(CNN) - Los dos buceadores de rescate británicos voluntarios que encontraron al equipo de fútbol tailandés atrapado en una red de cuevas inundadas están familiarizados con terribles intentos de rescate.

John Volanthen y Richard "Rick" Stanton son expertos en cuevas con habilidades para navegar por peligrosos pasadizos submarinos, dice un colega, y han sido llamados al extranjero para ayudar con rescates difíciles.

MIRA: 9 días de infierno: cronología de la odisea por salvar al equipo de fútbol atrapado en una cueva de Tailandia

El lunes, Volanthen y Stanton encontraron a 12 niños y su entrenador de fútbol con vida unos nueve días después de que el equipo desapareciera, hasta un kilómetro bajo tierra en un estrecho sistema de cuevas en el norte de Tailandia.

"Mucha gente viene", le dijo uno de los buceadores al grupo. Los hombres informaron sobre su descubrimiento a las autoridades tailandesas que llevaban a cabo la búsqueda, y las fuerzas especiales de la marina de Tailandia han estado atendiendo al equipo de fútbol, mientras los oficiales desarrollan planes para sacar al grupo.

Richard Stanton, a la izquierda, y John Volanthen en el norte de Tailandia el martes, un día después de localizar al equipo atrapado. (Crédito: AP Photo/Str)

Richard Stanton, a la izquierda, y John Volanthen en el norte de Tailandia el martes, un día después de localizar al equipo atrapado. (Crédito: AP Photo/Str)

La BBC informó que Volanthen es un consultor de tecnología informática de Bristol, y Stanton es un bombero jubilado de Coventry.

Ambos tienen una amplia experiencia en buceo en cuevas y son miembros de un equipo de voluntarios, el British Cave Rescue Council (BCRC), que se encuentra disponible para esfuerzos de rescate en todo el mundo, dijo el agente de enlace del BCRC, Chris Jewell.

Jewell habló con ambos hombres el lunes por la noche, después de que salieran de la cueva.

MIRA: Un recorrido virtual por la cueva de Tailandia donde están atrapados los niños

"Rick y John instalaron una guía, una línea que luego pueden seguir las fuerzas especiales de la marina de Tailandia", dijo Jewell en una entrevista de Skype con CNN desde Manchester, Inglaterra.

MIRA: Equipo de búsqueda analiza opciones para liberar a los niños tailandeses

Los hombres dejaron un par de luces y algo de comida antes de regresar, dijo Jewell.

"Rick y John ahora han dado un paso atrás en el buceo operacional mientras que las fuerzas especiales de la marina de Tailandia continúan realizando trabajos en la cueva, haciendo múltiples viajes hasta los muchachos para dejarles suministros y cuidarlos mientras planifican su salida", dijo.

"Pocos submarinistas en el mundo tienen sus habilidades"

Ambos hombres han sido honrados por su trabajo de rescate anterior.

En octubre de 2010, los voluntarios fueron llamados a Francia, donde intentaron encontrar un buzo que no reapareció después de explorar una cueva de más de un kilómetro de profundidad.

El hombre desaparecido había sido la única persona que había explorado la cueva más allá de 700 metros, y estaba tratando de ir más allá cuando desapareció.

"Pocos buceadores de cuevas en el mundo tienen las habilidades y el equipo para seguir a este hombre, y los más cercanos fueron Richard y John", dijo la Royal Humane Society de Reino Unido.

Después de múltiples inmersiones, Volanthen y Stanton descubrieron el cuerpo del buceador.

La princesa Alexandra les otorgó una medalla de la Royal Humane Society en el palacio de Buckingham.

Stanton también ayudó con un rescate de 13 espeleólogos británicos en México en 2004, informó la BBC. El bombero fue nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico a fines de 2012 por servicios al gobierno local.

MIRA: Lo que dijeron los niños atrapados en la cueva de Tailandia cuando vieron a sus rescatistas

"Una inmersión nudosa"

Exhibieron sus habilidades el lunes. Uno de los buzos describió su trabajo en un correo electrónico a un funcionario de BCRC.

"La descripción en su correo electrónico fue que se trataba de una inmersión nudosa, lo que significa que hubo complicaciones y problemas", dijo Bill Whitehouse, vicepresidente del consejo. "Un flujo bastante fuerte, corriente, por lo que tienen que nadar contra la corriente y tirarse a lo largo de las paredes. La visibilidad en el agua no habría sido muy buena".

La madre de Volanthen, Jill Volanthen, le dijo a la BBC que estaba "absolutamente orgullosa" del trabajo de su hijo y que sentía un "gran alivio" por los niños.

"Pero no creo que todo haya terminado aún. Dejen que los saquen primero", dijo sobre el equipo atrapado.

- Phil Black, Becky Anderson y Barbara Arvanitidis de CNN contribuyeron a este reporte.