(CNN) - Aún no hemos visto la historia completa de la llamada política de inmigración de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump.

El interior de los centros de detención donde están los niños que fueron separados de sus padres aún están fuera de la vista pública porque el gobierno ha hecho todo lo posible para mantener a la raya a los medios. Como resultado, el público solo ha visto las condiciones de los centros a través del lente gubernamental, no a través de los lentes de periodistas independientes.

El dramático testimonio de separación familiar en la frontera

Los periodistas han clamado por el acceso, pero solo ha habido algunos recorridos. Durante estos, a los periodistas se les ha prohibido grabar cualquier cosa.

El corresponsal de Fox News Jeff Paul, que reportó desde fuera de un albergue temporal en Tornillo, Texas, dijo este miércoles que “no podía ser vehemente al señalar” que el acceso ha sido limitado.

“No nos han permitido entrar y ver esto con nuestros ojos”, dijo Paul al aire.

Paul dijo que “lo hemos pedido todos los días que hemos estado aquí”. CNN y periodistas de otras grandes cadenas también han pedido acceso. El gobierno cita preocupaciones de privacidad y dice que está tratado de acomodar los requerimientos, pero muchos observadores son escépticos.

BuzzFeed News envió este miércoles una carta al jefe del consejo de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos solicitando que un reportero tenga acceso a una visita programada previamente al centro de detención en McAllen, Texas, el jueves. La carta dice que la delegación de líderes religiosos que asistió a las instalaciones acordaron incluir a un reportero de BuzzFeed y cuestionó por qué la CBP dijo "que tal vez no podamos dar cabida a los medios para este compromiso".

Esto hace parte de un patrón mucho más grande de secretismo problemático.

“El gobierno federal está siendo turbio sobre muchos aspectos del problema de la separación de niños, bloqueando a los legisladores y periodistas de estos lugares y no proporcionando toda la información al público tan pronto como la tienen”, tuiteó Jake Tapper de CNN este miércoles”.

Trump les dio la bienvenida a las cámaras de los medios de comunicación cuando firmó el decreto este miércoles que echaba atrás partes de su propia política migratoria. Pero no decidió nada sobre lo que les pasará a los niños que ya fueron separados de sus padres.

Algunos niños han sido transportados a todo el país. NY1, la cadena de noticias por cable de Nueva York, captó en sus cámaras a cinco niñas que fueron llevadas a una agencia de adopción temporal en East Harlemn a las 12:45 a.m. del miércoles.

El video ya ha sido ampliamente compartido por los críticos de la política de tolerancia cero.

Reuters tiene a su fotógrafo Mike Blake volando sobre las instalaciones de Tornillo para capturar imágenes aéreas. Una de sus tomas en la que aparecen niños caminando en fila entre una fila de tiendas de campañas fue usada como imagen de primera plana en el Washington Post este miércoles.

Foto proporcionada por el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU.

La mayoría de las otras fotos y videos usadas para ilustrar el problema han llegado de manos del gobierno. Y la revista Time publicó este jueves una potente foto de portada donde aparece Trump mirando hacia abajo frente a la imagen ya famosa de una niña de dos años separada de su madre en la frontera.

Los periodistas que recorrieron un centro de detención en El Cajón, California, el pasado viernes, describieron lo que atestiguaron, pero las únicas imágenes llegaron solo del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Y las imágenes solo mostraban niños, lo que hizo que algunos observadores preguntaran dónde están las niñas y los bebés.

Lo mismo ocurrió el domingo cuando periodistas pudieron ingresar a un centro de detención tipo depósito en McAllen. Más adelante el CBP entregó fotos de corrales de detención hechas con vallas metálicas que fueron descritas por muchos como “jaulas”.

El dilema: ¿publicar o no?

Los medios de comunicación se enfrentan a un dilema: usar las fotos del gobierno o no usar fotos del todo.

La mayor cantidad de medios de comunicación —incluyendo Associated Press, CNN, Fox y The Washington Post— publicaron las imágenes proporcionadas por el Gobierno. The New York Times no lo hizo.

“The New York Times ha decidido no publicar las fotos entregadas por el gobierno de refugios fronterizos donde los inmigrantes han sido detenidos, porque los fotógrafos de los medios no pudieron entrar”, le dijo el Times a CNN en un comunicado.

El punto de vista del Times es que usar las fotos del gobierno esta vez hará que la próxima vez sea más difícil hacer lobby para ingresar.

El editor ejecutivo de The Washington Post Marty Barton dijo que el diario evalúa esas situaciones “caso por caso”.

“The Washington Post se opone enérgicamente a la exclusión de los fotógrafos de noticias de estas instalaciones, lo que es perjudicial para la comprensión pública de la política de separación de la administración Trump", dijo.

En este caso, “estamos publicando algunas fotografías proporcionadas por las autoridades porque son, hasta el momento, las únicas imágenes disponibles”. Pero el “uso de esas fotos es muy limitado y nunca permitiríamos su uso por un periodo indefinido”.

  • Mira en este video: Trump culpa a la prensa y a los demócratas por crisis de separación de familias

Los medios de comunicación generalmente han tenido cuidado de señalar la fuente de las imágenes.

“Para imágenes dentro de los centros, nos hemos tenido que apoyar en las imágenes y videos proporcionados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que hemos citado para nuestro cubrimiento”, dijo un portavoz de Fox News.

Indira Lakshmanan, presidenta de la cátedra de ética periodística en Poynter y columnista de The Boston Globe, aseguró que no es apropiado que los periodistas usen imágenes proporcionadas por el gobierno.

“El papel de los medios libres e independientes es hacer rendir cuentas a los poderosos y lo hacemos con informes independientes”, dijo ella.

Para superar las restricciones, “algunos medios han utilizado iniciativas para entrar a los centros de detención”, dijo Lakshmanan, “y sus entrevistas, grabaciones y fotos están contando la historia”.

Notablemente, ProPublica publicó un audio filtrado de la grabación de niños pequeños llorando por sus padres tras ser seriados. Con la fuerte prohibición de hacer grabaciones y la prohibición de que los niños hablen con los reporteros, el “audio obtenido por ProPublica rompe el silencio”, dijo la publicación en su reporte.