(CNN) - El multimillonario tecnológico Elon Musk está enviando ingenieros especializados a Tailandia para ayudar a rescatar a los 12 niños y su entrenador de fútbol atrapado en una cueva.

MIRA: Elon Musk dice que un empleado de Tesla admitió un sabotaje a planta de la compañía

Musk espera que sus ingenieros se unan a la ya enorme operación que se lleva a cabo en el complejo de cuevas Tham Luang Nang Non, donde docenas de SEALs de la Marina Tailandesa y expertos internacionales están tratando de encontrar la manera de sacar a los niños.

Musk, fundador de Boring Company, así como el CEO de Tesla y SpaceX tuiteó el jueves: "Los ingenieros de SpaceX & Boring Co irán a Tailandia mañana para ver si podemos ayudar al gobierno. Probablemente haya muchas complejidades que son difíciles de apreciar sin estar allí en persona".

MIRA: Bajan los niveles de oxígeno en la cueva de Tailandia: los rescatistas están en una carrera contra el tiempo

El viernes, el gobierno tailandés confirmó en su página de Facebook que los ingenieros de Musk llegarán el sábado 7 de julio.

"Elon Musk enviará a su equipo a Tailandia mañana (7 de julio) para ayudar en el rescate en las cuevas. Pueden proporcionar servicios para el seguimiento de la ubicación, el bombeo de agua o de baterías", se lee en el comunicado.

Al principio, Musk había cuestionado si su compañía podría ayudar en los esfuerzos de rescate con su "radar avanzado de penetración en el terreno" y con el asunto de la energía.

También consideró si "tal vez valía la pena intentar" insertar un tubo de nylon en la red de la cueva para crear un túnel de aire bajo el agua.

Los miembros del equipo de fútbol Wild Boar fueron reportados como desaparecidos el 23 de junio cuando no regresaron de una salida después de la práctica. Entraron en la cueva cuando hacía buen tiempo, pero quedaron atrapados cuando un aguacero repentino inundó los angostos túneles.

Los rescatistas han estado examinando formas de sacar a los niños, incluso colocándoles máscaras de oxígeno de cara completa y acompañándolos en una larga y peligros inmersión a través de los túneles.

El viernes se confirmó que un exbuzo de la Marina tailandesa que se había ofrecido voluntario para ayudar al rescate había muerto, según funcionarios del gobierno.