(CNN) - Más de 68 millones de personas fueron forzados a huir de sus hogares en 2017 como resultado de la guerra, la violencia y otras formas de persecución, según un nuevo de la Agencia para los Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR).

El número de personas desplazadas alcanzó un récord —más de 65,6 millones en 2016— según el reporte anual de Tendencias Globales de ACNUR publicado este martes.

“Es la mayor crisis humanitaria desde la segunda Guerra Mundial”, dijo ACNUR.

ACNUR agregó que la guerra en Siria una vez más jugó un rol importante al aumentar las cifras en todo el mundo. Pero también notó que el crecimiento sustancial también se produjo por nuevos desplazamientos en otros países en desarrollo como República Democrático del Congo, Sudán del Sur y Myanmar.

Para ilustrar el descomunal número de personas que están huyendo, ACNUR dijo que las más recientes tendencias sugieren que en promedio el año pasado una persona fue desplazada cada dos segundos.

Una de cada 110 personas en el planeta es refugiada, es desplazada interna o está buscando asilo, asegura el reporte.

  • MIRA EN ESTE VIDEO: Unos 200.000 refugiados rohinyás en peligro por mal tiempo

"Nadie se vuelve refugiado por elección"

El alto comisionado para los Refugiados de la ONU, Filippo Grandi, dijo que el mundo alcanzó un crítico punto de inflexión, indicando que el trato global con los refugiados era crítico.

“Estamos en un momento crucial, donde el éxito en la gestión del manejo del desplazamiento global requiere un enfoque nuevo y mucho más integral para que los países y las comunidades no queden solos lidiando con esto”, dijo Grandi en un comunicado.

“Pero hay razón para tener alguna esperanza. Catorce países ya son pioneros en un nuevo plan para responder a las situaciones de los refugiados y en cuestión de meses un nuevo Pacto Mundial sobre los Refugiados estará listo para su aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas”, dijo Grandi.

“Hoy en día, en vísperas del Día Mundial de los Refugiados, mi mensaje para los estados miembros es que por favor apoyen esto. Nadie se vuelve un refugiado por elección; pero el resto de nosotros tiene la opción sobre cómo ayudar”, añadió.

La mayoría de refugiados son de cinco países

El reporte anual, que fue publicado antes del Día Mundial de los Refugiados que se celebra el 20 de junio, proporcionó ideas claves sobre las realidades del desplazamiento forzado.

Por cuarto año consecutivo Turquía fue el país que más refugiados ha recibido en el mundo, con 3,5 millones de refugiados en sus fronteras. Pakistán y Uganda siguen siendo los principales países de asilo con 1,4 millones de refugiados respectivamente.

La mayoría de los refugiados —poco más de dos tercios de todos los refugiados en el mundo— vienen de Siria (6,3 millones), Afganistán (2,6 millones), Sudán del sur (2,4 millones), Myanmar (1,2 millones) y Somalia (986.400).

Y aunque hay una narrativa de que muchos de los desplazados del mundo están tratando de cruzar el mar Mediterráneo hacia Europa, el reporte dic que esos movimientos de hecho disminuyeron el año pasado en comparación con 2016. ACNUR encontró que la mayoría de personas desplazadas permanecen cerca a casa, con cuatro de cada cinco refugiados ubicados en países cerca al suyo. Solo un número relativamente bajo de personas se aventuró a ir más lejos para buscar protección contra la persecución, agregó la organización.

Con 331.700 requerimientos, Estados Unidos recibió la mayoría de nuevas solicitudes de asilo, seguido por Alemania, Italia y Turquía.

Entre tanto, en el año 2017, 63 operaciones de ACNUR reportaron que hay 138.700 niños refugiados y solicitantes de asilo no acompañados y separados, según el informe.

El reporte resaltó que los conflictos siguen siendo un fuerte motor de desplazamiento, con alrededor de cinco millones de personas que regresan a sus países de origen en 2017.