(CNN) - La empresa de alquiler de monopatines Bird Rides ahora tiene un valor de 2.000 millones de dólares, después de una reciente ronda de financiación de 300 millones de dólares, según una fuente cercana al tema.

Esta es una rápida apreciación para la compañía con sede en Los Ángeles, que lanzó su primer programa piloto de scooter en Santa Mónica, California, en septiembre pasado. Ahora opera en 22 ciudades de Estados Unidos.

"A los inversores les encanta el crecimiento... y las cifras, pero creo que también les gusta la misión de Bird", dijo el director ejecutivo y fundador Travis Vanderzanden a CNNMoney.

"La gente ha estado tratando de encontrar formas de sacar a los estadounidenses de los automóviles durante mucho tiempo, y creemos que Bird puede tener un gran impacto", asegura.

LEE: Las mejores ciudades para andar en bicicleta en Estados Unidos

Los monopatines, que pueden llegar hasta 24 kilómetros por hora, brindan a los residentes de la ciudad una opción de traslado alternativo. Alquilados mediante una aplicación, cuestan un dólar para desbloquear y alrededor de 15 centavos de dólar por minuto de uso. Operan con las mismas baterías de iones de litio que utilizan los teléfonos celulares y las tabletas.

"Lo que aprendimos es que las personas no solo se divierten en Birds y las utilizan para explorar ciudades, sino que en realidad las usan para ir y volver del trabajo", dijo Vanderzanden, que trabajó en Lyft y luego vicepresidente de crecimiento en Uber.

El alquiler de monopatines electrónicos, una nuevo opción de transporte y de negocio.

Pero no todos están a bordo con la locura del monopatín eléctrico. Emprendimientos de scooters como Bird les permiten a los pasajeros estacionarlas en cualquier lugar que no bloquee las aceras peatonales. Sin embargo, los residentes en ciudades como Los Ángeles dicen que a menudo ensucian las aceras y representan un peligro para los peatones. En Instagram, #ScootersBehavingBadly muestra fotos de monopatines eléctricos que bloquean el tráfico y se estacionan en la parte superior de los bancos de la ciudad.

Algunas ciudades como San Francisco y Denver incluso los han prohibido hasta que se apruebe una nueva regulación. Vanderzanden que los monopatines también deberían estar regulados.

"Queremos trabajar con las ciudades y resolverlo", dijo Vanderzanden. "Ha sido difícil [para las ciudades] ver venir esta ola de monopatines eléctricos, así que realmente no hay muchas leyes al respecto. De hecho, apoyamos la regulación", aseguró.

Pese a que Bird fue una de las primeras compañías de venta de monopatines en salir al mercado, se enfrenta a una creciente competencia de compañías como Lime, con sede en San Francisco, que opera programas de scooter y bicicletas en 70 ciudades. Este lunes, Uber anunció que se está asociando con Lime para ofrecer alquiler de monopatines  dentro de su aplicación.

Mientras tanto, Lime colocó cientos de monopatines en las calles de París el mes pasado.

"Los números han sido una locura [en] los primeros días", dijo Arthur-Louis Jacques, jefe de Lime en Francia. "Pusimos unos cientos de monopatines, y no son suficientes. Necesitamos más, la gente los está demandando", afirma.

LEE: ¿Irías en bicicleta a la oficina para trabajar menos? En este país será posible

Lime dijo que un millón de personas en Estados Unidos ya usan sus servicios de bicicletas y scooters eléctricos. La compañía recaudó 135 millones de dólares de los inversores desde su lanzamiento hace un año y medio, según Jacques. Se negó a compartir la valoración de Lime.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, aprobó la operación de Lime en la ciudad, siempre y cuando los pasajeros permanezcan en el camino o en los carriles para bicicletas de la ciudad.

"Por el momento, los monopatines que veo están debidamente estacionados", dijo. "Aún no he visto ninguno en las aceras", sostiene.

Hizo hincapié en cómo este uso adecuado es clave para hacer que el sistema de scooters funcione en París.

"Si hubiera alguno [en las aceras], serían sancionados, no tienes derecho a andar en las aceras y bloquear el movimiento de peatones", aseveró.