(CNN) - Se espera que una peligrosa ola de calor llegue a California y a algunas partes del suroeste desde este viernes y todo el fin de semana, amenazando a millones de personas y al parecer alimentará incendios forestales existentes.

Más de 25 millones de personas están bajo alerta, avisos o advertencias de calor excesivo en algunas áreas metropolitanas como Los Ángeles, San Diego, Las Vegas y Phoenix.

El calor abrazador sobrepasará los 37 grados centígrados de temperatura en Los Ángeles, donde se prevé que los termómetros marquen 40 grados centígrados y 37 el sábado, según la meteoróloga de CNN Haley Brink.

Se pronostica que más de una docena de récords de temperaturas se romperán el viernes en la tarde en toda California. Áreas directamente a lo largo de la costa verán temperaturas aproximadamente hacia los 32 grados centígrados y en áreas del interior habrá temperaturas de más de 37 grados centígrados, agregó Brink.

El Servicio Nacional del Clima está pidiéndoles a los residentes que reduzcan su tiempo en el sol, beban grandes cantidades de agua y especialmente, no dejen a los niños o mascotas encerrados en los autos.

Amenaza de fuego

Más de 4.000 bomberos están batallando para apagar varios incendios forestales en California y el calor extremo al parecer les complicará las cosas.

Por ejemplo, el incendio conocido como County Fire en California, que ha arrasado 88.000 acres en los condados de Yolo y Napa está contenido solamente en un 37%, y es uno de varios incendios con llamas con potencial de crecer mientras el clima se vuelve más caliente y seco hacia el fin de semana, dijo el cuerpo de bomberos de California.

Y los fuertes vientos podrían empeorar aún más las condiciones.

"El calor extremo en combinación con humedades de un solo dígito y ráfagas de viento del norte traerán condiciones probablemente críticas de clima de fuego en las montañas, en la costa sur de Santa Bárbara, en el Valle de Santa Clarita, el Valle de San Fernando, y en las montañas de Santa Mónica", dijo el Servicio Nacional del Clima.

Los meteorólogos esperan vientos de entre 56 y 72 kilómetros por hora con vientos aislados de más de 80 kilómetros por hora.

El calor cobra decenas de vidas

Una mujer trata de cubrirse del sol en Filadelfia, Pennsilvania.

Decenas de personas han muerto después de la ola de calor en envolvió el noroeste del país, Kansas y Canadá en días pasados.

La mayoría de las muertes fueron reportadas en Montreal, donde la mayoría de las víctimas eran hombres, tenían más de 50 años, vivían solos y no tenían aire acondicionado, dijo David Kaiser, del Departamento Regional de Salud Pública de Montreal.

Doce muertes fueron reportadas en Montreal y otras cinco en el oeste de Townships. No fue revelado de inmediato dónde ocurrió la muerte 18.

El meteorólogo de CNN Taylor Ward dijo que en la región ha habido temperaturas altas récord y alta humedad desde el domingo. Las temperaturas estaban alrededor de los 35 grados centígrados en Montreal entre el domingo y lunes, hasta unos 10 grados centígrados por encima del promedio para esta época.

Las autoridades de salud de Montreal abrieron 19 estaciones públicas de frío y edificios de servicios sociales en toda la ciudad, y le pidieron al público llamar a los servicios públicos de transporte para ir a uno de los centros dotados con aire acondicionado.

Varias muertes relacionadas con la ola de calor también fueron reportadas en Estados Unidos desde el fin de semana. En Pensilvania, una mujer murió por causas relacionadas al calor el sábado mientras trabajaba en el jardín. La mujer tuvo un paro cardiaco en su casa y murió en el hospital.

Esta semana se presentó una muerte relacionada con la ola de calor en Filadelfia, según el portavoz del Departamento de Salud, James Garrow.

“Hubo una muerte relacionada con el calor durante la reciente emergencia que empezó el domingo 1 de julio a medio día y terminó el miércoles 4 de julio a las 8 p.m.“, dijo Garrow. El portavoz no dio más detalles adicionales pues los parientes del fallecido no habían sido notificados hasta ese entonces.

Un hombre de 30 años murió después de colapsar en una una montaña mientras corría una carrera en Wilmington, Nueva York, dijo el forense del condado Essex. En la sala de emergencia, la temperatura interna del hombre alcanzó los 42 grados centígrados, dañando su cerebro.

Además, dos posibles muertes relacionadas con la ola de calor se investigan en Kansas City, Missouri. Las muertes involucran a un hombre de unos 80 años, que murió el lunes, y una mujer de unos 40 años, que murió la semana pasada, según el Departamento de Salud de Kansas City.

 

- Joe Sutton y Eric Levenson de CNN contribuyeron con este reporte.