CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump se sorprende por las críticas tras la conferencia de prensa con Putin

Por Kevin Liptak

Washington (CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró optimista inmediatamente después de su conferencia de prensa con Vladimir Putin en Finlandia. Pero cuando regresó a Estados Unidos el lunes por la noche, su humor se había agriado considerablemente en medio de la furia sostenida por su abrazo extraordinario al líder ruso.

Ahora, sus asesores se preguntan cómo responderá a la ira incluso de sus partidarios más firmes después de ponerse de parte de Putin sobre las agencias de inteligencia estadounidenses que investigan la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Trump ofreció un reproche desafiante a sus críticos a media mañana del martes, escribiendo en Twitter: “Mientras tuve una gran reunión con la OTAN, recaudando grandes cantidades de dinero, tuve una reunión aún mejor con Vladimir Putin de Rusia”.

“Lamentablemente, no se informa de esa manera: ¡las noticias falsas se vuelven locas!”, proclamó.

Anteriormente, Trump agradeció al senador Rand Paul, un republicano de Kentucky, que había defendido a Trump en entrevistas televisivas, diciendo que había sido el centro de una “investigación partidista” sobre Rusia y que el presidente es “sensible a eso”.

Sin embargo, es improbable que la defensa propia de Trump mitigue el alboroto provocado por la conferencia de prensa del lunes.

MIRA: ¿Trazan los presidentes Putin y Trump un nuevo orden mundial?

El presidente se molestó cuando vio una cobertura negativa de la cumbre transmitida en televisión a bordo del Air Force One. Estaba claro que recibía poco apoyo, incluso de sus habituales copartidarios.

Un día después de todo, los asistentes del presidente aún se preguntan cuál será la repercusión final, incluso si algún funcionario de alto rango renunciará. Aquellos que no estaban en el viaje están esperando para informar a sus colegas sobre lo que sucedió detrás de escena. Todos están nerviosamente mirando Twitter para ver si el presidente intenta una mayor limpieza más allá de su tuit después del evento del lunes cuando dijo que tiene “GRAN confianza en MI gente de inteligencia”.