(CNN) - Netflix es un gigante que agregó "apenas" 5,2 millones de suscriptores el trimestre pasado, y todos están entrando en pánico.

La compañía de transmisión ganó alrededor de un millón de clientes menos de lo que esperaba. Ahora tiene alrededor de 130 millones de clientes en todo el mundo.

La industria de los medios se ha puesto patas arriba para luchar contra Netflix. Las compañías de cable y las salas de cine están perdiendo clientes en masa. A todos les encantaría tener el problema que Netflix tuvo el trimestre pasado.

LEE: Alto ejecutivo de Netflix deja la compañía tras usar palabra ofensiva hacia comunidad negra en EE.UU.

Sin embargo, las acciones de Netflix cayeron alrededor del 13% en operaciones posteriores a este lunes.

En una carta a sus accionistas, Netflix dijo que tuvo un segundo trimestre "fuerte, pero no estelar". ¿Qué es "no estelar" para Netflix? 384 millones de dólares en ganancias (seis veces más que hace un año), con 3.900 millones de dólares en ventas (hasta 40%).

Netflix crece y crece, pero en Wall Street esperan más y más.

Hollywood mataría por ese tipo de crecimiento. Sin embargo, las ventas no cumplieron con las expectativas de los analistas de Wall Street.

El tropiezo de este lunes trae a Netflix un poco más cerca de la Tierra después de un fenomenal primer trimestre.

En una conferencia telefónica para inversionistas este lunes, el gerente general, Reed Hastings, señaló que la compañía no había visto a los suscriptores anteriormente . Él atribuyó tales inconvenientes a una "masa en el negocio".

Parte de la razón por la cual las caídas de este lunes podrían haber afectado tanto es porque las expectativas de Wall Street son muy altas. Netflix es una acción extremadamente costosa: al cierre del mercado, cotizaba a 400 dólares por acción. Eso es alrededor de 237 veces las estimaciones de ganancias futuras de Netflix. El S&P 500 actualmente cotiza a 22 veces las ganancias, y el stock promedio de la industria de medios vale solo 14 veces las ganancias.

Algunos analistas son cada vez más cautelosos. La semana pasada, Mark Kelley, analista de Instinet, fijó un precio objetivo de 370 dólares para la compañía, señalando que estaba preocupado por el aumento en el panorama competitivo.

Eric Sheridan, analista de UBS, escribió la semana pasada que pensaba que los inversores ignoraban el riesgo de que sus rivales pudieran comerse la parte de Netflix. Redujo su precio objetivo en Netflix de 425 a 375 dólares.

LEE: Netflix fue más valioso que Disney... por un momento

En su carta a los accionistas, Netflix reconoció que espera enfrentar una mayor competencia en el futuro, incluida la de AT&T, ahora propietaria de HBO, Warner Bros. y CNN.

Disney también planifica su propio servicio de transmisión, que se espera que se lance en 2019. Está cerca de finalizar un acuerdo para los activos de estudio de cine de 21st Century Fox. Disney también heredaría la parte de Fox de Hulu si ese acuerdo se da, dándole una participación mayoritaria en ese servicio de transmisión.

"Creemos que el apetito de los consumidores por un gran contenido es amplio y que hay espacio para que múltiples partes tengan ofertas atractivas", dijo la compañía en la carta. "Nuestra estrategia es simplemente seguir mejorando, como lo hemos estado haciendo todos los años en el pasado", se comunicó.

Daniel Ives, un analista de GBH Insights, calificó el informe más reciente como un "golpe de intestino a corto plazo" en una nota de investigación publicada la noche del lunes.

Ives señaló que la falla de la compañía en las suscripciones internacionales es particularmente preocupante. Esa es el área donde Netflix está tratando de crecer más: de los 5,2 millones de suscriptores que agregó el trimestre pasado, alrededor de 4,5 millones estaban en el extranjero.

LEE: Netflix ya es parte de este exclusivo club al que pocos pueden entrar

Aún así, Ives dijo que mantendría su precio objetivo de 500 dólares por acción de la compañía.

"Si bien la reacción instintiva será claramente negativa desde la perspectiva de Wall Street, seríamos compradores de Netflix pese a ello", escribió.