(CNN) - Un nuevo documento del gobierno obtenido por CNN ofrece a los padres separados de sus hijos por las autoridades de inmigración de los Estados Unidos la opción de ser deportados con o sin ellos.

El documento precisa que la opción binaria es para padres con una orden de deportación ya emitida. Pero los grupos de defensa de inmigrantes expresan su preocupación de que el documento pueda ser fácilmente malinterpretado o que pueda ser presentado a algunos padres detenidos antes de que se hayan agotado todas sus opciones de permanecer en el país.

CNN informó la semana pasada que a los padres se les ofrecía la opción de firmar órdenes de salida voluntaria para acelerar sus casos, incluso si aún tenían otras opciones, y se les ofreció reunirse con sus hijos antes de ser deportados si lo hacen.

LEE: El Gobierno de EE.UU. se niega a publicar nuevas estadísticas sobre niños separados de sus familias

El formulario obtenido este martes es el primer documento a disposición de CNN en el que se describen las opciones para un padre que enfrenta la deportación.

El "Formulario de deportación de padres separados" ofrece a los padres detenidos dos opciones: ser deportados con sus hijos o regresar solo a su país de origen, para que el niño pueda "buscar demandas disponibles" en los Estados Unidos sin ellos.

Imagen de un niño de la mano de un adulto, cerca de la frontera entre Estados Unidos y México.

El formulario fue proporcionado a CNN por Southern Poverty Law Center (SPLC) y fue verificado por una portavoz de ICE.

El Southern Poverty Law Center, organización de defensa legal enfocada en los derechos civiles, dice que primero fue informada del documento este viernes y que le fue dado a "algunos de sus clientes" detenidos.

"Este documento es para padres extranjeros detenidos con órdenes administrativas de expulsión", se lee en la primera línea del documento.

"Cualquier decisión de este tipo debe tomarse de manera afirmativa, a sabiendas y de manera voluntaria", dice, y agrega: "Este formulario debe leerse al padre extranjero en un idioma que él/ella entienda".

SPLC alega que tiene clientes a quienes se les ofreció el formulario a pesar de que sus casos no tenían una decisión final, pero se negó a proporcionar nombres individuales y números de casos que podrían haber sido verificados.

La portavoz de ICE, Jennifer D. Elzea, dijo que es una "política de larga data" ofrecer a los padres que enfrentan la deportación la opción de dejar a sus hijos atrás, señalando que "no es raro" que los padres opten por hacerlo. Cualquier niño que permanezca en Estados Unidos bajo la custodia del gobierno o con un miembro de su familia puede ejercer su propio derecho a quedarse, y el ICE "no interfiere" en esa decisión, dijo Elzea.

LEE: Esto es lo que sabemos de los niños separados en la frontera de Estados Unidos con México

En cuanto al formulario, ICE no pudo responder inmediatamente qué capacitación se brinda a los agentes que lo emplean, pero señaló su intención.

"Como se indica en la parte superior del formulario, este formulario solo se aplica a los padres con una orden final y que son parte de una demanda específica", dijo Elzea. "Este formulario no tiene absolutamente nada que ver con quienes tienen solicitudes de asilo pendientes".

"A una persona que ha recibido una orden final de expulsión ya se le ha dado la oportunidad de hacer una demanda por miedo a regresar a su país de ciudadanía", agregó.

La confusión sobre el formulario es síntoma de las preocupaciones más amplias que tienen los abogados de inmigración. Muchos de los padres separados de sus hijos son centroamericanos y es posible que no hablen inglés o español, sino que hablen lenguas indígenas. Los padres también han descrito la angustia de no saber dónde están sus hijos, y los abogados que los representan describen algunos casos en los que se perciben presiones para aceptar la deportación.

La abogada de inmigración de SPLC, Gracie Willis, dijo que su organización tiene dos casos en los que creen que las personas que no tuvieron órdenes finales de expulsión "han sido presionadas para firmar este documento". CNN no pudo verificar esas afirmaciones.

Willis no aseguró que ICE actuaba de mala fe, pero calificó el documento y su posible uso más allá de las órdenes de deportación como "preocupantes".