(CNN) - Los arqueólogos egipcios han desenterrado un hallazgo raro: un enorme sarcófago de granito negro que se dice que es el más grande encontrado en Alejandría, Egipto.

MIRA: Resuelven misterio lunar con cintas perdidas de las misiones Apolo recientemente encontradas

Y no saben quién o qué hay dentro.

El ataúd de 185 centímetros de altura fue encontrado enterrado a unos 5 metros bajo tierra, junto con una cabeza de alabastro de un hombre cuyas características son irreconocibles.

Fue descubierto el 1 de julio en un sitio de construcción durante una inspección arqueológica de rutina por funcionarios del gobierno, anunció el Ministerio de Antigüedades de Egipto, en una publicación oficial de Facebook. La noticia fue reportada por Al-Ahram, el periódico estatal egipcio.

Egipto se rige por leyes estrictas para proteger y preservar las antigüedades nacionales. Bajo la Ley de Protección de Antigüedades, todas las antigüedades se consideran propiedad del Estado.

Los arqueólogos datan el sitio en algún momento entre 305 y 30 AC.

Los antiguos artefactos griegos y romanos no son hallazgos inusuales en Alejandría, la famosa casa del gobernante macedonio Alejandro Magno. Pero a diferencia de otras tumbas egipcias antiguas que se han abierto y saqueado, el sarcófago de 2.000 años de antigüedad ha permanecido inalterable hasta ahora.

El Dr. Ayman Ashmawy, jefe del Sector de Antigüedades del Antiguo Egipto, dijo que la capa de mortero entre la tapa y el cuerpo del sarcófago indicaba que no se había abierto.

La preservación de la tumba podría dar a los arqueólogos una oportunidad única para estudiar sus contenidos.

Los medios locales informan que el gran sarcófago deberá ser levantado por una grúa y transferido a un sitio arqueológico para ser abierto y examinado.

CNN se ha comunicado con el Ministerio de Antigüedades y la UNESCO para obtener sus comentarios.