CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigrantes indocumentados

EE.UU. y México han deportado más de 1.000 niños a El Salvador en 2018; el 30% de ellos regresan solos a su país, según reporte

Por CNN Español

(CNN Español) — Estados Unidos y México han deportado a más de 1.000 niños hacia El Salvador en lo que va corrido de 2018. Aunque las cifras de deportados hacia El Salvador han disminuido respecto a 2017, los retornos obligatorios a los otros países del Triángulo Norte han aumentado dramáticamente respecto a 2017, según un reporte de la Organización Mundial para las Migraciones publicado en mayo de este año.

La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) de El Salvador informó esta semana que entre enero y el 18 de julio, México ha deportado 1.141 niños, niñas y adolescentes, mientras que Estados Unidos ha deportado a 47 menores. Eso corresponde a un descenso del 24% en las deportaciones respecto al mismo periodo de tiempo de 2017. Entre el 1 de enero y el 18 de julio de 2018 fueron retornados 1.194 menores salvadoreños a su país, mientras que en el mismo periodo de 2017, lo hicieron 1.577.

Un 70% de los niños regresa acompañado, mientras que el 30% de ellos regresan solos a El Salvador, según las autoridades migratorias de El Salvador.

Los números de 2017 fueron de 1.423 y 150, respectivamente. Desde otros países que no fueron especificados por las autoridades han sido deportados 6 niños en 2018, mientras que en 2017 fueron 4, según la DGME.

Foto de archivo. Un grupo de niños de Centroamérica fueron deportados el 14 de julio de 2014 tras intentar cruzar ilegalmente la frontera de México con Estados Unidos. (Crédito: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images)

Las deportaciones en general desde México y Estados Unidos también vieron una disminución del 16% en los primeros meses de 2018, cuando 13.257 salvadoreños fueron deportados desde esos dos países. En 2017 la cifra en el mismo periodo fue de 15.908. La cantidad de salvadoreños deportados de otros países —que la autoridad de migración no especificó— pasó de 24 en los primeros meses de 2017 a 66 en lo que va corrido de 2018.

Las autoridades migratorias de El Salvador reportaron seis casos de padres salvadoreños separados de sus hijos “producto de la política Tolerancia Cero que implementa el Gobierno del presidente Trump”, dice un comunicado.

Según Evelyn Marroquín, directora general de Migración y Extranjería, menos salvadoreños se han aventurado a salir de su país por diversos factores, entre ellos la política de Tolerancia Cero a inmigrantes del gobierno de Estados Unidos y también a las campañas de prevención e información que se adelantan en el país sobre los riesgos que conlleva el proceso de inmigración, dice un comunicado de la DGME.

Aumentan las deportaciones al Triángulo Norte

Aunque la tendencia para el Salvador es a la baja, las cifras de deportaciones hacia Guatemala y Honduras muestran un comportamiento contrario.

Cifras de la Organización Internacional para las Migraciones para el Triángulo Norte, una región azotada por las violencia de las pandillas, muestran que entre enero y mayo de 2018 las deportaciones desde Estados Unidos y México a El Salvador, Guatemala y Honduras aumentaron en un 42,8% respecto a 2017. El Salvador tuvo una disminución del 22,7%, mientras que en Honduras aumentaron las deportaciones desde el norte en un 54,5% y en Guatemala, en un 69,3%.

De los 80.468 centroamericanos deportados en los cinco primeros meses de 2018, 52,5% fueron devueltos desde México, 47,7% desde Estados Unidos y el 0.1% llegaron de otros países que el informe no especifica.

En ese lapso de tiempo las deportaciones desde EE.UU. hacia Centroamérica aumentaron en un 34,4% respecto a 2017, y desde México aumentaron en un 51% respecto al año anterior, según el reporte de mayo de la OIM sobre migraciones.