(CNN) - John Schnatter, fundador y rostro público de la cadena de pizzerías Papa John's, renunció a la presidencia de su empresa tras tener que disculparse este miércoles por usar una palabra ofensiva para las personas negras, en una conferencia telefónica de mayo.

En un comunicado Papa John's dijo que designará a un nuevo presidente "en las próximas semanas".

Forbes informó anteriormente que usó el insulto racial mientras participaba en una dinámica diseñada para evitar crisis de relaciones públicas.

En un comunicado emitido por compañía, Schnatter dijo: "Los informes de noticias que atribuyen el uso de lenguaje inapropiado e hiriente a mí durante una sesión de capacitación en medios sobre razas son ciertos. Independientemente del contexto, me disculpo. En pocas palabras, el racismo no tiene cabida en nuestra sociedad".

LEE: La mitad de Estados Unidos cree que Donald Trump es racista. LA MITAD

Según Forbes, Schnatter estaba en una llamada con Laundry Service, una agencia de marketing, y se le preguntó cómo planeaba gestionar los futuros casos de relaciones públicas.

Schnatter causó controversia el año pasado cuando dijo que las ventas de pizza de Papa John's fueron perjudicadas por la forma en que la NFL manejó el caso de los jugadores arrodillados durante el himno nacional en protesta por la injusticia racial. Él renunció como director ejecutivo dos meses después de los comentarios, pero seguía siendo presidente de la junta, hasta ahora.

John Schnatter aún sufre las consecuencias de emplear una palabra ofensiva y racista.

En la convocatoria, Schnatter trató de restar importancia a su crítica de la liga y sus jugadores, informó Forbes.

"El coronel Sanders llamó a los negros n*****s", dijo, quejándose de que Sanders, el personaje de la cadena KFC, nunca había recibido reacciones violentas, según Forbes. La empresa matriz de KFC no respondió de inmediato una solicitud de comentarios.

Forbes también informó que Schnatter recordó haber crecido en Indiana, donde dijo que la gente solía arrastrar a las personas negras de sus camiones hasta que morían.

Forbes informó que los comentarios de Schnatter tenían la intención de demostrar su postura contra el racismo, pero que los participantes en la llamada se ofendieron.

Laundry Service, propiedad de Wasserman Media Group, se negó a comentar, a través de un portavoz, las observaciones de Schnatter o la relación de la empresa con Papa John's. Forbes informó que Wasserman decidió acabar su contrato con Papa John's después de la llamada.

Schnatter también dimitió el miércoles de la junta de fideicomisarios de la Universidad de Louisville. El presidente, J. David Grissom, dijo: "Después de hablar con John, confío en que sus comentarios, aunque sean inapropiados, no reflejen sus creencias o valores personales". Agregó que los miembros de la junta no aprueban el racismo o el lenguaje "insensible".

MIRA: Papa John's acusa a la NFL

También agradeció a Schnatter su "generoso apoyo durante tantos años". El equipo de fútbol de la Universidad de Louisville juega de local en el estadio Cardinal, propiedad de Papa John's.

Las acciones de Papa John's cerraron un 4,8% a la baja.

Schnatter fundó Papa John's en 1984. Es el rostro público de la compañía y su principal accionista, con un control del 29%, y aparece en sus anuncios, incluido uno que se lanzó en abril.

Papa John's fue durante mucho tiempo patrocinador exclusivo de pizza de la NFL, pero terminó su asociación con la liga a principios de este año, bajo el mando de Steve Ritchie, su nuevo director ejecutivo. La compañía es la tercera cadena de pizzerías más grande de los Estados Unidos por ventas, detrás de Domino's y Pizza Hut.

Danielle Wiener-Bronner de CNN contribuyó a este informe.