(CNN) - Horas después de regresar de un viaje en el que prodigaba elogios a uno de los peores dictadores del mundo, el presidente Donald Trump declaró que el mayor enemigo de Estados Unidos son... "las noticias falsas". Mencionó a NBC y CNN en su furibundo tuit este miércoles.

Trump frecuentemente llama a los medios de comunicación como sus enemigos, pero rara vez ha sido así de contundente. El tuit de este miércoles se remonta a febrero de 2017, cuando llamó a varios medios de comunicación "¡el enemigo del pueblo estadounidense!".

LEE: Encuentros cercanos con Kim, viendo la histórica cumbre entre Trump y el líder de Corea del Norte

En ese momento fue duramente criticado. Esta vez ha habido una reacción algo más moderada, tal vez porque se repite a sí mismo, pero es importante reconocer cuán extrema es esta retórica.

Ningún presidente estadounidense moderno ha hablado públicamente de esta manera sobre la prensa.

Richard Nixon a veces hablaba de esta manera, pero solo en privado.

"Nunca olviden que la prensa es el enemigo. La prensa es el enemigo. La prensa es el enemigo", dijo Nixon a sus asesores, de acuerdo con grabaciones de la Oficina Oval.

Donald Trump volvió a atacar al periodismo en Twitter.

Trump disfruta de la pelea. Una y otra vez aprovecha las oportunidades de nosotros contra ellos, convirtiendo a los medios en un adversario que debe ser derrotado.

Él dice que le gustan algunos periodistas, pero etiqueta a otros como "deshonestos" y a sus trabajos de "noticias falsas".

El tuit de este miércoles aparentemente fue provocado por la cobertura de noticias de la cumbre de Trump con el dictador norcoreano Kim Jong Un.

"Es muy divertido ver Noticias Falsas, especialmente NBC y CNN", escribió. "Están luchando duro para minimizar el acuerdo con Corea del Norte. Hace 500 días habrían 'rogado' por este acuerdo, parecía que la guerra estallaría. ¡El enemigo más grande de nuestro país es el de las Noticias Falsas tan fácilmente promulgadas por los tontos!".

Maggie Haberman, periodista del The New York Times, tradujo el tuit de esta manera: "Alguien no está contento con los titulares que reflejan lo que sucedió en lugar de lo que quiere decir que pasó".

Lawrence O'Donnell de MSNBC preguntó: "¿Qué trato? No hay trato con Corea del Norte".

En Twitter (por supuesto) hubo algunas especulaciones de que el tuit presidencial fue escrito por otra persona, dado el uso de la palabra "promulgada". De todos modos, vino de su cuenta. El tuit se convirtió rápidamente en uno de los mensajes de Trump más compartidos del día.

Algunos periodistas expresaron su asombro ante el mensaje de Trump. Otros se rieron.

Dan Gillmor, profesor de Periodismo y empresario, aprovechó la ocasión para tuitear un mensaje a la industria de las noticias.

"Estimados periodistas", escribió, "una vez más: cuando alguien les declara la guerra y a la libertad de expresión, tienen dos opciones: 1) rendirse (lo que muchos ya han hecho normalizando estas cosas). 2) buscar aliados y luchar como el infierno para proteger la libertad de expresión para todos, no solo para ustedes".

El tuit se produjo a raíz de una ola de ataques lanzados contra Jim Acosta, corresponsal jefe de CNN en la Casa Blanca. Los funcionarios de Trump y sus aliados en los medios atacaron a Acosta por hacer preguntas a Kim y Trump durante una ceremonia de firma en la cumbre nuclear de Singapur. En palabras más simples, Acosta fue atacado por hacer su trabajo.

Brad Parscale, el gerente de campaña de Trump 2020, dijo que las acreditaciones  de Acosta debían ser "inmediatamente" suspendidas, llamando al periodista una "absoluta desgracia" en Twitter. En una presentación de Fox News, Kellyanne Conway, consejera del presidente, respondió a una pregunta sobre Acosta, diciendo que hay un "momento y un lugar" para hacer preguntas, instando a los periodistas a ser un "invitado cortés de la casa".

Acosta respondió en Twitter a la sugerencia de revocarle sus acreditaciones de prensa y tuiteó: "Las dictaduras le quitan credenciales de prensa. No las democracias".

– Oliver Darcy de CNN contribuyó en este reporte