(CNN) - Corea del Norte parece estar finalizando la expansión de una planta de fabricación de misiles balísticos, según un análisis de imágenes satelitales de investigadores estadounidenses.

La información llega cuando reportes filtrados del servicio de inteligencia de Estados Unidos parecen arrojar dudas sobre la disposición de Corea del Norte de abandonar su programa de armas nucleares, algo que según Washington, el líder norcoreano Kim Jong Un acordó cuando se reunió con el presidente Donald Trump en una cumbre en Singapur el mes pasado.

Las imágenes satelitales, tomadas por Planet Labs Inc. de San Franciso y analizadas por investigadores del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales (MIIS por sus siglas en inglés), muestran que Pyongyang está terminando la construcción en el Instituto de Materiales Químicos, que según los investigadores está basado en la ciudad de Hamhung en Corea del Norte.

El Instituto de Materiales Químicos es conocido por hacer partes de compuestos de carbono para misiles de combustible sólido como boquillas, armazones y ojivas usados en vehículos de entrada, según David Shmerler, investigador asociado en el MIIS.

“Parece que el Instituto de Materiales Químicos tiene una función y es producir partes de su programa de misiles”, dijo Schmerler.

Kim fue mostrado viendo una representación artística de una fábrica en agosto de 2017, luego de que Corea del Norte probara dos misiles balísticos intercontinentales. Ese mismo mes también amenazó a Guam, territorio de Estados Unidos.

La mayoría de la planta fue construida en mayo, luego de la cumbre de Kim con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, pero antes de la cumbre con Trump, dijo Jeffrey Lewis, director del Programa de no Proliferación para el este de Asia del MIIS.

Un portavoz del presidente surcoreano les dijo a los reporteros que es “inapropiado” hacer algún comentario sobre reportes que sugieran que Corea del Norte no ha parado la construcción de instalaciones de armas y asuntos de inteligencia en general.

Esta fotografía fue publicada por la prensa estatal norcoreana el año pasado donde Kim aparece inspeccionado una representación artística de las instalaciones objetivo.

‘Nunca se ofreció un desarme’

Los misiles de combustible sólido tienen ventajas significativas por encima de sus contrapartes de combustible líquido, ya que son más fáciles de almacenar y mover porque el combustible sólido es menos volátil que el líquido, según expertos.

Los misiles balísticos de largo alcance pueden ser usados para entregar una ojiva nuclear miniaturizada a miles de kilómetros de distancia.

Los misiles que Corea del Norte probó en 2017 con alcance internacional eran misiles de combustible sólido, pero Pyongyang ha probado de manera exitosa un misil de combustible sólido que se cree tiene un alcance de entre 1.200 a 2.000 kilómetros de distancia.

Durante su discurso anual de Año Nuevo, Kim Jong Un ordenó los sectores de investigación de armas nucleares y misiles balísticos de su país produjeran en masa ambos artículos.

Desde entonces, el joven líder norcoreano ha estado presionado diplomáticamente, reuniéndose con líderes mundiales y blandiendo su imagen como un estadista global.

Kim ha dicho que está dispuesto a desnuclearizarse, pero observadores de Corea del Norte han dicho desde hace tiempo que Pyongyang y Washington tienen definiciones muy diferentes del término desnuclearización.

“Kim nunca ha ofrecido un desarme. Ni una sola vez”, dijo Lewis. “Él está armándose, no desarmándose”.

Trump y Kim firmaron un acuerdo después de su cumbre en Singapur que decía que Kim “reafirmó su compromiso firme e inquebrantable de completar la desnuclearización de la Península de Corea”, y que su país se comprometería a “trabajar para una completa desnuclearización de la Península de Corea”.

El sitio de monitoreo de Corea del Norte, 38 North, analizó las imágenes satelitales la semana pasada en la que se mostraba mejoras a la infraestructura que rodeaba algunas plantas nucleares de Pyongyang, pero los autores advirtieron que el trabajo “no debe verse como una relación con la promesa de desnuclearización de Corea del Norte".

"Se puede esperar que los cuadros nucleares del Norte continúen con los negocios hasta que se emitan órdenes específicas desde Pyongyang", dijo 38 North.

‘El presidente ha sido muy claro’

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca John Bolton le dijo a CBS News este domingo que Estados Unidos tenía el plan de desmantelar las armas de destrucción masiva y los programas de misiles balísticos de Corea del Norte en el periodo de un año, pero que Pyongyang necesitaba revelar cualquier tipo de armas no reveladas para continuar.

“No hay nadie involucrado en esta discusión con Corea del Norte en la administración que esté sobrecargado de ingenuidad. Hemos visto cómo los norcoreanos se han comportado antes”, dijo Bolton. “El presidente ha sido muy claro. No va a cometer los errores de gobiernos anteriores. Vamos a continuar con esto, y veremos qué pasa”.

Bolton no hizo comentarios sobre el reporte de The Washington Post este sábado que concluyeron funcionarios de inteligencia de Estados Unidos sobre que Corea del Norte no pretende entregar completamente sus reservas nucleares, y se prepara para engañar a Estados Unidos sobre el número de ojivas nucleares en su arsenal y la existencia de instalaciones no divulgadas utilizadas para fabricar material fisible.

Funcionarios de Estados Unidos liderados por el embajador Sung Kim, el hombre nombrado por el Secretario de Estado Mike Pompeo para las negociaciones con Pyongyang, se reunieron con su contraparte de Corea del Norte en la zona desmilitarizada que divide las dos Coreas, la primera reunión después de la cumbre de Singapur.

- Elise Labott, Yoonjung Seo y Maegan Vazquez de CNN contribuyeron con este reporte.