(CNN Español) – Ecuador vuelve a vestirse de luto por cuenta de un secuestro: el Instituto de Medicina Legal de Colombia confirmó que los dos cuerpos hallados en la ciudad de Tumaco, al suroccidente del país, pertenecen a los dos ciudadanos ecuatorianos secuestrados por la disidencia de las FARC que lidera Walter Patricio Arízala, alias "Guacho".

El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, informó en la tarde de este miércoles que los restos son de Óscar Villacís y Katty Velasco, secuestrados el pasado 11 de abril. Se trató de in homicidio, según indicó.

"La muerte ocurrió como consecuencia de múltiples heridas producidas por arma cortantes y cortopunzante en ambos cuerpos a nivel de cuello y tórax", señaló Valdés. También añadió que la causa de la muerte obedece a una anemia aguda secundaria "a la lesión producida por estos cortes en los vasos sanguíneos".

La Secretaría Nacional de Comunicación de Ecuador publicó en su cuenta de Twitter que se la identidad de los cuerpos fue confirmada, tras las acciones de la Fiscalía de Colombia. "Nos solidarizamos con el dolor de familiares y amigos de Óscar y Katty, quienes han luchado por conocer su paradero", manifestó la entidad. También indicó que el  gobierno ecuatoriano está trabajando en la repatriación de los cuerpos.

"Condenamos los actos criminales en nuestra frontera norte y no descansaremos hasta encontrar a los responsables de estos repudiables actos", concluyó.

El martes 3 de julio los ministros de Relaciones Exteriores y de Justicia de Ecuador dieron una rueda de prensa conjunta con la Fiscalía para informar que las autoridades de Colombia habían encontrado dos cuerpos que podrían ser los de Villacís y Velasco. En ese momento, el canciller de Ecuador José Valencia señaló que "habría una alta probabilidad de que esos dos cuerpos correspondan a la pareja que fue secuestrada hace unas cuantas semanas en nuestro país y consecuentemente hayan resultado víctimas mortales de ese secuestro".

El secuestro

Ecuador y Colombia lidiaban con el duelo por el asesinato de los integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio, que fue revelado el 13 de abril por el presidente Lenín Moreno, cuando la semana siguiente se informó un nuevo secuestro de otros dos ciudadanos ecuatorianos a manos del mismo grupo criminal, el de alias "Guacho".

El 17 de abril, el Ministerio de Justicia de Ecuador dio a conocer un video de 58 segundos en el que aparecían Óscar Villacís y Katty Velasco, las nuevas víctimas ecuatorianas. Villacís le pedía al presidente Moreno que cumpliera con las exigencias de los secuestradores para que no corrieran con la misma suerte de los periodistas.

El 30 de abril, "Guacho" pidió la liberación de las personas detenidas en Ecuador y Colombia, y un corredor humanitario como condiciones para entregar los cuerpos de los tres ecuatorianos que fueron asesinados en cautiverio y la liberación de la pareja que aún seguía secuestrada.

Arizala Vernaza también le pidió a Ecuador que no atacara las “tropas guerrilleras” y agregó que “si no hay un cese al fuego siguen comprometiendo a los ciudadanos ecuatorianos”.

Sin embargo, el video del 17 de abril es la única prueba de supervivencia de Villacís y Velasco que envió el grupo criminal.

Familiares de Óscar Villacís y Katty Velasco viajan a Colombia

La ministra de Justicia de Ecuador, Rosana Alvarado, informó este martes que una vez se conoció la noticia del hallazgo de los cuerpos, el subsecretario de Derechos Humanos de Ecuador, Juan Pablo Morales, se contactó con los familiares de las víctimas para informarles lo sucedido y arreglar el viaje hacia Pasto, ciudad donde están los cadáveres hallados.

Los familiares viajaron este miércoles en un avión militar a Colombia junto con un equipo de la Fiscalía, funcionarios del ministerio de Justicia y de la Fiscalía de Ecuador para monitorear la identificación de los cuerpos.

Elvia Villacís y Ana Velasco, hermanas de los secuestrados, viajaron a Colombia a principios de junio para pedirles a las autoridades colombianas que continuaran con la búsqueda de sus familiares. Villacís y Velasco viajaron en ese entonces a Bogotá pues no habían vuelto a recibir información de sus familiares secuestrados por alias "Guacho", y pedían que fueran rescatados.

Los familiares del equipo periodístico de El Comercio también asesinados se solidarizaron con las familias de la pareja. "No están solos. Pedimos que estas tragedias no vuelvan a ocurrir en el país y las autoridades velen por la seguridad de todos", escribieron en la cuenta de Twitter.