos tan culpables por algo que no es culpa nuestra".

Cómo ayudar a una persona con tendencia suicida

Desde Estados Unidos, para apoyo de crisis en español, llama al 1-888-628-9454, de la Línea Nacional de Prevención del Suicidio. Para apoyo fuera de Estados Unidos, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio proporciona un directorio mundial de recursos y líneas directas internacionales. También puedes recurrir a Befrienders Worldwide.

Llama al 1-800-273-8255 en Estados Unidos para comunicarte con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio. Brinda asistencia gratuita y confidencial las 24 horas del día, los siete días de la semana, para personas en crisis suicidas o angustiadas. Puedes obtener más información sobre sus servicios aquí, incluida su guía sobre qué hacer si se identifican señales suicidas en las redes sociales. También puedes llamar al 1-800-273-8255 para hablar con alguien sobre cómo puedes ayudar a una persona en crisis. Llama al 1-866-488-7386 para TrevorLifeline, un servicio de asesoramiento para la prevención de suicidios para la comunidad LGBTQ.

LEE: ¿Realmente '13 Reasons Why' aumentó las búsquedas en internet sobre el suicidio?

Envía un mensaje de texto a HOME al 741741 para tener una diálogo de texto confidencial con un consejero especializado en crisis de Crisis Text Line. Los consejeros están disponibles 24/7. Puedes obtener más información sobre cómo funciona su servicio de mensajes de texto aquí.

Para el chat en línea, la Línea Nacional de Prevención del Suicidio ofrece un chat confidencial, con asesores disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana. Boys Town también ofrece consejeros en chats en línea destinado a jóvenes en este enlace. Está disponible todos los lunes a viernes entre las 6 p.m. y medianoche en la zona horaria central.

- Con información de Azadeh Ansari, Christopher Dawson, Jessica Ravitz, Susan Scutti y Rose Schmidt, de CNN.