(CNN Español) – Los desajustes del libre mercado son uno de los síntomas del cambio de era económica que estamos atravesando. Cuando el economista francés Thomas Piketty lanzó en agosto de 2013 su impactante libro El Capital en el Siglo XXI, la polémica sobre la desigualdad económica que está produciéndose –especialmente en los países mas desarrollados: Estados Unidos y los de Europa– se convirtió en un tema recurrente de conversaciones y análisis.

Los países más desarrollados llevan mucho tiempo remunerando con mayor intensidad las rentas de capital que las de trabajo. De hecho, Piketty aporta una tonelada de datos al respecto en su libro. Y la consecuencia de esa medida, independientemente de que el desarrollo haya mejorado la vida de casi todos, es que se ha creado una profunda brecha entre los que más tienen y los que menos. Sobre todo, el hecho de que la clase media esté perdiendo fuerza progresivamente .

Ese es, justamente, el punto mas relevante. El libre mercado necesita sistemas democráticos y clases medias pujantes: algo que no acabamos de ver. Especialmente, en la evolución de los países más desarrollados. Allí, desde hace algún tiempo, fenómenos como el Brexit o populismos nacionalistas –del tipo de las políticas de Donald Trump en Estados Unidos– que favorecen el regreso a proteccionismos comerciales son consecuencia de que amplios sectores de la población sienten que han perdido calidad de vida, debido a la globalización y la tecnología. Y, por eso, rechazan las fórmulas tradicionales de la política y también de la organización económica. Algo que encierra un riesgo muy importante.

Es un tema profundo, pero también uno de las componentes en la base de este cambio de era económica, que estamos viviendo de la mano de las nuevas tecnologías y nuevas sensibilidades sociales y políticas. He conversado sobre ese tema en la última edición de GloboEconomía con Jose Gonzales, manging Director de GCG Advisors.

No te pierdas el programa de GloboEconomía este sábado a las 7 pm ET y el domingo a la 1:30 pm ET.