(CNN) - Un juez federal ordenó este martes a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que continúe pagando estadías temporales en hoteles por otros 20 días para cientos de familias puertorriqueñas desplazadas por el huracán María.

La orden del juez Timothy Hillman, de la Corte de Distrito de Estados Unidos, representa otro pequeño aplazamiento para las familias alojadas en hoteles bajo el programa de Asistencia de Refugio Transitorio de FEMA, extendiendo los comprobantes de vivienda hasta la hora de salida el 24 de julio.

En un comunicado, William Booher, vocero de FEMA, no quiso comentar sobre el juicio pendiente, pero dijo que la agencia notificaba a los hoteles que albergaban sobrevivientes de huracanes puertorriqueños que el programa se extendería hasta el 24 de julio.

LEE: Muertes por enfermedad bacteriana en Puerto Rico se dispararon tras el huracán María

La agencia federal dijo la semana pasada que el programa culminaba el 30 de junio y tras gastar más de 432 millones de dólares en alojamiento para decenas de miles de sobrevivientes de huracanes durante 10 meses.

Pero otro juez de la Corte de Distrito de Massachusetts emitió un mandato temporal sobre los desalojos este miércoles, en respuesta a una demanda presentada por la organización sin fines de lucro LatinoJustice PRLDEF.

Una madre y sus dos hijos, tres de los puertorriqueños desplazados tras el huracán María.

Hillman ordenó este martes a ambas partes en el caso que envíen informes legales adicionales sobre el asunto antes de que emita una decisión final, el 23 de julio.

"Es inconcebible que las víctimas de desastres continúen llevando a FEMA ante los tribunales para obligarlos a cumplir su función y no descontinuar la ayuda más básica a comunidades enteras que han sufrido desastres inimaginables", dijo Natasha Lycia Ora Bannan, abogada asociada de LatinoJustice PRLDEF.

"Afortunadamente, el tribunal reconoció la gravedad de la situación y las devastadoras consecuencias para los evacuados que ya han sido desplazados de sus hogares en Puerto Rico y les permite quedarse en sus hoteles", agregó en un comunicado.

La orden de FEMA de finalizar el programa este sábado afectó a cerca de 1.800 puertorriqueños que se hospedaban en hoteles y moteles en la isla y en el territorio continental de Estados Unidos, donde vivían libres de renta bajo un programa de vales. La agencia aseguró que buscaba llevar a los sobrevivientes a viviendas permanentes.

Diseñado para ser utilizado durante aproximadamente dos semanas, el programa se ha extendido una y otra vez.

LEE: Sus muertes fueron catalogadas como “víctima de una tormenta cataclística". Entonces ¿por qué no aparecen sus nombres en la lista oficial de muertos en Puerto Rico?

Para muchos, la orden judicial llegó demasiado tarde. Desde el fin de semana, muchas familias han dejado sus habitaciones de hotel, ya sea mudándose con amigos o parientes, regresando a la isla o trasladándose a viviendas del gobierno local para familias sin hogar.

Hasta este martes, 952 familias permanecían en habitaciones de hotel pagadas por la TSA en la isla y en 27 estados de EE.UU., según FEMA.