(CNN Español) - El sacerdote y excanciller del Arzobispado de Santiago de Chile Óscar Muñoz fue detenido este jueves por cinco presuntos delitos de abuso sexual reiterado y estupro, informó el fiscal de la región de O'Higgins, Emiliano Arias. Se trata del primer sacerdote en funciones en ser detenido en el país.

El Juzgado de Garantía de Rancagua formalizó el caso y decretó prisión preventiva para el sacerdote este viernes. Ahora tiene un plazo de investigación de 180 días, según informó el Poder Judicial de Chile en su cuenta de Twitter. Ésta es la "medida cautelar más gravosa que establece el Código Penal", explicó Arias a los periodistas. "Se da cuando hay antecedentes suficientes", dijo el fiscal, que aseguró que también tienen hechos que les hacen pensar que "la libertad del imputado es un peligro para la sociedad".

MIRA: El papa Francisco habla sobre la pedofilia y los abusos dentro de la Iglesia en nuevo documental

El abogado de Muñoz, Gabriel Henríquez, dijo a los periodistas que su estrategia de defensa es "colaborativa" y que aceptaron la prisión cautelar, algo que, precisó, no significa "que uno acepte como ciertos o existentes los hechos" y que estudiarán los hechos de manera profunda para "argumentar con mayor sentido aquellas circunstancias que nos parecen que no son ajustadas a la realidad".

De acuerdo con los antecedentes de la investigación, serían al menos cinco las víctimas del sacerdote y los hechos habrían tenido lugar en las ciudades de Santiago y Rancagua. Además, según el fiscal encargado, todos los cargos se encuentran vigentes, pues ocurrieron entre 2011 y 2012. El abogado, por su parte, opinó que dos de los casos han prescrito.

El sacerdote chileno Óscar Muñoz a la salida del juzgado en Rancagua tras ser detenido por presuntos abusos sexuales. (Crédito: CLAUDIO REYES/AFP/Getty Images)

El sacerdote chileno Óscar Muñoz a la salida del juzgado en Rancagua tras ser detenido por presuntos abusos sexuales. (Crédito: CLAUDIO REYES/AFP/Getty Images)

Muñoz presentó en enero de este año una autodenuncia ante el Arzobispado de Santiago. "En ella, evidentemente, se precisaron hechos que hoy fueron formalizados", dijo el abogado al respecto, señalando que Muñoz y él se "sorprendieron" por otros de los casos denunciados. Serían dos los casos que aparecen en dicha autodenuncia y que, por tanto, habrían sido admitidos por el detenido, según el abogado.

MIRA: Víctimas de abusos sexuales en Chile revelan detalles de su reunión con el papa: "Fue una experiencia tremenda"

El fiscal explicó que los cinco casos tienen factores en común y que todas las víctimas era menores de edad que fueron "atacados sexualmente". Dijo que todos los supuestos sucesos tuvieron lugar en el domicilio del sacerdote o en el de las presuntas víctimas, cuando él se quedaba al cuidado "por la confianza que él generó con las víctimas y sus familias". También dijo que entre ellos había familiares del sacerdote y que están investigando la presunta existencia de más casos.

Arias aseguró que Muñoz usaba "manipulación psicológica" entrando en la vida de los menores como "guía espiritual" y que, en el caso de la denuncia por estupro, "quebró la voluntad de la víctima entrando en su conciencia". "El agresor lo convence de que los actos no son contrarios a la sexualidad", explicó. En este caso se denuncian masturbaciones, sexo oral, penetración no consentida y presión física, además de la psicológica.

El delito "es grave en sí mismo y por ser sacerdote", explicó el fiscal, que dijo que se trata de una circunstancia agravante. Explicó que la pena probable en este caso es de un mínimo de cinco años, pero que presumiblemente será mayor por el agravante mencionado.

MIRA: El papa se disculpa por comentarios de abusos sexuales

También criticó que el imputado fue canciller en el Arzobispado, por lo que estuvo involucrado en las investigaciones sobre acusaciones previas de abusos sexuales dentro de la iglesia Católica de Chile que acabaron con la renuncia de todos los obispos del país. "Sabía cómo manejarse y asegurar su impunidad para sí y es probable que para otros", expresó.

El Arzobispado de Santiago envió un comunicado este viernes manifestando su deseo de colaborar con la justicia.

Con información y redacción de Adrián Carrasco