(CNN Español) - México registró en el año 2016 un total de 11.808 nacimientos de madres de entre 10 y 14 años, según el informe 'Violencia sexual y embarazo infantil en México: un problema de salud pública y derechos humanos', elaborado por Ipas México y presentado este miércoles en la capital del país. Se trata de la cifra más alta en los últimos 13 años, según el reporte, que cita los últimos datos oficiales publicados.

Entre los alarmantes datos del informe, destaca que el 70% de estas madres niñas dijo que los padres tenían entre 18 y 78 años. Lo que según esta fundación sin fines de lucro significa que los embarazos no son resultado de decisiones o actos deliberados de las menores, sino que son consecuencia de violencia de género y, en concreto, violencia sexual: niñas siendo obligadas, coercionadas o manipuladas por adultos, señalan en un comunicado de prensa.

LEE: América Latina es la región con más embarazos no planeados del mundo "Se trata de condiciones ajenas al control de las menores, como vulnerabilidad, desprotección, abandono, abuso, manipulación, chantaje, relaciones dispares de poder, marginación, pobreza, falta de oportunidades, entre otras; en las que se les retira la posibilidad de negarse al acto sexual", dijo Eliana Olaizola, directora de la organización. Bajo su punto de vista, se trata de "una grave violación de sus derechos humanos", señaló en la nota.

Ipas elaboró su estudio basándose en el cruce y análisis de bases de datos de encuestas, diagnósticos y estadísticas nacionales, según destacó Olaizola.

Con estos datos, el informe asegura que una quinta parte de los nacimientos en México son de adolescentes embarazadas, una proporción que es el doble de la media mundial, alerta.

MIRA: La castración química, el castigo ante el abuso infantil

Los nacimientos de madres menores de 15 años no han parado de aumentar desde 2003, cuando se contabilizaron 7.277. Su cifra más alta se ha visto en 2016 (último año del que hay reportes oficiales del Gobierno), con 11.808 nacimientos de madres de entre 10 y 14 años. En concreto, la inmensa mayoría, el 96,5%, tenían entre 13 y 14 años, según el reporte, que cita datos oficiales del Gobierno de México publicados en 2018.

CNN en Español contactó con la Secretaría de Salud de México para obtener comentarios y estrategias al respecto, sin haber obtenido respuesta todavía.

El informe destaca especialmente los datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016. Según este reporte, 4,4 millones de mexicanas (el 9,4% de las encuestadas) sufrieron abuso sexual en su infancia. Además, ocho de cada 10 víctimas lo son de agresores conocidos, y el 67% dice que los agresores fueron familiares directos.

Los peligros del embarazo infantil

La organización alerta de que el embarazo infantil en niñas y adolescentes es un problema mundial y de salud pública, y apunta a que son muchos los factores que llevan a él. Además, avisó de que esta clase de embarazos tiene muchas consecuencias negativas para las jóvenes y que afecta "de manera directa" a sus derechos humanos, bienestar físico y emocional e incluso al desarrollo de su familia y del país en general.

Entre las consecuencias para la salud de las mujeres, el informe alertó de que el riesgo de morbilidad asociada a complicaciones relacionadas con el embarazo, el parto y el postparto es dos veces mayor en menores de edad que en mujeres mayores de 20 años.

Imagen de archivo de una enfermera con un bebé en Michoacán, México, en 2013. (Crédito: ENRIQUE CASTRO/AFP/Getty Images)

Imagen de archivo de una enfermera con un bebé en Michoacán, México, en 2013. (Crédito: ENRIQUE CASTRO/AFP/Getty Images)

MIRA: Ecuador: Niña de 12 años violada y embarazada fue presuntamente secuestrada mientras recibía clases en su escuela; la Fiscalía investiga

Además, el riesgo de mortalidad infantil es un 50% superior en el caso de hijos de madres adolescentes en comparación con los de madres de 20 o más años. El reporte mencionó también que la OMS tiene documentado que las niñas y adolescentes embarazadas tienen mayor probabilidad de tener un parto prematuro, un hijo con bajo peso o incluso mortalidad perinatal (muerte del feto).

Por todo ello, Ipas México pidió la implantación de medidas que impacten en los terrenos de educación, salud y justicia para atajar los embarazos infantiles, sus causas y consecuencias en todos los ámbitos.