(CNN) - Después de que tanto Japón como Senegal ganaron en la Copa Mundial de Fútbol de 2018 el martes, uno esperaría que sus fanáticos se congregaran en las calles para celebrar.

Algunos espectadores japoneses y senegaleses, sin embargo, decidieron quedarse atrás para ayudar a limpiar el desorden dentro del estadio.

MIRA: Pasión mundialista en la arena: crean esculturas por Rusia 2018

Las fotos y los videos que mostraban a los fanáticos buscando basura en las gradas y recogiéndolo se volvieron virales en las redes sociales.

Senegal consiguió un triunfo histórico. Pero sus hinchas en lugar de festejar a minutos de terminado el partido, se encargan de limpiar su sector antes de retirarse", tuiteó el canal de televisión argentino TyC Sports.

Los fanáticos fueron elogiados por sus esfuerzos por varias personas en Twitter.

"Esto no debe ignorarse", tuiteó un usuario. "Sé como un hecho que yo no me habría quedado a limpiar. Juego limpio y un poco de clase se ve aquí".

La victoria de Senegal fue el segundo partido del Grupo H del día, luego del triunfo histórico de Japón sobre Colombia por 2-1.

La victoria de Japón hizo que el país fuera la primera nación asiática en derrotar a un equipo sudamericano en un Mundial.