CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Niños en cueva de Tailandia

Asia

Con el tiempo en contra, reinician la búsqueda de 12 niños y su entrenador perdidos en una cueva en Tailandia

Por Euan McKirdy, Kocha Olarn

Chiang Rai, Tailandia (CNN) — Las operaciones de inmersión en una cueva al norte de Tailandia, donde se cree que 12 jóvenes jugadores de fútbol y su entrenador se perdieron hace cinco días, se reiniciaron este jueves luego de una agonizante pausa de cinco horas debido a las fuertes lluvias, le dijo el gobernador regional a CNN este jueves.

Los buzos regresaron al agua después de que las autoridades consideraran que era seguro para ellos reingresar a los túneles rocosos, oscuros e inundados de la cueva Tham Luang Nang Non, dijo el gobernador regional de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn.

Los rescatistas estaban impacientes por permanecer en una rotación de 24 horas, agregó el gobernador, señalando que la precaución es la prioridad.

“Tenemos que considerar su seguridad, también”, le dijo a CNN. “Todo el mundo está trabajando fuertemente aquí, y nos estamos asegurando de que no perdamos tiempo” ya que las lluvias pronosticadas para la próxima semana amenazan con poner en riesgo aún más los intentos de rescate.

Funcionarios tailandeses miran el mapa de la cueva Tham Luang Nang Non el 28 de junio de 2018.

Equipos de excursiones también intentan encontrar rutas alternativas para llegar al sistema de cuevas a través de chimeneas rocosas, aunque ubicar potenciales puntos de acceso a pie a través de la espesa jungla ha sido un proceso lento.

Un equipo de rescatistas del ejército de Estados Unidos llegó al lugar este miércoles pero no pudieron entrar de manera segura a la inundada cueva, dijo Osatanakorn. Expertos buceadores británicos también están en la escena.

El primer ministro tailandés, Prayut Chan-o-cha, visitará el lugar de rescate este viernes, según dijo el portavoz del gobierno Sansern Kaewkumnerd.

Familiares exaustos esperan noticias

Los niños, entre los 11 y 16 años, y su entrenador de 25, llevan perdidos desde la tarde del 24 de junio, cuando un oficial del parque vio bicicletas fuera de los límites de la entrada del complejo de cuevas.

Esas bicicletas permanecen reunidas mientras las familias de los niños —muchas de las cuales llegaron poco después de que el grupo desapareciera— esperan noticias.

Algunos han colapsado por agotamiento físico y han sido llevados al hospital. Otros siguen yendo a la entrada de la cueva todos los días para hacer una ofrenda y elevar oraciones a la espera de que los niños sean rescatados sanos y salvos.

Un equipo de búsqueda de Estados Unidos —compuesto por paracaidistas, un especialista en supervivencia y personal de apoyo— está en Tailandia “en un rol de consejeros y asistentes”, tiene una capacidad de apoyo las 24 horas y trabaja mano a mano con su contraparte tailandesa, le dijo un portavoz militar a CNN.

“Estamos aquí realmente para proporcionar esa experiencia y conocimiento a nuestros socios tailandeses”, dijo la oficial de asuntos públicos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Jessica Tati. “Obviamente, ellos han estado haciendo un tremendo esfuerzo los últimos cuatro días para las actuaciones de rescate”.

Se cree que los niños y su entrenador habían estado escalando en seis cuevas a través de un canal de 15 metros.

Una señal en la entrada de la cueva —una popular atracción turística— alerta del peligro durante la temporada de lluvias, que está justamente en curso.

Los rescatistas buscan rutas alternativas

Equipos de rescate aún buscan en el terreno entradas alternativas al sistema de cuevas.

“Parece que la primera opción, extraer agua y sacarlos a través de la boca de la cueva, es difícil ahora”, dijo Osatanakorn. “Tenemos otra opción, que es ir bajando desde arriba. Encontramos hoyos y chimeneas, y estamos preparados para perforar el agujero si es necesario”.

Pero es difícil. El terreno, que se ha vuelto fangoso debido a las fuertes lluvias, está cubierto por una selva espesa cubierta de maleza y es difícil hacerse camino.

Rescatistas atraviesan el barro espeso cerca de la entrada de la cueva.

Cantidades inusuales de agua en el terreno

La cantidad de lluvia que ha caído en la región es “muy inusual”, incluso durante la actual temporada de lluvias, dijo Osatanakorn. Una tormenta de cinco horas desde el miércoles hasta primeras horas de este jueves produjo el aumento del nivel de las aguas en la cueva.

“Nuestros equipos que trabajan dentro de la cueva tuvieron que retirarse de la boca de la cueva”, agregó. “No podemos luchar contra esta cantidad de agua”.

Se pronostica lluvia en el norte de Tailandia para los próximos días, dijo la meteoróloga de CNN Haley Brink.

“Tailandia está actualmente bajo la influencia de un monzón del suroeste, lo que significa hay una corriente predominante de aire cálido y húmedo del Océano Índico que está surgiendo hacia Tailandia, causando abundantes lluvias en gran parte del país”, dijo Brink.

Buzos británicos adelantan operaciones de búsqueda en las cuevas, pero debido a fuertes lluvias se han visto bloqueados sus esfuerzos.

A pesar de las cada vez menores posibilidades de rescate y el tiempo que los niños han estado desaparecidos, el gobierno tiene “esperanza” de que estén vivos, dijo Osatanakorn.

Bombas de agua más grandes, normalmente usadas para hacer frente a las inundaciones en Bangkok, fueron llevadas en la madrugada para ayudar a reducir los niveles de agua en la cueva, dijo el gobernador local, y agregó que se han logrado avances importantes este miércoles para poner en marcha las bombas de agua.

Mientras tanto, las familias empezaron a reunirse en la cueva desde la tarde del sábado y ahora unas 60 personas aguardan en una tienda de campaña que puso el gobierno local, esperando noticias oficiales.

— Kocha Olarn de CNN reportó desde Chiang Rai, Tailandia, y Euan McKirdy de CNN escribió y reportó desde Hong Kong.