CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

6 cosas que debes saber sobre el arresto de Mariia Butina, la agente rusa acusada de conspirar contra EE.UU.

Por Katelyn Polantz

(CNN) — El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó este lunes a una ciudadana rusa, Mariia Butina, también conocida como María, de conspirar contra Estados Unidos como agente no registrada.

Aquí hay seis conclusiones de los documentos judiciales:

Los rusos buscaron entrar al gobierno de los EE. UU.

Butina y su mentor, Alexander Torshin, “buscaron desarrollar relaciones con políticos estadounidenses a fin de establecer líneas de comunicación privadas, o como ella las llamó, ‘back channel'”, dice una declaración jurada del FBI ante el tribunal.

“Estas líneas podrían ser utilizadas por la Federación Rusa para penetrar en el aparato nacional de toma de decisiones de Estados Unidos y beneficiar a la agenda de la Federación Rusa”.

LEE: Los espías rusos que vivían infiltrados en el corazón de Estados Unidos

Tras las elecciones de Donald Trump en 2016, ella y Torshin discutieron sus predicciones para la secretaria de estado y si eso era bueno para “nuestra gente”, según la declaración jurada.

Maria Butina, presunta espía rusa.

Hizo conexiones con el Partido Republicano y la Asociación Nacional del Rifle

Uno de los estadounidenses con quien trabajó dijo que un mes antes de las elecciones presidenciales de 2016 estaban trabajando en una línea de comunicación “MUY” privada entre el Kremlin y un partido político, a través de una organización de derechos de armas, que se cree es la Asociación Nacional del Rifle. Según documentos judiciales, Butina estuvo involucrada con un grupo armamentista ruso al que la Asociación Nacional del Rifle apoyó y se reunió con varios políticos republicanos, como lo demuestran las fotografías que llevaba consigo.

Butina y Torshin pasaron tres años persuadiendo al Partido Republicano para que fuera el aliado de Rusia. Se estaban preparando para cuando Obama y Putin ya no fueran presidentes.

LEE: Espías entre nosotros… echa un vistazo a cómo actúan

La persona estadounidense con quien estuvo en contacto en 2015 le dijo a Butina que podría ayudar a guiar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, después de que Obama y Putin dejaran la presidencia.

Esa persona aplaudió su encuentro con los estadounidenses y su asistencia a conferencias en Estados Unidos.

Dispuesta a influir en políticos estadounidenses y líderes corporativos

En 2015, Butina se reunió en privado con un candidato político. También discutió un plan para que Torshin comprara un boleto de avión destinado a un congresista estadounidense para que visitara Moscú.

Butina se reunió con los líderes de un partido político mientras era llamada “representante de la diplomacia informal” para Rusia, dice la declaración jurada.

En un momento de 2015, ella y un estadounidense discutieron un presupuesto de 125.000 dólares para su “proyecto especial”, para participar en las principales conferencias republicanas.

LEE: Una funcionaria del FBI se casó con el terrorista de ISIS al que tenía que investigar

Trató de llevar a Putin al Desayuno Nacional de Oración

Parte del trabajo de Butina en EE.UU. giró en torno a los Desayunos de Oración Nacional en 2016 y 2017.

Supuestamente, Butina planteó la posibilidad de que Vladimir Putin, presidente de Rusia, asistiera al evento en 2017. Las demandas: 15 líderes mundiales en el desayuno, y una invitación personal del presidente. El organizador del Desayuno de Oración respondió que proporcionaría 10 asientos en el evento. Putin no asistió.

Puede haber más por venir

El caso contra la agente rusa que se infiltró en el Partido Republicano puede ser más grande que solo este único arresto.

Los documentos judiciales recientemente revelados muestran que los fiscales dijeron este sábado que su investigación sobre la agente extranjera rusa tenía más de una arista.

“El gobierno continuará su investigación después de la ejecución de la orden de arresto”, escribieron los fiscales al juez. “Y la divulgación de la orden de arresto pondría en peligro la investigación, al brindar a los sujetos de la investigación la oportunidad de destruir evidencia o huir”.

Esta presentación judicial tiene una visión general de los esfuerzos de influencia rusos, similares a los que Trump negó este lunes en Helsinki.

“Moscú busca crear brechas que reduzcan la confianza en los procesos democráticos, degraden los esfuerzos de democratización, debiliten las alianzas de EE.UU. con aliados europeos, socaven las sanciones occidentales, alienten las opiniones políticas antiestadounidenses y contrarresten los esfuerzos por llevar a Ucrania y otros estados exsoviéticos a instituciones europeas”, escribió el FBI.