(CNN) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló este viernes que está considerando un perdón póstumo para el boxeador Muhammad Ali, quien fue condenado en 1967 después de negarse a prestar servicio militar en Vietnam, a pesar de que el abogado de Ali consideró la medida como algo “innecesario”.

“Estoy pensando en Muhammad Ali. Estoy pensando en eso muy seriamente y en algunos otros”, sostuvo Trump, mientras hablaba con algunos periodistas en la Casa Blanca antes de partir a la cumbre del G7. “Y en algunas personas que tienen condenas que no son justas”, insistió el mandatario.

El abogado de Ali, Ron Tweel, le dijo a CNN que no se ha presentando ningún tipo de contacto entre alguien del gobierno de Trump y los miembros de la familia Ali al respecto. “Entonces, no es que durante semanas o días la administración se comunicó con la familia. Nada de eso”, le insistió a esta cadena. “Todo esto fue espontáneo y creo, como a mucha gente le gusta decir, impulsivo”.

Tweel añadió que solo podía adivinar lo que habría provocado los comentarios del presidente. “Esto fue una sorpresa para todos cuando lo oímos esta mañana”, indicó este viernes durante una entrevista telefónica. “Así que esto, hasta donde sabemos, salió de la nada, por razones que les dejaré especular”, agregó.

En una declaración previa, Tweel señaló que si bien apreciaba el sentimiento de Trump, un “perdón es innecesario”. “La Corte Suprema de Estados Unidos anuló la condena de Muhammad Ali en una decisión unánime de 1971. No hay condena para la que se necesite el indulto”, explicó.

Trump les dijo a los periodistas que el legendario boxeador es solo una de los 3.000 personas que está considerando para otorgarles el perdón, porque “muchas” de ellas “realmente han sido tratadas injustamente”.

Ali, cuyo nombre inicial fue Cassius Marcellus Clay Jr., es uno de los atletas más recordados de la historia estadounidense. Murió en 2016, tras una batalla con la enfermedad de Parkinson.

Al ser campeón mundial en peso pesado, Ali fue menospreciado por cambiarse el nombre y alinearse con la Nación del Islam. Además, la furia estalló después de que él se negara, debido a sus creencias religiosas, a servir en el ejército durante la Guerra de Vietnam cuando fue convocado en 1966.

En junio de 1967, Ali fue condenado en un tribunal federal por violar las leyes de servicio selectivo al negarse a ir a la Guerra de Vietnam. Fue despojado de su título de peso pesado de la Asociación Mundial de Boxeo, además de que le retiraron su pasaporte y todas las licencias de boxeo. Le impusieron una multa de 10.000 dólares y enfrentó una sentencia de cinco años en prisión.

Sin embargo, la Corte Suprema anuló de forma unánime su condena en un fallo del 28 de junio de 1971. Y, después de que el sentimiento contra la guerra creciera, un juez dictaminó en 1970 que Ali podría volver a boxear profesionalmente.

CNN reportó este miércoles que la Casa Blanca ha reunido la documentación para perdonar a decenas de personas, según dos fuentes con conocimiento de los desarrollos.

La semana pasada, Trump le aseguró a la prensa que estaba considerando perdonar a Martha Stewart, así como conmutar la sentencia del exgobernador de Illinois, Rod Blagojevich.

Desde que asumió el cargo, Trump ha otorgado cinco perdones y conmutado una sentencia. El mes pasado, le concedió clemencia póstuma al también boxeador Jack Johnson, el primer estadounidense negro en ser campeón mundial de peso pesado. Johnson fue declarado culpable en 1913 bajo la Ley Mann por llevar a su novia blanca a través de fronteras estatales con fines “inmorales”.

Aunque mencionó a Ali, y ha otorgado dos clemencias después de que una celebridad acudiera a él, Trump indicó el viernes que “se emocionaría más perdonando a personas que nadie conoce”.

Kaitlan Collins, Steve Almasy, Sarah Hallam and Devon Sayers, todos de CNN, contribuyeron a este informe.