(CNN) - Una corte federal bloqueó temporalmente la deportación de un repartidor de pizzas una semana después de que este fuera entregado a funcionarios de inmigración cuando llevaba comida a una base militar en Nueva York.

Pablo Villavicencio, de 35 años, permanece bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), pero evitará la deportación hasta el 20 de julio. Villavicencio, un inmigrante indocumentado de Ecuador, fue detenido el 1 de junio en la base Fuerte Hamilton en Brooklyn mientras entregaba una orden de la pizzería de Queens en la que trabajaba.

Pablo Villavicencio fue detenido el 1 de junio mientras hacía una entrega. (Villavicencio Family Photo via AP) .

La Sociedad de Asistencia Legal, una organización que provee ayuda legal a personas en condición de pobreza, dijo en un comunicado el sábado que sus abogados descubrieron que la deportación de Villavicencio era inminente, por lo que trabajaron durante la noche para preparar una solicitud de suspensión de emergencia.

"Esta suspensión le permitirá buscar una forma meritoria para evitar la remoción - ajuste del estatus para la residencia permanente - para permanecer con su familia", dijo el asesor legal en un comunicado.

Gregory Copeland, abogado supervisor de la Unidad de Leyes Inmigratorias en La Sociedad de Asistencia Legal, dijo este domingo en entrevista con CNN que Villavicencio había ido a la base militar "muchas veces" en el pasado para hacer entregas similares. Él había estado ahí lo suficiente como para familiarizarse con el personal del lugar, dijo Copeland.