(CNN) - Aunque la cumbre histórica de esta semana entre el presidente Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, tendrá lugar en la lujosa Capella Singapore en Sentosa Island, parece que Kim prefiere quedarse en algún lugar un poco más cerca de la acción del centro de la ciudad.

El domingo, se registró en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad-estado: el St. Regis Singapore, a las puertas de Orchard Road. Este es el principal distrito comercial de gama alta de Singapur, hogar de más de 25 centros comerciales y grandes almacenes.

MIRA: Corea y los desafíos de Trump: ¿una cumbre solo para la foto?

CNN estaba en el lugar cuando Kim llegó sobre las 3:40 p.m. (hora local). Unos 20 guardas norcoreanos, distinguibles por sus insignias de lealtad de color rojo, habían llegado antes y tomado posición, algunos en las plantas superiores revisando los alrededores del hotel.

Junto con la Policía de Singapur y los empleados del hotel, ellos crearon un escudo humano en la entrada, bloqueando la vista de la llegada de Kim.

Los invitados que deseaban capturar una imagen rápida del famoso líder no tuvieron suerte. La estricta seguridad estaba en posición. Por ejemplo, a los invitados se les prohibió tener teléfonos o maletas, y se les dijo que permanecieran sentados.

Kim fue directo a los ascensores del hotel sin parar frente a la multitud. Una procesión de funcionarios de Corea del Norte, incluyendo su hermana pequeña Kim Yo Jong, llegó poco después.

Así es la 'suite' presidencial del St. Regis Singapore

El St. Regis Singapore, famoso por su "elegancia discreta", tiene 299 habitaciones y suites, cada una con lámparas de araña de cristal talladas a mano y obras de arte originales, así como el famoso servicio de mayordomo St. Regis.

Es probable que Kim se aloje en la suite presidencial St. Regis, de 335 metros cuadrados y ubicada en el último piso del hotel.

MIRA: Así es el hotel en el que Trump y Kim Jong Un se reunirán en Singapur

Como la opción más elegante del hotel, la suite está llena de paneles de seda pintados a mano, un piano de media cola y obras originales de artistas de renombre como Marc Chagall.

Además del dormitorio principal, hay una sala de estar, comedor, oficina y gimnasio.

También hay una terraza que da toda la vuelta con vistas a los Jardines Botánicos de Singapur, donde un chef privado puede preparar una comida adecuada para un líder y sus invitados, que pueden disfrutar al aire libre o en el comedor de 12 asientos de la suite.

¿El costo? Depende de las fechas, pero varía entre los 7.000 y los 9.000 dólares la noche.

En lo que respecta al hotel en sí mismo, hay seis locales de comidas y bebidas, incluida Brasserie Les Saveurs, que se especializa en comida francesa contemporánea.

MIRA: "Creo que funcionará muy bien", afirma Trump sobre la reunión con Kim Jong Un

El bar Astor es donde Kim puede pedir el distintivo de St. Regis, un Bloody Mary. Todos los hoteles St. Regis en el mundo ofrecen su propia interpretación de la bebida. En el St. Regis Singapore encontrará el Chilli Padi Mary, inspirado en el patrimonio culinario de Singapur.

Los fanáticos del arte en el séquito de Kim tampoco serán defraudados.

El hotel tiene algunas piezas increíbles en exposición en sus espacios públicos. Incluso el color del vestíbulo fue elegido para complementar y resaltar a la mayoría de las obras de arte, que dicen que cuestan unos 7,4 millones de dólares.

St. Regis Singapore, Calle Tanglin, 29, Singapur. Teléfono: +65 6506 6888